Feng shui informático

Feng shui informático

Feng shui informático

Nuestros dispositivos son como espacios físicos que necesitan estar estratégicamente organizados.

‘¡Ay Dios mío, allí va mi vida entera!’ es una frase muy usada por aquellas personas a las que les han robado o se les ha perdido alguno de sus artefactos electrónicos, como smartphone, tablet o laptop.

Sin importar el tamaño del dispositivo, la capacidad de almacenamiento es creciente, y ese beneficio es aprovechado por quienes manejan flujos importantes de información y, sobre todo, por quienes aman usar un mismo dispositivo para varias actividades. Como dice el adagio: ‘de todo como en botica’.

• Fotografías
• Documentos profesionales
• Documentos personales
• Documentos académicos
• Música
• Videos musicales, personales, virales, de conferencias
• Películas
• E-books
• etc., etc., etc.

Por cuestiones de seguridad de la información, ya sea porque el artefacto se perdió, se mojó o fue robado, o porque —en el más extremo de los casos— se incendió (aunque dicen que es posible recuperar información de un disco duro quemado), lo ideal es no limitarse a back-ups que la protejan, sino tener hábitos de organización y aseo de teléfonos, tabletas y computadoras.

Los antivirus y programas para mejorar el rendimiento de los equipos ofrecen alertas cuando hay aplicaciones en desuso, archivos muy antiguos que no se utilizan o, incluso, archivos que se conservan en la papelera de reciclaje (peligrosa práctica cuando se argumenta que en la papelera se guardan archivos porque no se sabe cuándo van a usarse); por eso, instalarlos ayuda a tener los dispositivos libres de cookies, archivos temporales y programas obsoletos, entre otros, así como a corregir fallos en el sistema que puedan lentificarlos.

Como refiere Wikipedia: “El feng shui, que significa literalmente viento y agua, es un sistema filosófico que se basa en la ocupación consciente y armónica del espacio”. Siendo así, ¿por qué no aplicarlo a los dispositivos?


Guardar información importante en CDs y en memorias USB:

{quote}


Es muy común esta práctica, pero no siempre es lo ideal, especialmente con las memorias (en el caso de que se continúe utilizándolas), pues un virus o un daño pueden hacer que se pierda la información. Una constante muy escuchada es que al retirar una USB, no se hace la expulsión correspondiente, sino que se saca del lector sin siquiera cerrar los archivos previamente abiertos, y esta es una de las causas más comunes para el pronto deterioro de estos dispositivos de almacenamiento. Esto también aplica para las tarjetas Micro SD, que hoy en día son más utilizadas, especialmente en tablets y celulares.
En cuanto a los CDs, lo ideal es conservarlos dentro de un estuche protector. Si el CD es de los económicos, con el tiempo su parte magnética tiende a deteriorarse, lo que hace difícil su lectura y, por ende, complica el acceso a la información.
Algo que también debe tenerse en cuenta es la vida útil de los lectores de CD y DVD. Existen en el mercado limpiadores en forma de CD que traen sobre la parte magnética dos escobillas diseñadas para limpiar la lente, y usualmente lo venden con un líquido especial para hacerlo. Lo recomendable es que este procedimiento lo haga un experto.

 


Organización sí. Pero también limpieza: deje fluir el chi

La limpieza externa de los dispositivos es importantísima, sin embargo, la interna es vital, tanto para el aparato, como para el usuario. Es muy frustrante cuando se requiere descargar algo importante, y sale un aviso de memoria insuficiente, debido a la cantidad de archivos que no se usan, pero que ocupan el espacio de otros más útiles.

Por ejemplo, en el caso de los teléfonos inteligentes, cada vez que se mira la foto del perfil de algún contacto en WhatsApp, esta se descarga automáticamente en la memoria interna del teléfono, ocupando más espacio. Por este motivo, es bueno revisar el dispositivo y asearlo.

Los tips a continuación, aunque básicos, son la antesala para tener un dispositivo limpio, además de ser el primer paso, a la hora de aplicar el Feng Shui informático:

1. Liberar espacio: Windows eliminará los archivos temporales almacenados en el PC, la papelera de reciclaje, programas que ya no se usan y componentes opcionales que el sistema operativo no utilice, así mejorará el rendimiento del equipo, dependiendo de la versión que se tenga. Esta herramienta es muy funcional para dispositivos de poco almacenamiento. No obstante, como el tema no es almacenar por almacenar, también es funcional en equipos modernos.

2. CCleaner: con este programa, el usuario podrá elegir qué borrar, limpiar los navegadores, eliminar programas obsoletos o sin uso, limpiar el registro, activar y desactivar plugins de los navegadores y elegir las cookies que se deseen conservar.


Todavía tengo mucha información ¿Qué hago?

