Los robots ‘se toman el mundo’

Los robots ‘se toman el mundo’

Están en la industria automotriz, en las entidades de salud, en las aulas educativas, en el ejército, la marina y hasta en el fondo de los océanos. Tienen una inteligencia excepcional y cada vez se parecen más al hombre.

No hay un censo que indique cuántos Robots hay en el mundo, ni qué funciones desempeñan. Lo cierto, es que cada día hay más noticias que informan sobre la llegada de un nuevo integrante de esta familia al planeta tierra.

Estos simpáticos personajes, cada vez más autónomos e inteligentes, se están convirtiendo en importantes aliados para la fabricación de vehículos, aviones y otros medios de transporte; el cuidado de enfermos y ancianos; la enseñanza de idiomas y el rescate de personas extraviadas en mares y océanos. Es por ello, que cada vez toman una mayor importancia en el mundo laboral, motivando a sus fabricantes a producir ‘piezas’ cada vez más perfectas y similares al ser humano.

Son conocidos con nombres tradicionales como Rut, Nao, Mabel, Humanware y Evolta, para mencionar sólo algunos e incluso hay quienes los ven con un poco de recelo, porque son capaces de realizar tareas domésticas y de oficina, lo que en cierto momento podría percibirse como un riesgo para el empleo.

Pero si bien es cierto que la ciencia evoluciona a pasos agigantados, apoyada por los desarrollos tecnológicos, es claro que para que existan robots tienen que haber  profesionales de diversas áreas como: ingeniería, robótica, arquitectura, administración, ciencia, tecnología y hasta administración, entre muchas robots-actualidadotras áreas, que pueden convertirse en un aporte fundamental para el desarrollo de nuevas propuestas.

“Así que no hay por qué temer”, dicen los especialistas en robótica, quienes explican que está muy lejos la época en que los Robots puedan desplazar la mano de obra del hombre, pues lo que se busca al incrementar la población de Robots es que haya competitividad en los diferentes campos y que sirvan de apoyo para diferentes tareas e iniciativas que el hombre por sí sólo no puede hacer.

Un ejemplo de esto lo tiene la empresa fabricante de vehículos Ford con su ‘empleada robótica’ Ruth, cuya misión es sentarse al volante para experimentar todo tipo de ‘sensaciones’ y detectar aspectos que NO cumplan con los parámetros de confort y calidad que exigen los compradores de la marca. Ruth está capacitada para detectar cambios bruscos de temperatura, aromas no muy agradables al olfato y texturas puedan desagradar a los clientes de la marca. De esta forma, la compañía automotriz busca avanzar en la perfección de este tipo de aspectos que resultan fundamentales para el bienestar de los compradores.

En otras compañías del mismo sector, los Robots se emplean para trabajar en el tema de seguridad, diseño, potencia y otra serie de aspectos que permiten la fabricación del ‘carro del futuro’, es decir que cumpla con las expectativas de los consumidores en todos los sentidos.

Y mientras Ruth cumple un papel clave en el sector automotor, Nao hace lo propio en el de la educación. Este pequeño ‘ayudante’ de 58  centímetros de altura, creado por la empresa francesa Aldebaran Robotics, fue concebido como una plataforma de investigación y educación, cuyo trabajo consiste en lograr una mayor interacción con niños de todas las edades para ayudarles a afianzar sus conocimientos en diferentes materias.

La salud también le ‘apuesta’ a la robótica

El área de la salud no se queda atrás. En días pasados salió al mercado ‘Autom’, especialista en ayudar a las personas a diseñar planes de alimentación para llevar una vida sana.

En la Universidad de Osaka-Japón, ‘nació’ también un Robot que demuestra ciertas capacidades para imitar las expresiones faciales de un ser humano. Es uno de los trabajos más admirados en robótica, porque prácticamente ‘clonó’ el rostro de una atractiva joven de 20 años y hoy está siendo utilizado para acompañar y divertir a los enfermos en los hospitales, bajo el convencimiento de que un buen estado de ánimo es esencial para ayudar en la recuperación de los enfermos.

¡Al rescate!

Pero el gran poder de estos personajes no se detiene en unos pocos sectores. Muestra de ello, es que en Rusia un grupo de científicos creó a ‘Peregrino’, un robot entrenado para llevar a cabo complicados trabajos de rescate.

Peregrino tiene un mecanismo capaz de examinar los rincones más escondidos de océanos, mares y ríos, con el objetivo de hallar cualquier tipo de objeto en la profundidad. Hay quienes dicen que Peregrino es capaz de sustituir a decenas de buzos, ya que puede sumergirse a una profundidad de 3.000 metros y permanecer allí durante largos períodos, lo que se convierte en un punto a favor, ya que permite salvaguardar la vida de muchos buzos, mientras se rescatan a las personas.

Llama la atención que en este mundo de la robótica cada vez surgen nuevas iniciativas para lograr Robots similares a los seres humanos, es decir que puedan correr, nadar, saltar, jugar, sonreir e, incluso, que tengan facciones muy similares a la gente de carne y hueso. Es el caso de Geminoid-DK, un robot creado por el científico japonés Hiroshi Ishiguro, uno de los investigadores más exitosos de robots con apariencia humana.

Además de su impresionante parecido con el ser humano, está equipado con múltiples sensores que le permiten hacer un alto porcentaje de actividades humanas.

De todo esto se puede concluir que así como la tecnología ha permitido cambios acelerados en la televisión, la telefonía y la computación, donde aún no se ha visto lo suficiente, en la Robótica todavía falta mucho camino por recorrer. Los investigadores seguirán avanzando hacia la perfección y el crecimiento de la industria demandará cada vez equipos robustos e ‘inteligentes’ para poner a prueba toda la capacidad de innovación.

Visto 12861 veces
Adriana Camargo Gantiva

Asesora
Corporación Colombia Digital