Trabajadores más productivos, gracias a los avances de la tecnología

La conectividad, las habilidades tecnológicas y la facilidad de acceder a la información en ‘La Nube’ impulsan nuevas tendencias en el mercado laboral. Las personas son cada vez más productivas y menos dependientes de los espacios físicos.>

Aunque suene difícil de creer, la tecnología ha provocado un giro de 180 grados en el mundo laboral. Las personas son cada vez más activas y proactivas y, sin proponérselo, trabajan muchas más horas del horario habitual.

Así lo revelan varias encuestas aplicadas internacionalmente, en las que se evidencia una creciente tendencia hacia el teletrabajo, un modelo que les permite a las personas estar más conectadas con su actividad profesional, sin estar necesariamente en la oficina desde las 8 de la mañana hasta las 6 de la tarde y beneficia a las empresas al reducir los costos operativos en las empresas y disponer del conocimiento y compromiso de los trabajadores por mucho más tiempo.

Una encuesta realizada en Argentina por la consultora Jobing con 200 teletrabajadores activos y sus supervisores, muestra que gracias a la tecnología que permite el teletrabajo, se ha reducido en un 74% la fuga de talentos en las empresas, ya que las nuevas generaciones prefieren cada vez más esta modalidad, por encima del nivel salarial.

Esto se ratifica con una reciente investigación realizada por las firmas Dell e Intel en once países, de la mano de la agencia de investigación de mercados TNS Research, en la que se identificaron siete nuevas tendencias laborales alrededor de las TIC.

trabajadores-productivosLa primera de ellas es el aumento de la productividad medida en resultados y no en horas. La conclusión del estudio, es que los avances en TIC permiten entregar cada vez más rápido y de mejor manera las tareas. Los empleados se conectan en cualquier momento y desde cualquier lugar, permitiendo una mayor flexibilidad de tiempo y como consecuencia de esto, las medidas tradicionales de productividad, como el número de horas laboradas, ya no resultan ideales para evaluar el desempeño del trabajador moderno.

La segunda conclusión es que los rápidos avances en tecnología demandan una nueva generación de Jefes de Informática que integren desarrollos tecnológicos en las organizaciones y no sólo se centren en solucionar problemas con el sistema y los computadores. Esto, necesariamente, estimula la creatividad, la competitividad y la capacidad de reacción frente a las nuevas exigencias del mercado laboral.

Conectividad

Una tercera tendencia gira en torno a la conectividad. Según el reporte de Dell e Intel, para la nueva fuerza laboral, la conectividad se vuelve un factor clave. La elección de dispositivos se convierte en una decisión personal, ya que la movilidad y el cambio a ‘La Nube’ brindan más opciones de acceso al mundo digital. Asimismo, la facilidad de uso de los dispositivos ayudará a la democratización de las fuerzas laborales a nivel global.

Teniendo en cuenta que la movilidad permite a las empresas bajar costos y lograr una mayor productividad, IDC estima que la población mundial de trabajadores móviles podría aumentar de casi 920 millones en 2008 a más de 1,2 mil millones en 2013, lo que representa casi 35% de la fuerza laboral en todo el mundo.

Trabajo en equipo

La cuarta tendencia que descubren los estudios está en la participación colectiva o el trabajo en equipo, pues las herramientas en línea y la información en ‘La Nube’ permiten la distribución de tareas que luego se unen para el desarrollo de grandes proyectos. En este punto también es fundamental la virtualización, pero es necesario que existan normas de gestión y herramientas implementadas para asegurar que las organizaciones no dejen de hacer frente a la proliferación de servidores virtuales.

En esta misma línea está la demanda por tecnologías más flexibles y amigables, que ayuden a los ejecutivos a mejorar la productividad y seguridad, independientemente de los equipos que se utilicen.

Seguridad

A pesar de estas tendencias, existen dos preocupaciones por parte de los empleados, que en muchos casos se convierten en una limitante para el teletrabajo, que en muchas ocasiones puede ser interpretada como desconfianza hacia el trabajador.

Es por esto que se han generado una sexta tendencia hacia el desarrollo de plataformas que permitan mantener la integralidad de la información sin comprometer la seguridad de los datos. Junto a esto, están los manuales corporativos, donde se establezcan reglas claras y simples, que promuevan el compromiso de los trabajadores, bajo una percepción de confianza y libertad para la creatividad.

Innovación

Por último, y como séptima tendencia, las empresas tendrán que encontrar una manera de superar y apoyar nuevas ideas para aprovechar las ventajas del teletrabajo. Esto implica profundizar en las investigaciones, capacitar al recurso humano y generar nuevas soluciones de infraestructura para garantizar la flexibilidad en temas de control y seguridad que las empresas y trabajadores requieren hoy en día.

Visto 10367 veces
Adriana Camargo Gantiva

Asesora
Corporación Colombia Digital