A veces, es tanta la información que se tiene, que organizarla se convierte en una tarea dispendiosa, especialmente cuando la información se ha ido acumulando a través de los años. Es casi irremediable disponer de un tiempo para esta actividad de organización, y aprovechar las herramientas que facilitan la revisión.

Gestor de archivos duplicados: fotos, muchas fotos y también música. Ese es el tipo de información que más suele abundar en los dispositivos de las personas, y en la medida en que más se descarga, mayor es el volumen de información, lo que hace la tarea de organizarla aun más difícil, sobre todo si está duplicada.

Una forma de generar archivos duplicados es cuando queremos arrastrarlos de una carpeta a otra y, aún con la tecla Ctrl sostenida, soltamos el clic izquierdo del mouse, sin finalizar la ruta hasta la carpeta destino. Así, automáticamente, se hará una copia de esos archivos seleccionados, dentro de la misma carpeta donde se encuentren los originales.

Existen varios programas especializados para eliminar este tipo de archivos, lo que contribuye muchísimo a la limpieza del dispositivo. Los pagos son más poderosos, ya que permiten elegir cuáles borrar y tienen en cuenta los archivos recientes.

Gestor de archivos y carpetas: fotos, música, libros en pdf, documentos en Word, Power Point, Excel, videos, audios de voz, grabaciones, etc. Todo, a lo largo y ancho de los dispositivos, y en cantidades importantes. Tanto para Android, como para Windows y Mac, se pueden encontrar programas que ayudan a visualizar de manera más organizada los archivos de un dispositivo, eliminan lo que se desee, y ponen dentro de carpetas aquellos archivos que están por fuera de estas, gracias a sus filtros por extensión (.docx, .xlsx, pptx, .jpeg, .avi, .mpeg, etc.)

Eliminar accesos directos: es ideal dejar en el equipo los que se usan con mayor constancia. Para quienes aman descargar muchos programas, muchas veces viene por defecto marcada la casilla de incluir acceso directo en el escritorio, lo que colapsa la pantalla, causa contaminación visual y dificultad a la hora de encontrar lo que se necesita.

Gestor de archivos en la nube: herramientas como Dropbox, Evernote y Google Drive facilitan el acceso a la información, y lo mejor es que puede hacerse desde cualquier dispositivo. Se puede comenzar almacenando los archivos actuales y los de mayor uso, lo que permitirá abrir una carpeta de “archivos pendientes por revisar” en el dispositivo.

Nombrar archivos de manera clara: al organizar grandes cantidades de archivos, se requiere dedicación y claridad, por lo que es necesario que estos tengan nombres precisos, que faciliten su búsqueda dentro de los dispositivos.

Liberar el escritorio: igual a lo que sucede con un escritorio físico, cuando se llena el escritorio de un dispositivo, se dificulta encontrar lo que se necesita y, muchas veces, esto provoca que se eliminen elementos que no debían borrarse. Una forma fácil para guardar archivos allí es crear una carpeta que se llame ‘escritorio’, así se guardarán documentos e información. El protector de pantalla o wallpaper también incide en la experiencia de utilizar el dispositivo, por lo que se recomienda una pantalla minimalista, sin sobrecarga de archivos, con imágenes agradables y colores suaves.


Conclusiones:

Después de limpiar un dispositivo, gestionar los diferentes tipos de archivos que hay en él, y encarpetar los más usados y los ‘obsoletos’, se debe disponer de un tiempo que pueda dividirse en espacios cortos, pero continuos, durante una semana o un mes, para elegir cuáles son los archivos dignos de conservar y cuáles se van para la papelera. Eso sí, en este punto, esta debe estar vacía, porque no tiene sentido conservar archivos innecesarios.
Después de esto, es importante elegir cuál va a ser el medio de almacenamiento de los archivos, si va a ser un disco duro externo, CDs, tarjetas micro SD, memorias o la nube. Es fundamental discriminar la información sensible y la menos riesgosa de perder y, en esa misma medida, elegir cuál será el medio idóneo para conservarla.

¿Ha probado alguna vez aplicar en su casa el Feng Shui? Le invito a hacerlo con su dispositivo favorito.


Algunos links de interés:

Organizar los documentos de la computadora
Google Drive: ¿cómo comenzar una oficina en línea?
Google Drive Docs
Sepa cómo aprovechar las funcionalidades de Google Drive
Tu fondo de pantalla puede cambiar tu estado de ánimo y estimular tu productividad

Visto 973 veces
Sandra García

Publicista y redactora. Actualmente se dedica a la investigación y generación de contenidos mediante el trabajo remoto freelance. Columnista de ADN Cali.

Web: dinosauriosdospuntocero.wordpress.com
Twitter: @vivianagarcia73