5 errores graves que comete un emprendedor

5 errores graves que comete un emprendedor

Consejos para dejar de lado la incertidumbre y seguir las pasiones con método.

El camino del emprendimiento no es un camino que esté allanado y sea sencillo de atravesar. Caminar por él resulta más difícil de lo que pensábamos. Pero una vez que pasamos esos baches y obstáculos, que nos hemos caído y no hemos vuelto a levantar, parece que la lección queda aprendida y nos servirá para no volver a cometer los mismos errores y seguir intentando nuevos caminos y experiencias.

Conocer esas barreras que cualquier emprendedor puede encontrarse será fundamental para afrontar el proceso como un gran desafío y no desmotivarse ante cualquier imprevisto. De ahí, estos cinco grandes errores a evitar:

1. Invertir en cosas innecesarias

Cuando iniciamos un negocio nos empeñamos en tener una oficina bonita, contar con un equipo de trabajadores, tener la última tecnología en nuestros equipos, etc. Pero, no somos conscientes de que debemos gestionar muy bien el dinero, sobre todo al principio, e invertir en aquello que sea realmente importante para generar los primeros ingresos en la empresa. Todo lo demás puede esperar.

Por tanto, si empezamos el negocio desde el garaje de nuestra casa y en lugar de contratar al primer empleado, contamos con los servicios de un freelance para cubrir tareas que nosotros mismos no sabemos realizar, estaremos ahorrando y llevando un buen control de nuestras finanzas, factor clave para sobrevivir durante los primeros meses.

2. No saber vender

Una de las características que debe tener un emprendedor es un sexto sentido para encontrar oportunidades donde otros no las ven. Así que tener formación en ventas y unas nociones básicas para crear un plan de negocio, un estudio de mercado o una estrategia de marketing, es clave para tener éxito a la hora de vender un producto o servicio.

3. No tener conocimientos específicos para gestionar una empresa

Además de tener unos conocimientos de marketing y ventas, el emprendedor deberá saber administrar su negocio, realizar facturas, cuáles son sus obligaciones contables y tributarias, en definitiva, todo el aspecto legal y administrativo que tiene que llevar al día si quiere evitar sanciones tributarias o incluso el cierre de su empresa.

4. No validar la idea de negocio

¿Sabemos si nuestro público potencial está dispuesto a pagar por ese producto que ofrecemos? Por muy buena que sea la idea, eso no quiere decir que funcione, hay muchos factores que influyen. La única forma de asegurarse es preguntándole al cliente directamente y conocer de primera mano lo que piensa.

5. Tomarse el emprendimiento como un hobby

En estos tiempos, tomar la decisión de emprender un negocio es difícil, ya que conlleva un gran riesgo. Muchas personas que deciden emprender están desesperadas, no están contentas con su trabajo actual o no tienen nada y están ansiosas por generar y llevar unos ingresos a casa.

El problema es que el motivo por el que emprenden es una cuestión de dinero y de necesidad, más que de pasión, de hacer lo que a uno verdaderamente le gusta. No temo decir que el gran requisito para emprender es la pasión, porque ese será el único motivo para luchar y levantarse una y otra vez por lo que se aspira.

Otros, en cambio, emprenden un negocio sin dejar su actual empleo, y se lo toman como un hobby más que como un trabajo. En este caso, será difícil conseguir que ese negocio crezca porque lo vemos como una actividad secundaria en la que solo nos centramos cuando tenemos tiempo.

Si realmente nos apasiona el nuevo negocio que hemos puesto en marcha, sacaremos tiempo de donde no hay. En lugar de dedicar nuestro esfuerzo al negocio al final del día, ¿por qué no levantarnos antes cuando nuestra mente está activa y despejada?

Son muchos los errores que se pueden cometer durante este camino y también puede ser mucho dinero el que se pone en juego, por eso existe el miedo al fracaso y a la incertidumbre. Pero el que se atreve a dar el paso y consigue superar pequeños obstáculos, se dará cuenta de que ha valido la pena esa lucha y sentirá una satisfacción enorme solo por haberlo intentado.


Edith Gómez
Editora en Gananci, especializada en comunicación online.
Twitter: @edigomben

Read 3016 times
Corporación Colombia Digital

@colombiadigital

La Corporación Colombia Digital (CCD) es una organización dedicada a promover el uso y apropiación de las tecnologías de información y las comunicaciones, en beneficio del desarrollo social y económico.