Innovación y emprendimiento: ¿en busca del eslabón perdido?

Innovación y emprendimiento: ¿en busca del eslabón perdido?

Los colombianos nos preciamos de ser recursivos y creativos, quizás ello provenga de que nos unen regiones, etnias y culturas, en medio de una abundancia de recursos naturales. 

Sin embargo tal abundancia de creatividad y de recursos se ha materializado poco en innovaciones o en bienestar para nuestro país. La vinculación entre la Propiedad Industrial-Innovación-Emprendimiento puede permitir transformar nuestra situación para materializar exitosamente nuestras iniciativas.

Según el último informe sobre Emprendimiento para Colombia, elaborado dentro del informe Global sobre Emprendimiento que emite el GEM (Global Entrepreneurship Monitor), Colombia nuevamente sobresale por tener una sólida cultura emprendedora sustentada en los siguientes indicadores: nos percibimos como un país lleno de oportunidades (73%), nos apreciamos como individuos con las habilidades y capacidades necesarias para aprovechar dichas oportunidades (61%); y solo el 32% de nuestros encuestados manifiesta temor al fracaso al emprender acciones sobre estas oportunidades.

 

Comparación de la valoración social de ser emprendedor respecto a las buenas condiciones empresariales, 2011-2012

Artífice 1

Fuente: Informe Colombia Global Entrepreneurship Monitor, 2011-2012

 

Aunque los factores que nos destacan globalmente son necesarios para el emprendimiento y la innovación, muestran ser insuficientes a la hora de balancear un par de deficiencias fundamentales que el mismo informe señalan: el 58,7% de los emprendimientos se concentran en el sector de consumo y el nivel de educación del 34,8% de nuestros emprendedores, es tan solo de educación secundaria. Así las cosas, el estudio muestra que los colombianos nos embarcamos con convicción y ánimo en emprendimientos e innovaciones en sectores llenos de competencia, sin involucrar en tales iniciativas conocimientos especializados o tecnología; ambos bases sólidas que permiten la captura de valor y la generación de beneficios a sus promotores. La importancia de la tecnología radica en su capacidad de generar escala para el negocio y capturar valor para los emprendimientos y las innovaciones.

 

Proporción de las nuevas actividades emprendedoras colombianas según nivel educativo, 2011-2012

Artifice 2

Fuente: Informe Colombia Global Entrepreneurship Monitor, 2011-2012

 

La experiencia muestra que la innovación y el emprendimiento requieren además de ganas y actitud, grandes dosis de método. Para que fructifiquen los riesgos y esfuerzos de emprendimiento e innovación, es muy importante plantear las estrategia antes de iniciarlos. Estrategias que coherentemente permitan responder a preguntas como: ¿qué producto/servicio se debe desarrollar?, ¿cuáles son las tecnologías que están involucradas?, ¿quiénes las poseen?, ¿cuál es el estado del arte de esas tecnologías y cuáles son sus oportunidades de mejora? Las respuestas hacen la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Acceder a las valiosas respuestas de tales interrogantes, pareciera fuera del alcance de todos, sin embargo la realidad muestra lo contrario: estás respuestas están a disposición de todos en nuestro sistema de información de patentes. Se trata del contenido que cada país divulga entre sus nacionales, a cambio de otorgar un derecho exclusivo a los titulares de una patente o un diseño industrial en su territorio; exigiéndoles a estos realizar una difusión suficiente de la originalidad de tales soluciones técnicas y diseños en sus Sistemas de Información sobre Propiedad Industrial, de manera que la tecnología, la innovación y el conocimiento fluyan local y globalmente para los individuos, organizaciones y países.

Es por ello, que las bases de datos de los Sistemas de PI (Propiedad Industrial) contienen una gran parte del estado de la técnica de cualquier tecnología. Algo valioso para empresarios, inventores e investigadores que pretendan identificar direcciones relevantes hacia dónde encaminar esfuerzos, evitándoles inventar "la rueda" o permitiéndoles, en otros casos, identificar la información relacionada con: formas novedosas e inventivas de dar solución a retos de su interés; quiénes son sus autores; cómo contactarlos en el caso de desear adquirir una licencia y beneficiarse de estos resultados.

Pero adicional a aprovechar el acervo técnico y de conocimientos de otros, también como inventor, investigador o empresario puede acrecentar este acervo de conocimientos generando activos intangibles para su beneficio, al direccionar su creatividad y esfuerzos hacia nuevas invenciones e innovaciones para el interés de otros actores o del mercado (el juez último de toda innovación).

El estudio e informe sobre "Propiedad Industrial 2020" de la SIC concluye que Colombia aún tiene un largo camino por recorrer en sensibilización, promoción y utilización de instrumentos y herramientas, en aras de crear y gestionar exitosamente activos de Propiedad Industrial.

La buena noticia es que no hay que esperar en el entretanto: quienes deseen acceder a este tipo de inteligencia tecnológica, herramientas de autodiagnóstico para pymes y cursos, entre otros, los invitamos a registrarse en el Sistema de Información y Capacitación en Propiedad Industrial, de un país que ha apostado a la innovación abierta, entendiendo que ser parte del mundo es más que inundar otros países con productos y servicios, también es abrir las puertas al mundo para que los visiten con las bondades de la Web 2.0, desde la comodidad de su casa.

Sitio de interés: Comunidad de Propiedad Industrial (PI)

 

 

Rodrigo Álvarez
Director general
Artífice Consultoría

Visto 6051 veces
Artífice Innovación

Columnista
Corporación Colombia Digital