Aprender a programar: creando el mundo a tu manera

Aprender a programar: creando el mundo a tu manera

Programar software es una de esas palabras que se ha puesto de moda, y la razón no es más que la manera vertiginosa cómo la tecnología se ha tomado el mundo.

Pero la mayoría de personas que no trabajan en áreas digitales, poco entienden en qué consiste el oficio de programar. En términos sencillos no es más que el proceso creativo de llevar un problema simple o complejo a instrucciones que pueda entender una máquina, permitiendo que otras personas interactúen con ella.

Pues bien, pensar que vas a dedicarte a "pensar como una máquina" para poder darle instrucciones, no es necesariamente la idea más inspiradora, y es de hecho lo que le ocurre a la mayoría de personas que se plantean la posibilidad de dedicarse a esta profesión. Sin embargo además del hecho de que todas las labores tienen su nivel de complejidad, el cual simplemente disminuye con el paso del tiempo y tras haber adquirido nuevos conocimientos y competencias, existen perspectivas que ayudarán a motivar aún más.

Siendo más específicos, ¿alguna vez te has preguntado dónde se encuentra el software? Si te detienes un poco a cuestionarlo encontrarás respuestas comunes: en los PCs, dispositivos móviles, en los automóviles, electrodomésticos en los sistemas de gobierno, en el trasporte público, en las comunicaciones, el cine, los juegos de video, los cohetes especiales y en los robots. También está en escenarios más sensibles como los programas con los que se construyen las grandes edificaciones, los cajeros automáticos, los instrumentos modernos de cirugía y medicina, las incubadoras, etc. Pero ¿qué pasaría si llegaran a fallar?

{quote}

Mucho más allá de los gadgets de moda, desde hace varios años atrás el software es parte imprescindible de la vida de cualquier persona, directa o indirectamente. Por lo tanto, diseñar y desarrollar un programa permite construir un mundo subjetivo, desde la idea más romántica como por ejemplo, impactar positivamente el mundo a través de nueva forma de expresión, hasta la posibilidad de plasmar una idea revolucionaria que cambie la manera cómo los individuos establecen sus relaciones interpersonales, adquieren conocimiento, se comunican o sencillamente disfrutan su tiempo libre.

En la actualidad, el emprendimiento también está ligado con esa área informática. Pero la magia no es generada solo por las ideas, sino cuando se fusionan la capacidad de crear y hacer. Sin embargo hoy día parece haber un problema en torno a dicho aspecto: los hacedores de ideas no son suficiente para la demanda que existe. Es seguro, el mundo necesita gente con pensamientos innovadores, pero también gente capacitada y competente que las pueda materializar; y esto, lejos de ser una situación negativa, debería ser una oportunidad para quienes deseen construir sus propias creaciones desde el uso de las tecnologías y de la comprensión de la programación. Solo se necesita de la valentía, decisión y disciplina por aprender nuevos conceptos y saber aprovechar la cantidad de recursos disponibles en Internet.

Personas, empresas y gobiernos hoy son conscientes sobre la necesidad de profesionales que puedan dedicarse a la construcción de software, por lo cual se están dando importantes avances en cuanto a la inversión de recursos y tiempo en la tarea de lograr más hacedores de proyectos innovadores ligados a este campo.

 

La tarea no es fácil, pero tampoco imposible

Para aprender cualquier tema de tecnología lo primero es ser paciente y ser persistente. Nada sucederá de repente, cada quien tiene su ritmo, pero es necesario dedicarse, ponerse retos, construir en pequeño hasta lograr hacer grandes cosas.

Si te preguntas ¿por qué es importante aprender a programar?, ¿por qué embarcarte en semejante travesía? Puedes tener muchas respuestas como por ejemplo: la posibilidad de crecer, de diseñar tus propias maneras de hacer las cosas, tener un gran trabajo o empresa, y cambiar e impactar la vida de muchas personas.

Hacer programación no puede quedarse en el quehacer técnico, ni tiene que ver con peleas bizarras sobre cuál tecnología o empresa es la mejor. Además, incluso el mejor programa creado con cualquiera de las tecnologías si no tiene un propósito, carece de sentido. Los estereotipos de geeks, nerds e individuos extremadamente inteligentes, son solo eso estereotipos; quienes nos dedicamos a construir software somos personas normales que tenemos por herramienta de trabajo la tecnología misma.

Sé que puede ser una de las tareas más humana que existe, pues más allá de resolver un problema técnico se trata de entender la necesidad de alguien y tener la capacidad de ofrecer una solución. Por lo tanto, aprender a programar solo es un paso para iniciarse en el universo que significa ser un desarrollador en la aventura de transformar al mundo.

 

Sobre las mujeres programadoras

A título personal considero que el tema de la escasez de mujeres en esta profesión tiene que ver más con nosotras mismas que con algún impedimento en el entorno.

Cada día luchamos por la igualdad de derechos y aunque en todos los ámbitos no se tiene el mismo grado de éxito, en algunos sí está dada la completa libertad de tener las mismas oportunidades. La programaciónes uno ellos. Pero muchas mujeres siguen considerando algunas tareas demasiado abstractas y complejas para dedicarles tiempo.

"Trabajo de hombres" le llaman cuando se trata de actividades de gran esfuerzo físico ¿Cuál sería la excusa en el caso de hacer software? Si me permiten ayudar, la respuesta es ninguna. Hoy en día el espacio y las oportunidades están dados.

Como mujeres no carecemos de ninguna habilidad, no tenemos ninguna desventaja o limitación, ni tampoco podemos decir que hay falta de oportunidades; por el contrario, nuestra capacidad de ver el mundo con una mirada más humana y más considerada, requiere que seamos parte activa y revolucionaria en el mundo de la tecnología, de acercarla a la gente.

La demanda de más desarrolladores de software en el mundo sigue creciendo sin condición de género, basta con ser bueno en lo que se hace, como es necesario en cualquier otra profesión, así que no hay ningún tipo de excusas para pensar que no existen oportunidades para nosotras. Los límites están en nuestra mente.

e-max.it: your social media marketing partner
Read 5487 times
Sorey García Zapata

Ingeniera Informática del Politécnico Jaime Isaza Cadavid y Especialista en Desarrollo de Software con más de 10 años de experiencia en la industria. Fundadora de la comunidad de desarrolladores de software Avanet y Co-organizadora del BarCamp Medellín. Reconocida por Microsoft como Most Valuable Professional en desarrollo con Windows y Windows Phone.

Actualmente se dedica a la docencia, consultoría y desarrollo de software de forma independiente y a dirigir la Fundación Avanet.