Internet de los dispositivos a los servicios

Internet de los dispositivos a los servicios

Una tendencia que cambiaría la forma en que interactuamos con las cosas y con el mundo.

El Internet de las Cosas o ‘IoT’ (por la sigla en ingés de ‘Internet Of Things’), es una tendencia que busca dar a las personas la posibilidad de instrumentalizar, automatizar y conectar cualquier dispositivo u objeto a través de la Web, permitiendo así que las personas generen más y mejores interacciones con los elementos del diario vivir. Esta no es solo una aproximación sino una realidad, que pareciera una muestra de lo que las grandes producciones cinematográficas nos han prometido durante muchos años.

Sin embargo, el Internet de las Cosas es algo más que dispositivos interconectados entre sí, incluso es mucho más que el poder automatizar tareas para que los objetos las hagan por nosotros, porque hasta allí sigue siendo una comunicación M2M (machine to machine),; esta etapa de la revolución digital trasciende a algo que realmente genera impacto social, el verdadero logro viene cuando ese IoT se convierte en Internet de servicios, cuando la posibilidad de conectar todo aquello que nos rodea se transforma en una herramienta para mejorar la calidad de vida de las personas y no se queda solamente en el gadget y el lujo.

{quote}

Por supuesto que tener casas inteligentes mejora la calidad de vida y claro que podemos ahorrar tiempo en tareas que se automatizan y controlamos desde el teléfono, pero es mucho más atractivo hablar por ejemplo de los servicios que podríamos llegar a tener mediante esta tecnología, no solo que la llave de la casa sea el ‘smartphone’ o que esta ‘sienta’ que llegamos, ¿qué tal si la casa además está en condiciones de indicar a las empresas de servicios públicos el estado de nuestros contadores de consumo o el estado de las tuberías por donde se suministra el gas y el agua, permitiendo que estas tengan un registro de averías o daños y así mismo que las empresas prestadoras del servicio puedan anticipar cualquier fuga o mantenimiento antes de que algo se dañe?.

De la misma manera podemos hablar del Internet de las Cosas en la salud, un campo de gran interés para todas las personas y donde en la actualidad se han adelantado desarrollos que permiten monitorear la actividad interna del cuerpo de modo que los sistemas sean capaces de dar aviso si funciona mal en nuestro organismo, generando un llamado de emergencia que se traduzca en la atención pueda más inmediata posible.

Posibilidades como esta se dan gracias a los diferentes sensores que se han desarrollado y que pueden ser portados por las personas sin que afecte el desarrollo de sus tareas diarias; así como los dispositivos que actualmente pueden tomar mediciones exactas de glucosa, por ejemplo, el Internet de las Cosas permitiría que esos datos e información pudieran ser enviados directamente al historial del paciente e incluso a especialistas en dicha materia para que brinden atención inmediata en caso de ser necesario.

De igual forma, el IoT presume la posibilidad de crear y desarrollar ciudades inteligentes, aquellas donde el alumbrado público, las señalizaciones de tránsito entre muchas otras funcionalidades pueden estar automatizadas y responder a los estímulos de las personas; es allí cuando dejamos de concebir la idea de que el Internet de las Cosas solo se trata de estar cada vez más inmersos entre los dispositivos, para empezar a considerar y entender que lo que en realidad viene de la mano del IoT son mejoras en los sistemas, mejoras en los servicios, mejoras en la vida y en la interacción con los objetos.

Como los anteriores hay muchos ejemplos que no son lejanos a la realidad puesto que ya hay avances en materia de dispositivos y la red permite que todo se conecte y sincronice en tiempo real, por lo que considerar estas y otras funcionalidades no es descabellado, pero lo más importante es que el Internet de las Cosas responde a algo más importante que aparatos conectados como hasta este momento nos lo han hecho saber y se trata de brindar servicios que mejoren la calidad y estilo de vida de las personas, simplificar realmente el desempeño laboral, el cuidado de la salud, el transporte oel vivir.

Es imposible negar que actualmente estamos en una era en la que los dispositivos predominan y con toda seguridad el paso del tiempo hará de esto una realidad aún mayor, actualmente las tendencias de segundas y terceras pantallas ya son comunes para nosotros y con los años quién sabe si serán más o si vendrán como con Google Glass y otros ‘wearables’ adaptadas a nuestra ropa y cuerpo, lo cierto es que al hablar IoT no debemos quedarnos solo en el objeto, sino que debemos trascender al impacto que estos van a poder generar de cara al desarrollo de la sociedad.

 

 

 


*Fuentes:

e-max.it: your social media marketing partner
Read 8670 times
Cristhian Herrera

Asesor
Corporación Colombia Digital