El encantador negocio de la fotografía digital

El encantador negocio de la fotografía digital

Atrás quedaron los rollos de 12, 24 y 36 fotos; los laboratorios oscuros para el revelado; las fotos instantáneas de papel y los álbumes tradicionales para guardar recuerdos. Los retos son cada día más grandes para los empresarios que le apuestan a esta industria.

Hasta hace dos décadas, Nikon, Canon, Kodak, Foto Japón y Fujifilm, entre otras compañías dedicadas a la fotografía, no se imaginaban el gran giro que daría el negocio fotográfico y que los pondría al filo de una dura batalla para demostrar quién es quién en el negocio y tratar de sobrevivir ante los nuevos desafíos que trae cada día.

Pero las ‘movidas’ hechas recientemente por Canon, Nikon y Panasonic, dan cuenta de esta realidad y del interés que tienen las compañías por mantenerse cerca del público, demostrándole que siempre habrá mejores opciones para capturar y guardar los recuerdos fotográficos.

fotozoom-columnaBajo este convencimiento, Canon Latin America inauguró el pasado 15 de septiembre la primera tienda Canon en Colombia, donde exhibe un completo portafolio de cámaras digitales que, además, están al alcance del público para explorar e indagar. En el lugar, también hay asesores capacitados para despejar las dudas y brindar información sobre el tema.

La tienda está ubicada en Bogotá, junto a un Foto Japón que está en la esquina de la calle 72 con carrera novena, donde también hay exhibición de cámaras digitales, servicio de impresión de fotos y otro tipo de dispositivos para la impresión y almacenamiento de fotos.

Mientras tanto, Nikon ultimaba los detalles para el lanzamiento de la primera cámara profesional que reemplaza el espejo por sensores internos, lo cual permite la fabricación de cámaras más potentes y profesionales, pero a la vez más pequeñas y compactas que las tradicionales.

Panasonic no se quedó atrás y presentó en Europa una cámara de estudio de alta definición, equipada con herramientas para el procesamiento de imágenes exclusivas y funciones de reproducción del color de muy alta calidad.


Una imagen vale más que...

Según dijo a los medios internacionales Yasuyuki Okamoto, jefe de la división de imagen de Nikon, "se está desarrollando un nuevo mercado entre la gente, que cree que una cámara compacta no es lo suficientemente buena", lo cual está motivando a los fabricantes a ser cada vez más innovadores en el desarrollo de este tipo de productos, así como en la forma de comercializarlos.

Estadísticas registradas en la prensa mundial, indican que los despachos de cámaras fotográficas en el mundo alcanzaron los 2,1 millones de unidades en 2010, pero la firma investigadora de mercados IDC está revisando sus previsiones para 2011, por considerar que la entrada de nuevas compañías a este segmento, sumada a las condiciones económicas actuales de los mercados, podría incidir en los nuevos resultados.

Lo cierto es, que como dice el refrán “una imagen vale más que mil palabras”, siempre habrá una creciente demanda por cámaras, celulares con cámara y todo tipo de tecnologías que le permitan al público registrar momentos especiales o hacer reportería ciudadana que permita captar momentos noticiosos, que muchas veces no están en el registro inmediato de los medios de comunicación.

Lo anterior, servirá como base para que las empresas de fotografía puedan reorientar sus estrategias hacia la innovación, los servicios especiales y el desarrollo de alternativas que permitan mantener vigente el negocio de la fotografía.


Almacenamiento, otro nicho clave

Esto es precisamente lo que trae Kodak, la compañía que nació en Estados Unidos hace 131 años, que si bien ha perdido terreno en el negocio de las cámaras digitales, lo está compensando por el lado de servicios especiales como el Foto Book, la impresión digital y la fabricación de portarretratos digitales con marcos intercambiables, que se convierten en un atractivo a la hora de regalar.

El Foto Book, que también se ofrece en Foto Japón, es un libro que se puede solicitar con lomo o anillado. Viene en diferentes tamaños, formatos y colores y brinda la posibilidad de escribir textos y pie de fotos en cada una de las imágenes. Resulta ideal para almacenar las imágenes de bautizos, primeras comuniones, matrimonios, viajes, etc, que muchas veces sólo se quedan en las redes sociales o se pierden en el mar de discos compactos (CD) o memorias USB que no se revisan constantemente.

Esta innovación está reemplazando los tradicionales álbumes de acetato, que hoy son blanco de críticas porque no protegen lo suficientemente las fotos, haciendo que pierdan color y calidad con el tiempo.

Por su parte, los portarretratos digitales se han convertido en una herramienta útil para almacenar fotos, decorar ambientes de la oficina y el hogar, y exhibir con orgullo las fotos que no se quieren dejar en el cajón del olvido.

En este gran cambio, queda claro que la fotografía nunca pasará de moda y siempre existirán alternativas para mover las cajas registradoras del negocio, a fin de generar contenidos que le permitan al público estar permanentemente actualizado sobre las novedades y oportunidades en este campo.

Bajo esta filosofía, la Corporación Colombia Digital desarrolló el micrositio FotoZoom, cuyo objetivo es precisamente, mantener actualizado al público sobre lo que acontece alrededor del encantador mundo de la fotografía en el que todos tienen espacio.

Visto 15699 veces
Adriana Camargo Gantiva

Asesora
Corporación Colombia Digital