Web 2.0: una década de cambios en línea

Valora este artículo
(2 votos)

Internet pasó de ser un espacio para buscar información a ser una plataforma multifuncional en la que los usuarios son los protagonistas.

El término "Web 2.0" comenzó a ser utilizado en 2004, una época en la que Internet estaba tomando gran fuerza en muchas partes del mundo, había logrado una evolución y los términos que se creaban en torno a esta tendencia se iban adaptando al lenguaje de las personas. Sin embargo se cree que la expresión fue utilizada por primera vez en 1999 por Darcy DiNucci en 'Fragmented Future' ('La fragmentación del futuro').

Dadas las herramientas que se estaban creando para utilizar Internet, al mismo tiempo se propiciaba una mayor interacción entre los internautas. En ese sentido, empezó a desplegarse un fenómeno que se apropiaba de los usuarios y que los motivaba a generar una participación colectiva, a compartir información y a crear el trabajo colaborativo. Inicialmente las redes se formaban con personas cercanas, es decir, familiares, amigos, colegas, etc., pero gracias a las mismas aplicaciones web, esas redes se fueron ampliando poco a poco, trascendiendo a la posibilidad de conectarse con personas de otros países.

{quote}

A partir de esta nueva era en Internet, comenzaron a aparecer las comunidades web, las cuales se conformaban (y aún) principalmente por usuarios con intereses en común y otros aspectos tales como el idioma, la edad y la cultura, esto se llegó a conocer como la 'blogosfera'.

Así fue cuando nacieron los blogs. Una persona que tuviera cierto conocimiento podía compartirlo con otros, independiente del lugar en el que se encontrara y a su vez recibir una retroalimentación. Esto fue más o menos en 1994 y según el sitio Ecbloguer, se disputan el título de "primer bloguero" entre Jorn Barger, Tim Berners-Lee, Justin Hall y Dave Winner. Aunque años después fue cuando comenzó a popularizarse el término, permitiendo que cualquier persona pudiera escribir en la Red.

Después de esto comenzaron a prosperar las wikis, aquellas plataformas para ingresar contenido y en donde, a su vez, otros usuarios podían modificar la información. Tales sitios web se convirtieron en un espacio colaborativo, virtual, rápido y sencillo de manejar, ello facilitó que en 2001 se creara la enciclopedia colectiva más conocida en el mundo: Wikipedia. Según su propia reseña, actualmente tiene más de 37 millones de artículos en 284 idiomas, entre los que se incluyen algunos que son muy poco usados o conocidos como el retorrománico, zeeuws, waray y uzbeko.

Siguiente a esto aparecieron las redes sociales. En 2004 nació Facebook y fue la primera plataforma social que se hizo popular, sin embargo años anteriores ya se habían creado este tipo de espacios en los que las personas podían subir contenidos. La primera fue GeoCities (1994 era de Yahoo!) y los usuarios podían crear su propia página web en uno de los "barrios" que tenían nombres de ciudades reales. Luego, en 1995, apareció The Globe, una comunidad en línea que daba la posibilidad personalizar la experiencia del internauta permitiéndole publicar sus propios contenidos e interactuar con otros. Dos años más tarde, aparece Sixdegrees.com, una web en la que se podía crear un perfil, tener una lista de contactos, enviar mensajes a esos contactos y ver si estaban conectados.

Cada una de estas plataformas conjugaban en su razón de ser algo en común: los internautas dejaron de ser espectadores pasivos de la información que unos pocos les podían proporcionar, pasando a la producción y el intercambio de contenidos, incluyendo texto, imagen, sonido y la misma interacción con otros usuarios. Eso sin contar el estilo de las páginas web, que pasaron de tener texto plano e imágenes estáticas a diversidad de fuentes tipográficas, imágenes animadas, videos y audio, gracias a lenguajes de programación como XHTML, Javascript y CSS.

Nuevos espacios de participación

Con todos estos cambios y el surgimiento de nuevas plataformas se fueron creando espacios de participación que resultaron de gran ayuda en diferentes ámbitos, como por ejemplo, en la educación permitió que los estudiantes tuvieran más opciones para buscar información sobre un determinado tema, quienes anteriormente debían desplazarse a las bibliotecas físicas o acceder a Encarta, la primera enciclopedia multimedia que existió. Fue creada por Microsoft en 1993 y desapareció en 1999. En su momento fue una buena herramienta, logrando convertirse en líder y pionera en el mercado, pero la información era muy limitada y era manejada solo por los desarrolladores.

Los RSS (Really Simple Syndication) también emergieron de la Web 2.0, ayudando a distribuir contenidos actualizados de los sitios web a aquellos usuarios suscritos a la fuente de contenidos. Finalmente, una de las actividades que más se realizan actualmente, es el intercambio de contenido multimedia, que se basa en el almacenamiento y la compartición de videos, fotografías y podcasts.

¿Qué sería de todo esto sin el desarrollo de las aplicaciones?

Gracias a las nuevas tecnologías se pasó del software de escritorio a las plataformas web y móviles, aprovechando la practicidad y rapidez de los navegadores y la independencia frente a un servidor web.

La Web 2.0 se reconoce por la participación activa de los usuarios, la llegada de una nueva generación tecnológica y miles de aplicaciones móviles y web interactivas. No en vano, la revista TIME nos brindó un homenaje en su portada del 2006 a todos los usuarios de la Web eligiéndonos como los personajes del año debido a la nueva era de la información en Internet.

Y así la Web está en una constante evolución, donde incluso actualmente se escucha de la Web 3.0 (y hasta han llegado a especular sobre la Web 4.0), de la cual se dice que nació con la "Data Web" y la Inteligencia Artificial. De acuerdo con la publicación 'De la Web 2.0 a la 3.0: antecedentes y consecuencias de la actitud e intención de uso de las redes sociales en la web semántica': "la Web 3.0 marca los principios para crear una base de conocimiento e información semántica y cualitativa. Se pretenden con ello, almacenar las preferencias de los usuarios (gustos, costumbres, conectividad, interactividad, usabilidad, etc.) y al mismo tiempo, combinándolas con los contenidos existentes en redes sociales e internet móvil, y entre otros, poder atender de forma más precisa las demandas de información y facilitar la accesibilidad a los contenidos digitales, proporcionando con ello, una herramienta esencial para la aceptación, adopción, flujo y funcionalidad de la publicidad de la empresa con el objetivo de fidelizar al usuario con las marcas que se presentan en la red".

Una década de cambios, eso fue lo que trajo la Web 2.0 y a sus diez años, Colombia Digital se une para celebrar las transformaciones que hemos palpado como usuarios y productores de información. Una revolución digital que ha marcado al siglo XXI, por ello, en este especial de contenidos les compartimos un compilado de artículos sobre los momentos más representativos de esta nueva Web y cómo modificó los modelos de negocio, la educación, la comunicación y forma de compartir contenidos. 

Los invitamos a leer el especial completo y hacer parte de esta celebración.

 

Web-20 una-decada-de-cambios-cambios

Visto 1512 veces
Mayra González

Productora de contenidos
Corporación Colombia Digital