Expandir la web o vender esmalte

Expandir la web o vender esmalte

Expandir la web o vender esmalte

Conquistar el mercado es la meta y por eso Facebook se mete hasta en las uñas de los usuarios.

Bianca Bosker visitó la tienda de recuerdos de Facebook en su sede de Palo Alto y entre los ‘likes’ y los posters alusivos a la red social se encontró con un curioso producto, nada digital, o mejor dicho, tan digital que está pensado para ir directamente a los dedos de los usuarios: esmalte para uñas.

La editora de tecnología del Huffington Post, quien puso en la agenda de noticias el esmalte a través de su cuenta de Twitter, le hizo seguimiento al producto y encontró que está siendo vendido desde principios de este año. Mashable circuló la primera noticia y desde entonces lo que se sabe es que el ‘Social Butterfly Blue’, equivalente a ‘Azul Mariposa Social’, está circulando en las redes y fuera de ellas.

Pero ¿qué nos dice la venta de esmalte sobre el modelo de negocio de Facebook? Lo que sabemos hasta ahora es que la red social en algunos casos puede compararse con una peluquería (o por lo menos con aquella asociación que se hace de los salones de belleza, donde se dice que circulan chismes y todo tipo de comentarios sobre la vida íntima de aquellos que se acerquen).

¿Acaso la plataforma llegó a su límite y el negocio busca expandirse en otras ramas de la vida cotidiana?, ¿Zuckerberg se aburrió del poco estético pulgar levantado y ahora espera decorarlo con el azul mariposa? Vender esmaltes al detal por U$4,95 la unidad seguramente no representa una gran fuente de capitalización (ni siquiera aparece bajo la marca de Facebook), entonces ¿por qué hacerlo?

La respuesta podría ser tan obvia que sonará a una mezcla entre dictador y ratón de laboratorio: ‘Tratar de conquistar el mundo’.

Facebook es rey en el ciberespacio y gracias a su popularidad se ha convertido en punto de encuentro y referencia para casi todo tipo de usuarios en línea; sin embargo, el mundo virtual no lo es todo, aún queda un mundo análogo que sigue funcionado y desde el cual se puede decidir cerrar la cuenta en la red. Ese es el un terreno por conquistar.

En el ciberespacio aprendimos a dar ‘me gusta’ y a publicar en los muros propios o de los contactos gracias a Facebook, entonces por qué no ir por el mundo con el pulgar arriba pintado con el color oficial de la red.

La consigna de Facebook ha sido “Es gratis y siempre lo será”, aunque sabemos que las ganancias de la red provienen en un 85% de la publicidad dentro de la plataforma, otro 15% son ingresos pagados por los desarrolladores de aplicaciones que entran a la red y otro tanto pagado por los usuarios para destacar sus contenidos.

Entonces, si todo en la red se trata de ver y ser visto, el esmalte para uñas encaja perfectamente. Seguramente ni siquiera tendrá  un rubro específico dentro de los presupuestos, ni tampoco entrará  a competir con los anuncios, pero lo cierto es que bajo la línea de expansión del negocio tiene todo el sentido que Facebook quiera salirse de lo virtual y ganar terreno real, y en esto el esmalte podría convertirse en una primera señal del ‘me gusta’ fuera de las pantallas.

Visto 3433 veces
Adriana Molano

@amolanor

Diectora de contenidos
Corporación Colombia Digital

Especialista en Comunicación y Cultura de FLACSO; estratega de comunicación para proyectos de apropiación tecnológica en áreas empresariales, sociales y culturales. Es Asesora de Comunicaciones y Contenidos para distintos proyectos de la Corporación Colombia Digital.