Juliana Tobón

Juliana Tobón

Ahora, en el Quindío, el voluntariado es digital

¿Algunas veces no ha tenido las ganas de dar un poco de lo que usted tiene a los demás? Creo, que ese es un sentimiento que nos captura, ante todo en la época de Navidad, al querer compartir un poco de la alegría propia de la temporada con aquellas personas más necesitadas. Sin embargo, ¿Por qué no poder compartir, primero, no solo cosas materiales, sino también nuestros conocimientos, y ante todo, durante todo el año, pues las necesidades siempre están latentes?

Hay un gran número de personas que no cuentan con oportunidades y con facilidades de acceso al conocimiento. Más aun si hablamos de acceso a las Tecnologías de Información y Comunicaciones – TIC, que requieren de cierta infraestructura considerada por algunos de lujo y no de primera necesidad. En este sentido y con la masificación de iniciativas que pretenden llevar dichos instrumentos a la comunidad, lo que se viene haciendo imperativo son capacitadores y facilitadores que transmitan su conocimiento a los visitantes.

 

¿Para comportarnos en la red, un contrato social Web?

En el siglo XVIII , el filósofo francés Jean Jacques Rousseau, planteó la idea del contrato social ante la necesidad de los hombres de obtener garantía de sus derechos y a cambio ceder en sus libertades. En la sociedad del siglo XXI, caracterizada como la sociedad de la información, ¿tendremos que hacer un contrato social Web que nos permita tener un comportamiento adecuado y respetado por todos en la red?

Los delitos informáticos, el cyberbullying o acoso por parte de una persona a otra por medio de las tecnologías interactivas,  el trolling, que es cuando alguien escribe mensajes provocadores en los foros de discusión, están cada vez más presentes en nuestra realidad y se convierten en una amenaza latente para todos, pero principalmente para los pequeños nativos digitales.

Las herramientas de software libre, un paso más para la inclusión

Un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional de la Matanza – UNLaM – de Argentina, en el marco de la cátedra Proyecto de Ingeniería en Informática, crearon una aplicación, basada en software libre, que permite la inclusión de personas con discapacidades físicas. Esta funciona de manera muy sencilla, bajo la pretensión de llegar a la mayor cantidad de personas, a través de una cámara Web que se encarga de reproducir movimientos de la cabeza, que se harían con el mouse y el teclado.

Alejandro Diaz, en representación de su equipo de trabajo, nos cuenta un poco más acerca del proyecto.

A lo largo del río Magdalena, el corredor Multimedia Digital CM3

El Ministerio de Tecnologías de Información y Comunicaciones – TIC – se ha propuesto, desde el 2006, en el Plan TIC, como principio rector “Todos los colombianos conectados e informados”. En el marco de este, una de las estrategias establecidas es la política de territorios digitales, bajo la pretensión de empoderar a los territorios de TIC para la educación, la salud, las actividades productivas, el entretenimiento, todo con miras a alcanzar un mejor nivel de desarrollo para la comunidad y mejores condiciones de vida.

Los Telecentros, una gran herramienta para la apropiación de las TIC entre la comunidad

La Asociación de Telecentros de Información y Negocios – ATN – ubicada en Brasil, convencida de la importancia que tienen los telecentros en las comunidades, pero a su vez del apoyo que sus administradores y usuarios deben recibir, desarrolla diferentes proyectos para impactar a esta población. En la actualidad los principales proyectos en curso, con especial atención a las Tecnologías de Información y Comunicaciones – TIC, son:

 

Te gusta leer y compartir tus comentarios con otras personas, ahora lo podrás hacer a través de Bukear

Si nos remontamos un poco en el tiempo, las primeras redes sociales surgen en Internet en los primeros años de la década del 2000, pero estas eran poco conocidas y no alcanzaban los números de usuarios de hoy en día. De las primeras que logró esto fue Myspace en el 2003 y por supuesto la más reciente Facebook ya en el 2005. Pero en realidad cuál es la razón principal para la masificación de redes sociales de ésta índole?

Los seres humanos  nos relacionamos, por naturaleza, los unos con otros y las redes son un punto central en estas interacciones sociales ya que nos permiten crear capital social. En otras palabras, nos proporcionan espacios y puntos de encuentro con personas con las que compartimos gustos, valores y principios pero con las que no tenemos lazos familiares ni de trabajo ni de estudio, necesariamente. Con la globalización, las grandes distancias en las ciudades y las extensas jornadas de trabajo, presenciamos cada vez más dificultades para encontrarnos de manera presencial y en esto la virtualidad se ha convertido en la mejor herramienta para dejar atrás esta adversidad.

 

El Bachillerato Virtual es una realidad en Colombia

La Fundación Universitaria Católica del Norte, desde el año 2009, viene implementando el programa Centros Aprende. Este busca implementar el bachillerato virtual en poblaciones en situación de vulnerabilidad, principalmente, en este momento, mujeres. Con el fin de conocer un poco más acerca del proyecto, Juan Diego Serna Céspedes, Coordinador Centros Aprende, nos da respuesta a las siguientes inquietudes.

Internet, ¿un derecho a garantizar?

Los términos Internet, la Red, Web, email, archivo adjunto, redes sociales, conectividad, sociedad de la información se han instaurado en nuestra forma de hablar diaria que ni siquiera nos percatamos de lo novedoso y revolucionario que esto acarrea consigo. Ahora tenemos la oportunidad de enterarnos de lo que sucede a miles de kilómetros de donde estemos ubicados en el mismo momento en que ocurren los hechos, de comunicarnos con personas que no se encuentren en nuestras mismas latitudes, de presenciar majestuosos eventos sin la necesidad de sufrir los tumultos propios de la multitud, y todo esto gracias a la red.