Adiós suplantación, bienvenida la biometría

Adiós suplantación, bienvenida la biometría

Adiós suplantación, bienvenida la biometría

¿En qué consiste la biometría con huella dactilar?

La identificación de los colombianos es un tema de seguridad nacional, para lo cual el Estado debe contar con la plena certeza del registro e identidad de sus habitantes, y así poder definir y orientar en forma confiable y efectiva las acciones que van en beneficio de la población colombiana.

Adicionalmente, el Gobierno Nacional teniendo en cuenta la necesidad de mejorar la prestación de servicios de las entidades oficiales, emite el Decreto 0019 del 10 de enero del 2012, "por el cual se dictan normas para suprimir o reformar regulaciones, procedimientos y trámites innecesarios existentes en la Administración Pública", en el cual se establece que la Registraduría Nacional del Estado Civil, RNEC, debe asumir la interrelación y facilitación de consulta de sus bases de datos con otras entes.

El pasado 18 de septiembre en la ciudad de San Andrés, en el marco del III Congreso Nacional del Notariado Colombiano, se realizó la primera autenticación biométrica del país accediendo a la base de datos biográfica y biométrica de la RNEC. El primer ciudadano en ser identificado biométricamente ante la plataforma que usarán las notarías, el cual realiza el cotejo de las huellas contra la base de datos oficial del Estado colombiano, ha sido el Presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderon.

Este significativo hecho está asociado a la inauguración oficial del sistema de identificación en línea que mitigará por completo el riesgo de suplantación de identidad, acabará con fraudes de identificación en diversos trámites presenciales e incluso electrónicos, y permitirá el desarrollo de un nuevo modelo en la prestación de diversos servicios al ciudadano.

La identificación biométrica utilizando la huella dactilar, parte de un supuesto básico y es que todos los colombianos tenemos nuestro registro decadactilar actualizado después del proceso de recedulación que ha venido desarrollando la Registraduría desde hace ya varios años. La consulta a esta base de datos, en principio, por parte de entidades públicas elimina en diversos trámites y actuaciones la posibilidad de suplantación. Esto será fundamental para la prestación de servicios de salud, educación, financieros, transporte, y desde este año 2013, en diversos trámites notariales.

¿Pero en qué consiste la biometría con huella dactilar? Esperando ser lo más gráfico posible, el procedimiento de verificación electrónica de una huella dactilar consiste en capturar las crestas papilares de al menos un dedo de la mano (con la posibilidad de utilizar cualquiera de las 10 huellas) sobre un sensor electrónico que permite la generación de un dactilograma, el cual posteriormente genera formatos de minucias para su comparación con los registros de la base de datos biométrica de la Registraduría Nacional del Estado Civil, que garantiza inequívocamente la identidad del usuario. Posteriormente, se verifica que toda la información contenida en el perfil biométrico sea cierta y se pasa a notificar inmediatamente al operador biométrico, por ejemplo Certicámara en la función notarial, en caso de que se haya incluido cualquier información incorrecta o inexacta.

Es momento de poner las diferentes tecnologías a los pies del usuario y sobre todo para identificar inequívocamente a quienes actúan en determinado proceso o trámite, pues lo anterior puede asegurar la correcta asignación de recursos, la concesión de derechos o incluso la asunción de responsabilidades.

 

Erick Rincón Cárdenas
Gerente General
Certicámara S.A. 

Visto 4155 veces
Certicámara

Artículos de contenido técnico-jurídico sobre seguridad informática, comercio y gobierno electrónico, dirigidos al sector público y privado, y en general a consumidores digitales y usuarios finales. Los textos son escritos por expertos profesionales en Derecho y Tecnologías de la Información.