Desempleo juvenil: ¿las TIC son parte de la solución?

Desempleo juvenil: ¿las TIC son parte de la solución?

Desempleo juvenil: ¿las TIC son parte de la solución?

La tasa de desempleo nacional en Colombia es cercana al 10% y la de los jóvenes es del 20%. ¿Podrían programas de apropiación y uso de TIC contribuir con oportunidades de empleo?

El pasado 28 de junio el DANE expidió la última información disponible sobre empleo en Colombia1. De interés para la presente nota es el hecho del alto desempleo relativo de los jóvenes colombianos (a partir de la información suministrada por el DANE) y el rol que las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones pueden jugar en la generación de nuevas oportunidades de ocupación.

 

1. Los datos del empleo y los jóvenes2

 

Desempleo nacional
Según el DANE, la tasa de desempleo nacional al mes de mayo de 2013 fue de 9,4%. ¿De cuántas personas se está hablando?

El punto de partida es la tasa global de participación, que se define como la relación entre población económicamente activa y la población en edad de trabajar. En Colombia la población en edad de trabajar está compuesta por aquellas personas de 12 años o más (zonas urbanas), y de 10 años o más (zonas rurales). En Colombia, tal población es de 36,2 millones de colombianos.

No obstante, no todos aquellos que están en edad de trabajar están trabajando o están buscando empleo. Estudiantes, pensionados, personas discapacitadas, aquellos que viven de rentas, podrían pertenecer a tal categoría. El resto, es decir, los que están trabajando o se encuentran buscando empleo, conforman la población económicamente activa (PEA). La PEA es también llamada el mercado laboral.

En Colombia, la PEA asciende a 23,5millones de colombianos y representa el 64.8% de la población en edad de trabajar, que corresponde a la tasa global de participación. De ellos, el 9,4% se encuentra desempleado. Significa que 2,2 millones de colombianos están buscando trabajo3.

Ahora bien, las tasas de desempleo varían según la ubicación geográfica y grupos de edad. En ciudades como Quibdó, Popayán, Cúcuta, Cali y Armenia, la tasa de desempleo es superior al 15%. En el otro extremo, solo Barranquilla y Bogotá tienen tasas de desempleo inferiores al 10%.

El DANE calcula que el 29% de la población en edad de trabajar está compuesto por jóvenes entre 14 y 26 años. Ello significa que, aproximadamente, hay 10,5 millones de personas en dicho rango de edad. De estos, el 54,3% están en el mercado laboral, es decir, 5,7 millones.

 

Desempleo en los jóvenes4
La tasa de desempleo para jóvenes entre 14 y 26 años es de 20,3%, el doble de la tasa nacional. Quiere decir que hay 1.157.000 jóvenes desempleados. Si el total de desempleados del nivel nacional es de 2.2 millones, puede afirmarse que alrededor del 55% de los desempleados en Colombia son personas jóvenes.

Las mujeres jóvenes son las más castigadas en el mercado laboral, ya que el 26,5% están desempleadas.

 

La educación superior no basta para tener empleo
De acuerdo con el Observatorio Laboral del Ministerio de Educación Nacional, alrededor de 200 mil personas se gradúan anualmente en las distintas carreras y niveles de la educación superior. No obstante, el 24% de los universitarios y el 33% de los técnicos graduados no consiguen empleo en el mercado formal.

A diferencia de lo que la educación superior representaba algunas décadas atrás, en la actualidad el grado obtenido no garantiza el acceso al mercado laboral asociado a la disciplina académica o técnica en la que se han cursado los estudios. Esto sugiere una problemática de pertinencia en los contenidos y métodos de la educación superior.

 

2. ¿Podrían las TIC contribuir a generar oportunidades de empleo?

La situación de la juventud de cara al empleo es dramática. Bien sea por la imposibilidad de encontrar empleo, bien por vincularse a actividades de corta duración o que, en el caso de quienes hayan accedido a la educación superior, laboren en campos que nada tienen que ver con el campo de estudio. Los jóvenes están siendo castigados como ningún otro segmento de edad por la ausencia de empleo. El círculo es vicioso en la medida en que, pasado el tiempo, no pueden acreditar experiencia.

La Corporación Colombia Digital considera que la formación en el uso y apropiación de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), aplicándolas en determinados ámbitos puede contribuir de manera positiva a la generación de empleo para los jóvenes.

 

Algunas ideas al respecto:

a. Los jóvenes son los más predispuestos al aprendizaje TIC
La revolución digital ha impactado principalmente a los jóvenes. Son los grupos de personas adolescentes y jóvenes adultos los que representan la inmensa mayoría de usuarios de las redes sociales; son ellos los que interactúan, de forma permanente, con otras personas y organizaciones. Las formas de aprendizaje y de colaboración están cambiando por los jóvenes. Es, de lejos, menos costoso entrenar en usos de TIC a los jóvenes que a individuos de otros grupos de edad.

b. Aprendizaje en línea: al alcance de todos... y gratis
Centros de educación técnica y universitaria de primera calidad en el mundo entero están ofreciendo un número creciente de asignaturas en prácticamente todas las disciplinas del saber. Cursos en línea, o descargables de Internet, gratuitos, están a la orden del día. Si bien es cierto que el idioma predominante es el inglés, la oferta de cursos en español va en ascenso. La nueva forma de aprendizaje es la llamada residencial. Ni más ni menos que el estudio en casa, con posibilidades de espacios colaborativos en línea.

