Trabajo en movimiento para ciudades que evolucionan

Trabajo en movimiento para ciudades que evolucionan

Trabajo en movimiento para ciudades que evolucionan

Soluciones unificadas de comunicación para los espacios laborales que transforman la necesidad de desplazarse a los sitios de trabajo.

Se estima que para el año 2050 el 86% de la población de América Latina vivirá en ciudades; sin embargo, la proyección de crecimiento poblacional no necesariamente está alineada con el avance urbanístico de las ciudades, especialmente en temas de movilidad y transporte, lo que supone grandes desafíos paras las organizaciones que esperen crecer su planta de empleados, y también para éstos, si es que quieren ser productivos y lograr balance con su calidad de vida.

La respuesta a los retos de movilidad urbana resulta estar en las soluciones de movilidad laboral que abren las nuevas tecnologías. A propósito, conversamos con Alejandra Ávila, Directora de Go to Market Programs de BroadSoft, especialistas en comunicaciones unificadas, sobre el panorama de movilidad urbana y teletrabajo en el país.


¿Cuál es el panorama de movilidad de las ciudades colombianas y latinoamericanas?

“En el caso de Colombia, particularmente en Bogotá, los desafíos del desplazamiento urbano hacen que la movilidad cada día se vislumbre como parte inminente en la evolución de la forma de trabajo.

Hay tres razones principales por las que la movilidad es una tendencia cada vez más fuerte:

1. Búsqueda de negocios: Las organizaciones deben salir en la búsqueda de nuevos mercados y/o clientes que les permitan crecer sus negocios, esto implica tener parte de sus colaboradores en el campo la mayor parte de su jornada laboral.

2. Reducción de costos operativos: Herramientas de movilidad permitirán que las empresas puedan ahorrar costos operativos directamente relacionados al hecho de que todos los colaboradores estén reunidos en una misma oficina, así como al pago de viáticos que tendrían que realizar para que el trabajador atienda reuniones de trabajo en otras localidades.

3. Mejorar la calidad de vida de los empleados: Brindarle a los colaboradores herramientas que les permitan trabajar desde cualquier lugar, estando siempre alcanzables y conectados con su red de trabajo sin que tengan que pasar muchas horas de traslado de un lugar a otro, se convierte en algo sumamente valioso sobre todo en las ciudades en donde las vías de la ciudad también han quedado cortas frente al aumento desmesurado de habitantes y cantidad de vehículos particulares.

América Latina vive un proceso de expansión en cuanto a la adopción de nuevas formas de comunicación y teletrabajo. De hecho, de acuerdo con un estudio reciente de GSMA, - la organización de operadores móviles y compañías relacionadas – el número de personas que utilizan dispositivos móviles crecerá en un 50 % para fines de esta década. Las repercusiones directas de esta tendencia se reflejarán en el aumento del crecimiento económico, la inclusión digital y el ahorro de tiempo en traslados.

América Latina se posiciona como la segunda región de más rápido crecimiento móvil en el mundo. Países como Brasil, Colombia, México y Perú agregarán millones de trabajadores móviles en los próximos años.

A su vez, se pronostica que el total de trabajadores móviles en la región se crecerá hasta 524 millones para 2020. Esto convertirá a América Latina en la segunda región de más rápido crecimiento global durante el período.

Lo anterior hace destacar el valioso aporte socioeconómico de la industria de las comunicaciones móviles a los mercados de América Latina”.


¿Cómo el teletrabajo aporta a mejorar la movilidad de nuestras capitales?

“El hecho de que las dinámicas de las personas no estén regidas por un horario laboral estricto de entrada y salida logra eliminar las horas pico en la ciudad. Buena parte de los ciudadanos puede manejar su horario y días de visitas a la oficina, ayudando a descongestionar las arterias viales y rutas de transporte público.

A los beneficios de convivencia que las comunicaciones unificadas aportan, se le suma el impacto ambiental: si las personas no tienen que salir todos los días a la oficina, en la calle habrá menos vehículos y eso permitiría bajar los índices de contaminación de manera importante”.


¿Qué se necesita para que estos beneficios se hagan realidad en nuestras ciudades?

