TI e investigación: “crowd-sourcing”

TI e investigación: “crowd-sourcing”

Es lugar común afirmar que las tecnologías de la información (TI)  son de aplicación universal.

A diferencia de tecnologías específicas (por ejemplo, de uso en petroquímica), las TI están transformando la gestión en prácticamente todos los campos de actividad humana. Educación, salud, gobierno, justicia, empresa, solo para mencionar algunos.

Un ámbito en el cual se está produciendo una verdadera revolución es el que se refiere a investigación y desarrollo (I+D). En contextos en los que los ciclos de innovación son cada vez más breves, universidades, empresas y centros de investigación deben gestionar procesos más eficientes y, simultáneamente, de mayor participación. Los ciclos son más cortos en virtud del desarrollo tecnológico, la competencia y por las enormes posibilidades que el uso de las TI facilita en los procesos de innovación.

En un artículo de opinión publicado por el New York Times (15.9.13), Thomas Friedman (autor del exitoso “La Tierra es Plana” en 2004) trae a colación cómo la complejidad tecnológica puede resolverse de manera sencilla. El ejemplo que expone se refiere a procesos de I+D en General Electric para ilustrar un fenómeno que está invadiendo la gestión de la innovación en múltiples campos, incluyendo ciencias de los materiales.

El proceso tradicional, relativamente burocrático, para, por ejemplo, diseñar partes de una turbina que satisfagan determinadas condiciones de peso, térmicas, físicas, etc., en empresas como GE, tomaba mucho tiempo. Un diseñador presentaba una propuesta en borrador del diseño; luego, GE debía contar con las máquinas y  herramientas adecuadas para construir el prototipo, para que, finalmente, después de varias pruebas, pudiera emprenderse la manufactura en serie de la respectiva parte. El proceso tomaba dos años.

¿Cómo se da hoy la gestión? El término clave aquí es “crowd-sourcing”, o sea, la participación de muchos que pueden aportar, vía TI, al proceso. Así, GE puede convocar ingenieros de muchas procedencias geográficas (India, Israel, China, Estados Unidos, entre otros) promoviendo concursos entre los mismos alrededor de sus propuestas.

A forma de ejemplo, en contextos ubicuos (no importa dónde esté físicamente el participante) los investigadores y desarrolladores pueden enviar diseños de computador para ser ejecutados por impresoras de tres dimensiones (3D) y someter a pruebas de las propuestas diseño en plazos muy breves. La invitación puede extenderse a personal por fuera de la compañía. Los ganadores son premiados, aunque, al final, todos salen beneficiados. La compañía, por contar rápidamente con productos innovadores (incluyendo piezas) que puede lanzar al mercado; los participantes, por el intercambio y el aprendizaje alrededor de las pruebas, compartidas, durante el proceso.

Es indispensable promover el uso de las TI en países como Colombia, creando espacios virtuales para I+D en los que participen empresas, universidades y centros de investigación. No podemos quedarnos a  atrás.

Visto 4893 veces
Rafael Orduz

Doctor en Ciencias Económicas de la Universidad de Gottingen en Alemania Federal. Académico y analista económico y de tendencias digitales, se ha desempeñado como Presiente de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá y Viceministro de Educación. Fue Director Ejecutivo de la Corporación Colombia Digital.