Por un Internet libre y democrático

Por un Internet libre y democrático

Tres proyectos de nuestro continente que trabajan por la promoción de Internet como derecho humano.

Internet es hoy visto como parte del grueso de los derechos humanos, no solo por la facilidad de acceso y difusión de información (entrelazados a la libertad de expresión), sino también por el potencial educativo y político con que cuenta la red mundial.

Desde esta perspectiva, distintas organizaciones trabajan por visibilizar el papel transformador de Internet en las sociedades contemporáneas y por promover un gobierno de la red acorde con los principios rectores de la democracia.

A continuación presentamos tres organizaciones con sede en Norte y Sur América, que participaron de la conferencia internacional ‘Derechos Humanos en la era digital’, organizada en Bogotá el mes de julio, con el propósito de pensar el Internet al que todos tenemos derecho.

 

Centro para la Ley y la Democracia – Canadá

“Creemos en un mundo en el que el profundo respeto a los derechos humanos subyace en una democracia participativa en todos los niveles”.

 

El Centro para la Ley y la Democracia “trabaja para promover, proteger y desarrollar los derechos humanos que sirven de base a favor de la democracia, incluyendo el derecho a la libertad de expresión, a votar y a participar en el gobierno, al acceso a la información y a la libertad de reunión y de asociación”.

Uno de los trabajos más destacados del Centro ha sido la ‘Evaluación de Internet desde el enfoque de los Derechos Humanos’, donde sientan las bases para que gobiernos y sociedad civil orienten sus propuestas legislativas entendiendo el acceso y la libre circulación de la información y el conocimiento a través de la red global como derecho humano.

“Internet se ha convertido rápidamente en el medio más dinámico e importante para el discurso moderno y la libertad de expresión en la mayoría de países de todo el mundo. Los Estados se enfrentan al reto de reformar sus leyes para mantener el ritmo de la revolución digital, mientras que la sociedad civil se enfrenta al reto de garantizar la adaptación adecuada de los principios que se desarrollaron en un mundo fuera de línea para los nuevos contextos en línea”, señala el CLD.

 

 

Access – Estados Unidos

“Mobilización por la libertad digital global”.

Access es una ONG de derechos humanos que defiende y extiende los derechos de los internautas en riesgo alrededor del mundo, donde, entre otros, se lideran iniciativas de Debido Proceso Digital, que busca proteger el derecho a la justicia procesal en los espacios digitales.

Fundada en 2009, Access “proporciona liderazgo intelectual y recomendaciones políticas prácticas en el campo más amplio de la libertad en Internet, y con base a esa experiencia dinamiza su movimiento global de ciudadanos frente a la campaña por una Internet abierta y accesible a todos”.

El Movimiento Global Access para la Libertad Digital es un proyecto conformado por usuarios de Internet en todo el mundo, quienes trabajan por conocer a profundidad el estado de sus deberes y derechos en el ciberespacio, y difundir la mayor cantidad de información posible en sus comunidades para la toma de decisiones acertadas en materia de legislación informática.

“Para asegurarse de que el cambio se produce a nivel institucional, conectamos activistas digitales con los de la industria de la tecnología, la academia y el gobierno, para que juntos podamos influir en los tomadores de decisiones en las cuestiones clave de la gobernanza de Internet”, señala la presentación del proyecto.

 

 

Asociación de Derechos Civiles – Argentina

“En defensa de los derechos fundamentales y las instituciones democráticas”.

Fundada en 1995 con el propósito de “contribuir a afianzar una cultura jurídica e institucional que garantice los derechos fundamentales de las personas, sustentada en el respeto por la Constitución y los valores democráticos”, la Asociación de Derechos Civiles promueve desde la Argentina y para toda América Latina, promueve la Iniciativa por la Libertad de Expresión en Internet.

Su metodología de trabajo incluye litigio, monitoreo, formulación de propuestas y capacitaciones en torno a materias jurídicas y en el caso particular de Internet, desarrolla en asocio con el Centro de Estudios en Libertad de Expresión y Acceso a la Información de la Facultad de Derecho de la Universidad de Palermo, un ‘Curso sobre aspectos regulatorios de Internet’.

“Nosotros creemos que Internet abrió y sigue abriendo grandes oportunidades para multiplicar la cantidad de voces, y para multiplicar las expresiones a través de nuevas plataformas y nuevos medios. Pero para eso es necesario que exista un contexto favorable en el cual se impidan las restricciones indebidas al flujo libre de circulación de informaciones y opiniones. Esto nos obliga a dos cosas: por un lado, a garantizar la aplicación y la correcta interpretación de los principios que ya existen en nuestro sistema constitucional y en nuestro sistema de derechos humanos en materia de libertad de expresión y de acceso a la información; y, por otra parte, a pensar cuáles son las políticas públicas y las legislaciones que tenemos que impulsar para asegurar esta amplia posibilidad de circulación de expresiones en Internet”, señala Eleonora Rabinovich, del equipo de ADC en la apertura de la conferencia ‘Desafíos para la libertad de expresión en Internet’.

 

 

 

*La información publicada por Colombia Digital corresponde a la suministrada por las fuentes primarias y se pone en conocimiento del público con el objetivo de promover el uso y apropiación de las TIC en el país

Visto 3620 veces
Adriana Molano

@amolanor

Diectora de contenidos
Corporación Colombia Digital

Especialista en Comunicación y Cultura de FLACSO; estratega de comunicación para proyectos de apropiación tecnológica en áreas empresariales, sociales y culturales. Es Asesora de Comunicaciones y Contenidos para distintos proyectos de la Corporación Colombia Digital.