¿Cómo obtener empleo? Las redes sociales una ventana abierta

¿Cómo obtener empleo? Las redes sociales una ventana abierta

Ella ni siquiera era una amante de la tecnología.

Su rutina laboral diaria se resumía en redactar cartas y comunicados internos, contestar más de 20 llamadas al día, escribir informes, apoyar la contabilidad, entre otras cosas. Acababa de graduarse como Profesional en Relaciones Internacionales y llevaba trabajando como Asistente de Dirección Comercial hacía unos seis meses.

Empezó haciendo sus prácticas en esa empresa de Asesoría en Comunicaciones. Cuando aceptó el cargo, se mentalizó que no se quedaría en ese puesto. "Era demostrar todo mi potencial y darme a conocer no con palabras, sino con hechos... la proactividad se convirtió en mi mejor habilidad".

Ella es Silvana Herrera Sandoval, una barranquillera de 22 años que brilló durante toda su carrera de pregrado como una de las alumnas más destacadas del programa de Relaciones Internacionales de la Universidad Autónoma del Caribe. Tenía claro una cosa: aprender lo que más pudiera fuera y dentro del aula de clases, pero también en su entorno laboral. Terminado el tiempo de las prácticas, fue contratada en la empresa en el mismo cargo.

"Se trata de motivación, de compromiso y de paciencia. Estoy buscando las oportunidades, no espero a que ellas lleguen a mí, no creo en esa mentalidad conformista y de eterna espera. Si las oportunidades nos buscaran, no habrían tantos profesionales frustrados... y yo conozco a muchos".

Silvana, con apenas seis meses de contratada en Sinergia Comunicaciones está 'que tira la toalla'. Siente que sus días se convirtieron en una monotonía que de a poco le está consumiendo sus sueños. Pero eso de que "las oportunidades no llegan, sino que se buscan", le terminó por dar una de las mayores lecciones de vida.

"Yo no me considero una persona amante de la tecnología, pero sí tengo muchos amigos 'geeks' y cacharreros. De tanto andar con ellos, me terminé contagiando de sus gustos y uno de ellos fue las redes sociales, he descubierto una gran utilidad en ellas y vaya lo que me ha sorprendido encontrar".

De acuerdo a su edad, Silvana podría ser una nativa digital, pero no. Fue una cuestión de elección y de intereses. Sabe lo que pasa en el mundo gracias al auge de Internet, conoce sobre las últimas tendencias, pero no está metida cien por ciento en ese universo tecnológico. "Tengo un Samsung SIV, pero no le tengo plan de datos... creo que es más sano así, de lo contrario, me pasaría lo que a todo el mundo con el síndrome de la conexión permanente".

 

De las redes sociales al megatrabajo

Entre las muchas búsquedas y rastreos de información que Silvana hacía a diario, se topó con un artículo sobre cómo aprovechar estas plataformas para encontrar empleo. "Fue el hallazgo de un tesoro. Las redes sociales se convirtieron en mi vitrina profesional". Abrió una cuenta en LinkedIn, dejó de ser tan sentimental en Twitter y empezó a compartir información ligada a su perfil profesional. Empezó a sacarle el jugo a las redes sociales y a intensificar la búsqueda de una mejor oportunidad laboral basada en sus intereses, habilidades y competencias. Su hoja de vida dejó de ser aquella convencional carpeta guardada en un Dropbox y le dio vida a través de las herramientas online.

Los usuarios están encontrando en las redes sociales una vitrina para darse a conocer en el mundo laboral. Los llamados nativos digitales y jóvenes Millennials tienen 'la sartén por el mango', y entre ensayo y error saben que más allá de postear estados y compartir información y videos curiosos en sus comunidades online, también hay espacio para construirse una reputación online que los ayude en la búsqueda de trabajo.

Las nuevas tecnologías han transformado hasta la forma y el medio de presentar el perfil profesional de las personas y Silvana lo descubrió por pura suerte. Nadie se lo dijo, simplemente se encontró con un artículo web que le dio las luces. Hoy vive en Bogotá y hace dos meses está trabajando en una Fundación en el área de Gestión de Proyectos. Aplicó a la oferta en uno de los portales de búsqueda de empleo y al poco tiempo fue contactada por el área de Recursos Humanos. Ni siquiera es una 'geek' o fanática de la tecnología, pero supo aprovechar las ventajas que ofrecen las redes sociales. Esta vez, la oportunidad llegó a ella cuando ni siquiera la estaba esperando.

 

Lo dicen las cifras

De acuerdo con la Encuesta de Reclutamiento Social - Jobvite, en Linkedin el 87% de las empresas usa esta red como fuente de reclutamiento y de ellos un 94.5% ha realizado contrataciones exitosas. En Facebook, del 55% que lo usa para reclutar personal, el 24.2% ha realizado contrataciones. Por el lado de Twitter, del 47% solo el 15.9% ha realizado contrataciones.

Las redes sociales demuestran que van más allá del cotorreo y en definitiva son útiles no solo para compartir información, sino también para movilizar, concientizar a la sociedad y encontrar empleo. En Estados Unidos, las prácticas de reclutamiento y contratación se han trasladado a las redes sociales. En 2012 hubo un incremento del 31% en el reclutamiento, y para 2013 creció un 42%.

Las tecnologías de la información llegaron para transformar múltiples campos profesionales, sociales y culturales. Es un hecho, que los modelos de reclutamiento de personal, así como de capacitación, hoy en día se apoyan en los recursos digitales y en redes como LinkedIn, siendo esta una de las primeras opciones de los captadores y reclutadores; así lo reveló la encuesta de Jobvite, donde el 93% de los encuestados afirmó usar esta plataforma para la búsqueda de profesionales.

Atrás están quedando las hojas de vida físicas y las ofertas laborales que se anuncian en los clasificados.

Artículos de interés: Búsqueda de empleo a través de las redes sociales
Empleo juvenil y competencia digitales

Visto 5214 veces
Eliana Álvarez

Asesora
Corporación Colombia Digital