“En primer lugar, se necesita de inversión. La ventaja que hay en Colombia es que los operadores están haciendo inversiones de actualización de infraestructura significativos, en cuanto a servicios de ancho de banda y plataformas para ofrecer mejores servicios. A corto plazo el inconveniente no va a ser la tecnología, sino el cambio cultural en la forma de trabajar. Es importante homologar la visión de que no es necesario estar en la oficina para lograr resultados, pues el mundo se está virtualizando y manejando a través de diferentes aplicaciones. La evolución generacional ha demostrado que los compromisos actuales están más enfocados en resultados concretos y tangibles.

Además, en poco tiempo la mayor parte de las organizaciones tendrá un porcentaje bastante alto de colaboradores de generación millennial, por lo que se vuelve más importante adaptar la forma de trabajo a las necesidades de estos jóvenes”.


¿Cómo las organizaciones pueden aportar en este proceso de descongestión de las ciudades?

“Entendiendo que los patrones laborales, de jornadas extensas totalmente presenciales no han demostrado ser determinantes en la proactividad y productividad de las personas, no hay cabida para el incumplimiento por parte de los colaboradores que utilicen plataformas que permitan el trabajo a distancia (como UC-ONE), pues estas permitirán conocer el estatus del trabajador en todo momento: si está en una reunión, ocupado, ausente, en conferencia. A su vez el desempeño de los trabajadores debe ser evaluado por los resultados y no por la cantidad de horas que pasa en la oficina.

Las Comunicaciones Unificadas (UCC) empoderan a las organizaciones no solo a habilitar una fuerza de trabajo móvil sino también a maximizar su productividad mediante la integración de servicios de comunicaciones empresariales customizados a las necesidades de cada persona. Servicios como videollamadas influyen para mantener el sentido de relacionamiento entre individuos, ya que podrán mantener esta comunicación no verbal aún y cuando se encuentren en localidades diferentes.

Las soluciones de Telefonía IP y nube de la UCC aparecen como un complemento perfecto para acompañar a las organizaciones en la adopción de la nueva forma de trabajar, ya que permite a los empleados tener las mismas herramientas de comunicación y colaboración fuera de la oficina, aumentando sus niveles de productividad y satisfacción. Por esta razón, las empresas latinoamericanas aumentarán su inversión en servicios de telefonía IP y UCC en la nube hasta llegar a US $ 799 millones en 2021.

Además, el crecimiento de los ingresos se verá impulsado directamente por el constante aumento de los usuarios en la región, que alcanzará la CAGR del 31,2% para el período 2015-2016”.


¿Cuál es el valor agregado de su oferta para las organizaciones y los usuarios finales, que a la vez impacta en positivo la movilidad de las ciudades?

“La tecnología de Broadsoft trata de desligar a los empleados de espacios físicos, en este caso, las oficinas. Ellos tienen la capacidad de dar respuestas inmediatas desde donde se encuentren, pues la única herramienta que se requiere es un dispositivo, la plataforma y una excelente conexión. Con la plataforma de Broadsoft, UC – ONE, la visita a las empresas puede ser de uno o dos veces a la semana, si es necesario, lo que se traduce en padres más presenciales, personas más tranquilas y sistemas de transporte público descongestionados.

UC- ONE siempre está a la vanguardia de las necesidades del mercado, logrando una integración del mundo fijo y del mundo móvil. De las fortalezas más importantes destaca que el usuario final no tiene que preocuparse por los detalles de la infraestructura, sino que debe centrarse en cómo comunicarse de una manera eficiente para aumentar su productividad y, en consecuencia, la forma de hacer negocios.

Desde el punto de vista económico, la unión y virtualización de los procesos comunicativos funge como la nueva tendencia laboral, que además de costos, involucra estructuras más dinámicas y funcionales. En costos operativos la organización puede ahorrar entre 20% y 30% con la implementación de comunicaciones unificadas. UC- ONE busca integrar y simplificar el proceso comunicativo de sus usuarios, pues se trata de una plataforma que le brinda a las empresas un sistema que da soluciones comunicativas.

A su vez, todas las compañías tendrán la capacidad de modernizar sus procesos y enlazar todas las operaciones en un mismo sistema, sin importar si se trata de pequeños negocios o de grandes empresas”.

Visto 368 veces
Adriana Molano

@amolanor

Directora de Comunicaciones y Contenidos
Corporación Colombia Digital

Consultora en comunicación, cultura e innovación. Magíster en Gerencia del Desarrollo de la Universidad de los Andes (en curso) y especialista en Comunicación y Cultura de FLACSO, cuenta con amplia experiencia en proyectos de apropiación tecnológica y transformación digital en áreas organizacionales, sociales y culturales.