¿Desaparecerá la televisión?

¿Desaparecerá la televisión?

¿Desaparecerá la televisión?

La convergencia digital del siglo XXI ha modificado indudablemente los formatos de la televisión tradicional.

Decían que la prensa y la radio desaparecerían con la llegada de Internet. Otros más osados se atrevieron a advertir que la época de la televisión sería sepultada por el auge de las redes sociales y sin embargo los medios de comunicación tradicionales siguen aquí. No parecen extinguirse ni mucho menos llegar al declive como muchos aseguraron años atrás.

Es evidente que las comunidades online han modificado el método, es decir la manera en que se producen los contenidos y cómo se divulgan a través de las plataformas online. Las redes sociales vinieron a ser nuevos medios canalizadores de información. Los usuarios de hoy producen y consumen contenidos al tiempo, ya no solo en texto, sino también materiales multimediales.

{quote}

Con la televisión está sucediendo algo realmente extraordinario y es que está sufriendo una metamorfosis desde su esencia. El auge de los dispositivos móviles y el acceso a Internet la han obligado a repensarse y a adaptarse a la convergencia mediática digitalizada. El televidente consume sus contenidos cuándo quiera y dónde quiera. Éste ya no debe esperar a un horario fijo ni mucho menos seguir la parrilla de programación, con un clic en Internet y una búsqueda rápida puede consumir sus programas de televisión favoritos desde la Web.

En ese sentido, no es que la 'caja negra' desaparezca totalmente o sea remplazada por los medios digitales, sino que por el contrario, ha encontrado nuevos escenarios de diversificación mediante los cuales ha logrado evolucionar al ritmo de las transformaciones de la Sociedad de la Información. Actualmente es cada vez más común, (dada la convergencia digital) ver televisión y usar el dispositivo móvil. El televidente-internauta no solo está consumiendo en tiempo real cualquier serie o programa, sino que además encuentra en las redes sociales espacios de discusión e intercambio de mensajes con el resto de la comunidad sobre lo que está viendo en el momento. 

Sucedió con el recordado selfie de Ellen Degeneres en la ceremonia de los Oscars a comienzos de este año, pero también durante el Mundial de fútbol 2014 en la semifinal entre Brasil - Alemania en el que se enviaron 35 millones 600 mil tuits en el transcurso del partido, superando cualquier cifra de este tipo en un evento deportivo.

Ello es una muestra de cómo los aparatos móviles y la llamada segunda pantalla se convierten en canales transmisores que impulsan los mismos contenidos televisivos cuando se trata de acontecimientos coyunturales de envergadura mundial que concentra millones de intereses. En este caso el entretenimiento y el fútbol se han convertido en el eje central de dicha dinámica, la cual ha demostrado que desde la transmisión en vivo de un evento, los usuarios tienen la posibilidad de expresar libremente sus opiniones sobre lo que están viendo y escuchando.

De acuerdo a un estudio realizado por la compañía norteamericana Nielsen Social, cada vez es mayor el número de usuarios que ven TV y usa redes sociales al tiempo. El informe revela que entre las actividades que realizan mientras miran TV se encuentran: navegar en la web (49% usuarios de smartphones, 66% de usuarios con tablets), compras online, búsqueda sobre información deportiva y de entretenimiento. Por otro lado, el 12% de los internautas móviles lee discusiones sobre programas de TV en redes sociales, así como el 18% de quienes usan tabletas.

Carlos Alberto Scolari, experto en periodismo y comunicación digital, explica que "seguimos viendo televisión, leyendo la prensa, pero en paralelo también vemos y leemos Twitter y Facebook. Estos nuevos medios son depredadores de nuestra atención". Es evidente que la televisión se vio en la obligación de cambiar y renovarse, de ajustar sus formatos a la era digital y de aprovechar los nuevos aires que están tomando los contenidos, en especial las series de TV y adaptarlos a los propios.

Netflix es la muestra de un botón. Este negocio digital se ha convertido en un ecosistema que ha modificado totalmente la forma de ver televisión, la cual es más personalizada y está pensada en las necesidades del usuario: su tiempo y sus intereses. Esta es un plataforma de consumo masivo online en la que sus suscriptores consumen sus contenidos favoritos en los horarios y espacios que deseen. Ellos escogen qué ver y cuándo.

Así mismo, otros de los factores que han influido en esa metamorfosis de la televisión contemporánea han sido los formatos de las series de TV, las cuales son más intertextuales, logrando mantener una cercanía con elementos del comic, los videojuegos y el cine. La combinación de estos ingredientes la hacen más interactiva y con nuevas características que se adhieren a los gustos de los televidentes móviles del siglo XXI.

Es un hecho, la televisión no ha firmado todavía su sentencia final, en la actualidad está encontrando nuevas formas de reinvención.

 

e-max.it: your social media marketing partner
Read 4966 times
Eliana Álvarez

Asesora
Corporación Colombia Digital