Términos de uso de páginas web

Términos de uso de páginas web

Términos de uso de páginas web

Qué considerar en los términos y condiciones de su portal.

Los términos de uso de una página web son las reglas que los usuarios deben seguir cuando la visitan, publican contenidos o utilizan los servicios ofrecidos a través de un portal. Actualmente, no existe una norma que obligue a los titulares de las páginas web a establecer términos de uso. No obstante, es una buena práctica que permite limitar la responsabilidad e implementar procedimientos de comunicación con los usuarios. Por esto, es recomendable que se escriban en un lenguaje sencillo y se incluyan en un link que los usuarios puedan encontrar fácilmente.

Los términos de uso deben adaptarse al tipo de actividad y servicios que se ofrecen en una página web determinada. Utilizar una plantilla o recurrir a un generador automático de términos de uso puede facilitar su proceso de elaboración. Pero una redacción general o la inclusión de condiciones irrelevantes puede demeritar la credibilidad de la página web.

Antes de redactar los términos de uso es recomendable que el propietario de la página web tenga clara la naturaleza del negocio, los servicios que se ofrecerán a través de la página web, el tipo de interacción con los usuarios, así como cualquier otra característica relevante del portal. Con base en esta información pueden identificarse los términos de uso requeridos y elaborarlos de una manera coherente. Por ejemplo, si el portal almacena una red social es imprescindible regular el tipo de contenidos que los usuarios pueden publicar y las condiciones para un comportamiento respetuoso en la interacción con otras personas. De igual forma, si a través de la página web se venden productos, resulta es necesario incluir términos relacionados con la forma de pago y condiciones de devolución.

A pesar de lo anterior, existen ciertos términos de uso que deben ser incluidos en la mayoría de los casos. La primera condición que se debe determinar es quién está sujeto a los términos de uso, incorporando al inicio una frase que indique que los usuarios de la página web aceptan y se atienen a las condiciones establecidas. Teniendo en cuenta el alcance internacional que tiene el Internet, es importante indicar expresamente la ley aplicable y el medio de resolución de conflicto que regirán en cualquier disputa con los usuarios, de acuerdo con la preferencia del titular de la página web.

De igual forma, el propietario debe limitar su responsabilidad por errores en el funcionamiento del portal e imprecisiones involuntarias en el contenido y publicidad de terceros. Así mismo, los términos de uso deben hacer referencia a la política de datos personales e incluir un link que permita acceder a ésta.

Aunado a lo anterior, los términos de uso de toda página web deben abordar asuntos relacionados con la propiedad intelectual del titular de la página web y de terceros. Los términos de uso deben identificar de manera clara los contenidos y signos distintivos protegidos por derechos de propiedad intelectual del titular de la página web así como obras y marcas de terceros que está autorizado para explotar.

También es aconsejable indicar las condiciones que regirán el uso por parte de los visitantes de los elementos protegidos por propiedad intelectual, con el fin de identificar con mayor facilidad infracciones en el ámbito digital. Generalmente, los titulares requieren a los usuarios celebrar un contrato de licencia para la explotación de los contenidos y signos distintivos con fines comerciales.

En el caso de portales interactivos o redes sociales, los términos de uso deben dejar claro que los usuarios son los titulares de los derechos de propiedad intelectual sobre sus contenidos. Con el objeto de limitar la responsabilidad del titular del portal respecto de posibles infracciones de propiedad intelectual, es útil establecer un procedimiento de atención de reclamos.

Este procedimiento debe estar explicado en detalle en los términos de uso y debe comprender una forma de comunicación que permita a las personas que consideren que sus derechos están siendo infringidos presentar una solicitud formal para que el propietario del portal retire el contenido infractor. Aunque el contenido se puede retirar de manera inmediata a la recepción del reclamo, se debe conceder al supuesto infractor la oportunidad de contradecir el reclamo para respetar su derecho a la libre expresión y debido proceso. Si el usuario se abstiene de responder el reclamo o no presenta una prueba contundente de la titularidad del contenido, su autorización de uso o la aplicación de una excepción legal a los derechos de propiedad intelectual, éste puede ser excluido definitivamente del portal.

Por el contrario, si el supuesto infractor presenta una prueba contundente de la titularidad del contenido, licencia de uso o la aplicación de una excepción legal a los derechos de propiedad intelectual, el propietario del portal puede volver a publicar el contenido. Una prueba contundente de la titularidad del contenido puede ser una copia del certificado de registro de la obra o marca expedida por la Dirección Nacional de Derechos de Autor o la Superintendencia de Industria y Comercio respectivamente.

Teniendo en cuenta lo anterior, los términos de uso de página web establecen una relación contractual entre los usuarios del portal y su titular. Por lo tanto, deben corresponder de manera coherente a las actividades y servicios que se ofrecen a través de la página web.

Visto 1919 veces
Cristina Narváez

Abogada, Magíster en Propiedad Intelectual de la George Washington University, Especialista en Derecho Comercial de la Universidad de los Andes.