Las redes sociales se toman el campo

Las redes sociales se toman el campo

Definitivamente la Web 2.0 da para todo. Existen desde las más extrañas y curiosas, como las dedicadas al tejido, las mascotas o las que reúnen a los fanáticos de los zombies. Su espectro y razón de ser alrededor de los centros de interés es muy amplio, al final de cuentas eso es lo que las hace atractivas y dinámicas frente a los usuarios.

Por esta razón, distintos sectores de la economía han encontrado en estas plataformas un espacio para la difusión, contacto y comercialización de algunos de sus productos. En el caso específico del sector agrícola, además de la tecnificación en sus tierras, con las TIC han vislumbrado la posibilidad de integrarse entre ellos mismos y con sus asociados, así como de buscar elementos comunes que les permitan afianzar sus agro-proyectos. Teniendo en cuenta esto, en un momento de plena expansión de las redes sociales, surge la propuesta de Mariano Torrubiano, un abogado argentino de 31 años, que entendió el potencial de estos sitios para que millones de personas relacionadas con la actividad agropecuaria se interrelacionaran a través de Sojabook, una de las primeras redes sociales latinoamericanas dedicada exclusivamente al campo.

Sojabook surgió en noviembre de 2011 con una inversión de USD$10.000. En la actualidad, cuenta con más de cinco mil usuarios: 80% en Argentina, 15% en Brasil y el restante se reparte en Colombia, China y Estados Unidos. El portal es original e interesante, ya que permite a sus internautas intercambiar información relacionada con el campo, compartir fotos de tractores, de la actividad como tal e incluso, postear ofertas de insumos agrícolas o piezas de maquinaria rural.

redes-sociales-se-toman-el-campoEn este lapso de tiempo, se ha convertido en un centro virtual de comercialización de productos y de anuncios organizados a través de una sección de clasificados. En ese sentido, el apoyo virtual a los agroexpertos vinculados a esta red ha permitido y afianzado el intercambio de respuestas y cuestionamientos en diferentes áreas del sector. De esta manera, se cumple con el objetivo que proporcionan las redes sociales, las cuales buscan que los contenidos sean gestionados libremente por los mismos usuarios.

Mariano Torrubiano espera expandir su idea a todos los países de la región con una proyección del 39% de crecimiento en número de usuarios, y ojalá, en la cantidad de negocios que se logren a través de ella, a fin de superar a Agree Social, que fue la primera red social agropecuaria en Europa.

En Colombia existe la Red de Información Documental Agropecuaria RIDAC, la cual promueve el acceso a la base de datos y referencias de este sector, mediante la prestación de servicios de contenidos documentales que permitan la difusión de la investigación, la academia y las políticas públicas concernientes al campo.

Otro sitio recomendado es AGRO 2.0, espacio virtual para conectarse al mundo TIC en la agricultura y sus diversos componentes. Son muchas las herramientas que se pueden encontrar en Internet y las herramientas son variadas y amplias para este sector económico. Por eso, es importante que el agricultor al momento de actuar y pensar como usuario de la red tenga en cuenta los siguiente:

  1. Encontrar las novedades del sector
  2. Intercambiar experiencias, conocimiento e inquietudes con otros
  3. Opinar sobre temas de interés y actualidad
  4. Benchmarking o analizar a la competencia
  5. Establecer nuevos contactos profesionales
  6. Recuperar contactos profesionales perdidos
  7. Estar informado sobre eventos del sector
  8. Conseguir nuevos clientes
  9. Ampliar la cartera de nuevos proveedores
  10. Difundir la empresa, sus productos y servicios con nuevas oportunidades de negocio y nuevos mercados a nivel global
Visto 8606 veces
Álvaro Rodríguez

@LosCuernos

Consultor en temas de apropiación social y educativa de las TIC.  Docente de formación, autodidacta y explorador de las nuevas tecnologías. Crítico en temas de política, fútbol y educación.