Parejas, relaciones e Internet: todo es posible

Parejas, relaciones e Internet: todo es posible

“De todos los medios de comunicación, en este mundo tan codificado con Internet y otras navegaciones, yo sigo prefiriendo el viejo beso artesanal que desde siempre comunica tanto”. Mario Benedetti.

Este es un especial para aquellos que creen en el amor, que no lo cuestionan y no temen a las mediaciones. Aquellos que saben que la pantalla no miente y que los emoticones en el chat son reflejo de lo que suscitan.

Este también es un especial para aquellos que no creen en el amor, o por lo menos no en el que usa un computador como intermediario. Ellos verán algunos ejemplos de cómo Internet ayuda a la creación de nuevas formas de ser y sentir, solos o en pareja, y de cómo al final también puede traer la soledad que le queda a quien busca y nunca queda satisfecho.

Las relaciones humanas son tan complejas e inexplicables que mal haríamos en intentar definirlas, pero de lo que sí estamos seguros es que la era digital las ha transformado; algunos dirán que para bien, otros las atacarán, pero lo cierto es que las relaciones y las parejas hoy tienen nuevas connotaciones gracias a Internet.

¿Recuerda cómo fueron sus primeros romances? Para los migrantes digitales la historia estará llena de cines, rosas, bailes y un grato recuerdo de algunos encuentros sexuales; para los nativos digitales (o todos los que hoy tenemos un perfil en redes sociales o usamos un teléfono inteligente) tal vez las memorias incluyan una pantalla de por medio.

En Internet se establecen relaciones, todo tipo de ellas. La combinación entre anonimato y libre acceso a casi cualquier contenido se convierte en la fórmula mágica para desatar el deseo por explorar y experimentar aquello que consciente o inconscientemente nos llama la atención.

De acuerdo con Aaron Ben Ze’ev, autor de ‘Amor online: emociones en Internet’, texto hoy célebre en los estudios sobre relaciones en la era digital, en Internet son posibles cuatro tipos de relaciones, como lo reseña ‘El surgimiento de las relaciones de pareja en Internet’:

  • Comunicación uno a uno o grupal,
  • Interacción con personas reales o mezcladas con la fantasía,
  • Interacción con personas anónimas o identificadas,
  • Comunicación sincrónica o asincrónica.

Entre ellas, las posibilidades son amplias y las esferas en las que se pueden desarrollar son tan amplias como los intereses humanos.

Aparecen los juegos de rol con o sin fines sentimentales o sexuales, las salas de chat, el mismo Facebook y hasta los sitios especializados en disimular infidelidades; los lugares de encuentro para conocer, conversar y hasta consumar una relación se trasladan del mundo físico al digital y, sin reemplazarlos, logran generar oportunidades que de otra manera podrían resultar imposibles.

Pero ¿qué es lo que atrae tanto de Internet como medio para la interacción? Para algunos es el anonimato, para otros la posibilidad de explorar lo que de otro modo no conocerían o no confesarían, también es medio para quienes por condiciones especiales no podrían salir de casa y conocer a alguien y hasta para otros es una forma de encontrar la pareja perfecta, eligiendo del amplio catálogo que pareciera estar disponible en la red.

En Internet hay de todo (como en botica), pero esta amplitud supone tanto beneficios como riesgos. Víctimas de trata de blancas, parejas traicionadas y miles de corazones rotos circulan por la web, algunos con la esperanza de encontrar una nueva página de citas en la que aparecerá su alma gemela, y otros con la desazón de quien busca sabiendo que no encontrará lo que espera.

Nuestros contenidos especiales de este mes presentan un panorama de cómo la tecnología se pone al servicio de las parejas y las relaciones, y sin ningún prejuicio moral intentamos acercarnos a cada una de las temáticas que abordadas.

Al final lo que importa es mantener un comportamiento ético, es decir, acorde con los propios principios, atendiendo límites autoimpuestos y haciendo un voto por la integridad física, mental y emocional de quienes se vean involucrados en cualquier tipo de relación digital.

¿Cree que Internet cambió la forma en que nos relacionamos? Conozca nuestros contenidos especiales sobre ‘Parejas, relaciones e Internet’ y saque sus propias conclusiones.

Visto 5181 veces
Adriana Molano

@amolanor

Diectora de contenidos
Corporación Colombia Digital

Especialista en Comunicación y Cultura de FLACSO; estratega de comunicación para proyectos de apropiación tecnológica en áreas empresariales, sociales y culturales. Es Asesora de Comunicaciones y Contenidos para distintos proyectos de la Corporación Colombia Digital.