La oferta es tan amplia que incluye muchas posibilidades de aprendizaje en TIC (programar, construir aplicativos, diseño, sólo para citar unos ejemplos).

Las empresas y los demandantes de servicios no piensan tanto ahora en dónde se ha estudiado sino lo que se sabe hacer con lo que se ha estudiado. La condición, desde luego, es el acceso a internet y una fuerte dosis de autodisciplina.

c. La oportunidad de crear empresa
Los jóvenes deben buscar la oportunidad de ser empresarios. Las barreras de entrada en el mundo empresarial de las TIC, en determinados campos, son inexistentes. Los campos en los que se puede trabajar en modalidades "free-lance" son múltiples. Periodismo, comunicación social, consultorías, diseño, aplicativos para dispositivos móviles (desde juegos hasta cualquier tipo de campo que posea demanda), animación digital, literatura, música, son disciplinas en las que personas jóvenes, con adecuado conocimiento y manejo de TIC , podrían ofrecer servicios a partir de pequeñas unidades empresariales.

d. Una posibilidad al alcance de la mano: saltar directamente al mundo global
Se ha escuchado, de sobra, hablar del mundo global y la internacionalización de la economía. En países como Colombia, el mercado global suena lejano. Sin embargo, en el mundo virtual, el mercado global está al alcance de la mano. Los inmensos ecosistemas digitales del tipo Amazon, Apple, Google, Facebook, para mencionar algunos, son utilizables en estrategias que se relacionen con la búsqueda de mercados globales.

A manera de ejemplo, la elaboración de aplicativos para dispositivos móviles, en cualquier área (juegos, productividad, música, administración y muchas otras) no se realiza por países. Los mercados se presentan directamente, en los almacenes virtuales. Al menos USD$ 10.000 millones han ido a parar a los bolsillos de desarrolladores de más de 100 nacionalidades durante los cinco primeros años del App-Store de Apple (2008-2013).

¿Qué hay que saber? Simplemente, como desarrollar aplicativos... Aprendizaje al alcance de la mano, en línea y en ambientes colaborativos.

e. Apoyo a micro y pequeñas empresas: hacia nuevos modelos de negocios
Los modelos de negocios se están transformando vertiginosamente. Dejando a un lado grandes corporaciones, que cuentan con recursos y personal para emprender cambios, la gran cantera de posibilidades se encuentra en las micro y pequeñas empresas.

 

Los jóvenes pueden ser empresarios y, como tal, pueden apoyar los cambios en los modelos de negocios de los micro- y pequeños empresarios.

Los modelos de negocios de las empresas (referidos a la oferta de valor, a los recursos humanos propios –destrezas, conocimientos-, las alianzas, el mercado, los ingresos y los costos) están cambiando radicalmente, para bien, gracias a las TIC. Mercadeo digital, servicio al cliente, ventas, relaciones con la cadena de suministro, procesos internos de las empresas (producción, contabilidad, planeación, vigilancia tecnológica, operaciones) pueden ser ítems en que jóvenes empresarios apoyen, acompañen y asesoren a empresas (o grupos de empresas).

El mundo antiguo, en el que una persona podía pasar treinta años de su vida laborando en una empresa, ha terminado. Las ofertas de autoaprendizaje en línea, los espacios colaborativos, los cambios en los modelos de negocios, el mercado global, real y virtual, son elementos que los jóvenes pueden aprovechar hacia la búsqueda de empleo calificado.

 

 

 


 1 Véase, DANE, Mercado Laboral Nacional, Mayo 2013, http://www.dane.gov.co/files/investigaciones/boletines/ech/ech/echpres__web_ech_may_corta13.pdf

 2 Para comprensión de los conceptos y definiciones para el cálculo de la tasa de empleo, véase DANE, Empleo, Preguntas frecuentes, en http://www.dane.gov.co/files/faqs/faq_ech.pdf

 3 Dentro de la PEA se encuentran categorías de “subempleo subjetivo” y “subempleo objetivo”.

 4 DANE, Mercado laboral de la juventud, Boletín de prensa, Mayo 9 de 2013, en http://www.dane.gov.co/files/investigaciones/boletines/ech/juventud/boletin_trim_ene_mar13.pdf

Visto 8064 veces
Rafael Orduz

Doctor en Ciencias Económicas de la Universidad de Gottingen en Alemania Federal. Académico y analista económico y de tendencias digitales, se ha desempeñado como Presiente de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá y Viceministro de Educación. Fue Director Ejecutivo de la Corporación Colombia Digital.