Colombia urge plan de contingencia en telecomunicaciones

Colombia urge plan de contingencia en telecomunicaciones

  • La advertencia sobre un posible sismo en el centro de Colombia es una invitación para evaluar cómo se ha preparado el país  en el tema. Si se pierde todo tipo de comunicación con el mundo exterior ¿qué pasaría? Es la gran pregunta que hay que resolver.
  • El terremoto que azotó al centro y sur de Chile en la madrugada del 27 de febrero, en el que colapsaron las comunicaciones de telefonía fija, celular e incluso Internet, puso en evidencia la necesidad que tienen todos los países del mundo, en especial los de América Latina, de preparar un plan de contingencia en telecomunicaciones para enfrentar este tipo de catástrofes. Dentro de las opciones que existen para hacerlo, están la telefonía IP y la telefonía satelital, siendo esta última la que ofrece mayor eficiencia, debido a que los satélites son prácticamente inmunes a este tipo de situaciones.

    Prueba de ello, es que la telefonía satelital se convirtió en la ‘tabla de salvación en materia de comunicaciones’ para el gobierno chileno. Estados Unidos le donó al país suramericano los primeros equipos satelitales para restablecer las comunicaciones y posteriormente el gobierno chileno tramitó con las grandes compañías de telecomunicaciones la entrega 40 equipos adicionales para mantenerse comunicado con el mundo.

    No es la primera vez que se habla del tema. Generalmente, cada que se presentan situaciones ocasionadas por desastres naturales surge la misma pregunta ¿Por qué el país no contaba con redes y equipos satelitales para comunicarse rápidamente?

    plan-telecomunicacionesLa respuesta que dan los expertos en el tema es que los costos de la telefonía satelital son demasiado altos y la inversión no se justifica en países donde un alto porcentaje de la población es pobre y se requiere presupuesto para atender prioridades en salud, alimentación y educación, entre otras.

    El gerente de Informática de la Registraduría General de Colombia, Omar Gilberto Hernández dice que “en el país se usa la telefonía satelital para temas puntuales. Por ejemplo, para las elecciones de este año se tendrán 100 equipos dispuestos por Une, pero generalmente no se usan mucho debido a que los costos son demasiado altos”.
    Según el directivo, el valor del arriendo mensual de un equipo puede costar en promedio $600.000 y el minuto de comunicación $80.000, lo que ha impedido que esté fácilmente disponible para países como Colombia. Estos costos se deben a que el servicio de telefonía satelital es soportado en el mundo a través del sistema Iridium, diseñado hace casi 15 años por Motorola para mantener la comunicación en el mundo. El sistema cuenta con más de 66 satélites operando alrededor de la tierra, los cuales requieren un mantenimiento continuo, cuyo costo también es elevado. A esto se suma, que no hay mucha oferta en el mercado ni para la operación, ni para el servicio.

    Ricardo Pulgarín, líder de proyectos de la Regional Centro de Une EPM Comunicaciones, explica que otro de los obstáculos para masificar la telefonía celular es el tema de seguridad. “Al tratarse de un sistema que opera a cielo abierto y que permite la comunicación en los lugares más apartados, los equipos son muy atractivos para los amigos de lo ajeno. De hecho, para el soporte que van a dar el día de las elecciones el nivel de seguridad es muy alto, máxime si se tiene en cuenta que los equipos no son de Une. Fueron alquilados al proveedor Ecomil, que presta este servicio en Colombia”.

    Para los analistas del sector es claro que, a pesar de los costos y dificultades, Colombia tiene que pensar en un sistema que permita garantizar la comunicación en caso de presentarse alguna eventualidad. De hecho, Perú ya lo está haciendo. Según noticias internacionales, esta semana el gobierno peruano autorizó al Ministerio de Transporte y Comunicaciones (MTC) a adquirir un Sistema Público Móvil por Satélite que les permita a las autoridades del Estado comunicarse para organizar, dirigir y supervisar las operaciones de auxilio en caso de sismo u otros desastres.

    Los reportes internacionales aseguran que el decreto que autoriza la adquisición de estos equipos fue publicado en el diario oficial El Peruano y está firmado por el presidente de la República y el ministro de Transportes y Comunicaciones, Enrique Cornejo Ramírez, entre otras autoridades.

    En Colombia, hay equipos de comunicación satelital en las fuerzas armadas. Sin embargo son escasos a la hora de cubrir cualquier emergencia.
    Ante este panorama, la recomendación de los expertos en telecomunicaciones es reforzar la comunicación militar y pensar en dotar de equipos a entidades como la Cruz Roja y la Defensa Civil, las cuales tienen capacidad de reacción ante cualquier eventualidad.

    Pero hasta la fecha no se ha escuchado ninguna iniciativa similar a la de Perú en nuestro país y tampoco se ha dado a conocer alguna estrategia alrededor del tema, a pesar de las advertencias de amenaza de riesgo que tiene Colombia, específicamente Bogotá.

    Las alarmas están encendidas y el llamado es a prestarle una mayor atención al tema. Hay que eliminar la cultura de esperar a que sucedan las cosas para reaccionar. Lo mejor es prevenir.
    e-max.it: your social media marketing partner
    Read 20260 times
    Adriana Camargo Gantiva

    Asesora
    Corporación Colombia Digital