Todos quieren estar en la nube

Según la consultora Gartner, los ingresos globales por concepto de servicios de computación en la nube pasarán de US$58.600 millones registrados en el 2009 a US$148.800 millones para el 2014.

 

Hace 12 años Aviatur tenía 600 trabajadores distribuidos en diversas sedes, manejaba alrededor de 14 proyectos en diferentes sectores de la economía, contaba con grandes y pesados servidores de cómputo en cada una de las sucursales y manejaba la información de manera independiente a través de plataformas y software diseñados para cada necesidad.

El crecimiento de la compañía, que hoy cuenta con 4.000 empleados directos y 28 proyectos distribuidos  en las áreas de turismo, manejo de carga, operaciones en parques naturales, salud (AVIA Salud Viajeros) seguros y hasta manejo de información de puntos para tarjetas de crédito, obligó a pensar en un sistema centralizado que permitiera acceder de manera remota al sistema, monitorear los procesos y hacer mucho más eficientes las operaciones de la compañía.

“Entre 2007 y 2008 las sedes comenzaron a quedarse pequeñas para el tamaño del negocio. Tocó dividir la administración central en diferentes componentes, con lo cual se generó un problema adicional: ¿Quién y cómo debería contestar el teléfono? Claramente se requería una estrategia de comunicación correcta y alineada con el negocio para seguir el proceso de crecimiento”, recuerda Didier Morales, director de Telecomunicaciones de Aviatur.

En ese momento, ‘La Nube’ comenzaba a sonar con mayor fuerza y se perfilaba como la solución perfecta para empresas que, como Aviatur, experimentaban un proceso de expansión que necesariamente demandaba mayor  tecnología, ancho de banda, conectividad y espacio para el archivo y manejo de los documentos.

todos-quieren-la-nubeAl mismo tiempo, se hizo un estudio para identificar las prioridades y  se encontró que las líneas permanecían ocupadas porque el  70% de las llamadas provenían de las sucursales de Aviatur para indagar por diversos temas, lo que reducía la capacidad para atender a los clientes y acceder a las oportunidades de negocio.

Bajo este panorama, la compañía decidió apoyarse en Cisco System para la implementación de un sistema en la nube. Hoy, todo el personal de la compañía está integrado (a pesar de estar dividido geográficamente) y se ganó espacio físico en las oficinas porque los grandes servidores fueron reemplazados por claves de fácil administración en ‘La Nube’.

Como Aviatur, ya son muchas compañías las que han migrado a los servicios de computación en ‘La Nube’ que para el 2013 estima una facturación por US$44.200 millones de dólares, según la investigadora de mercados IDC, que a su vez pronostica que un 10% de la inversión total en tecnología de información estará orientada al desarrollo de negocios en ‘La Nube’ para ese mismo año.

Las investigaciones realizadas por Forest Resources corroboran esta predicción.  “En 2010 se destinaron US$40.000 millones en tecnología enfocada al Cloud Computing, más conocida como ‘La Nube’ y se estima que para el 2020 la cifra podría superar los US$241.000 millones”, dice el análisis.

De hecho, IBM ha invertido en los últimos tres años más de US$3.000 millones en la compra de equipos y en la puesta en marcha de sistemas que permitan ofrecer más servicios en ‘La Nube’ en Colombia.

Compañías como ETB, Telefónica y Une, entre otras, también han implementado propuestas comerciales dirigidas a usuarios finales y a pequeñas y medianas empresas, mediante alianzas con proveedores como Google, Microsoft y Cisco.

Un indicador del impacto que tendrá este esquema en el mundo lo tiene la consultora Axios, que revela que en el Reino Unido siete de cada 10 compañías están planeando usar ‘La Nube’ para realizar sus negocios. Colombia no es ajena a esta realidad, pues aunque no hay cifras que muestren el número de empresas que utilizan este esquema, la percepción de las proveedores de servicio es que la demanda está creciendo a pasos agigantados.


Ahorro a corto y mediano plazo

Para Didier Morales, las empresas que decidan dar el salto a la nube, a través de la convergencia de soluciones, pueden lograr un aumento en su capacidad de almacenamiento de datos, reducir el tiempo de administración y disminuir el costo en el pago de servicios.

Muestra de ello, es que Aviatur pasó de pagar $4.500 millones anuales en líneas telefónicas a 200 millones de pesos cada año, desde que decidió centralizar sus operaciones en La Nube. “Todos los ejecutivos están conectados y tienen acceso fácil y rápido a la información, sin necesidad de congestionar las líneas telefónicas”, agrega Morales.

Esto ha sido posible porque ‘La nube’, en términos sencillos, es un servicio compartido y estándar que permite a las empresas tener todas sus aplicaciones en un centro de datos remoto gestionado por un tercero y al que las firmas acceden vía internet.

Las Pymes serán, a largo plazo, una de las grandes beneficiadas porque en vez de adquirir paquetes de software, licencias y servidores, sólo deberán pagar mensual o anualmente por los servicios que demandan, lo que supone un cambio trascendental en los modelos de negocios de muchas compañías tecnológicas.

La gran preocupación alrededor de este tema se basa en la seguridad, un concepto que las grandes multinacionales tienen muy claro y para el cual están haciendo grandes apuestas que permitan generar confianza y promover ‘La Nube’ como el futuro para mejorar las comunicaciones, eficiencia y productividad en todas las compañías. El tiempo se encargará de mostrar el verdadero impacto de esta gran revolución.



Visto 7596 veces
Adriana Camargo Gantiva

Asesora
Corporación Colombia Digital