Notificaciones bancarias ¿a qué costo?

Notificaciones bancarias ¿a qué costo?

 

Cada vez que hago un retiro por cajero automático o una compra en cualquier establecimiento del comercio llega a mi celular un mensaje de texto informándome acerca de la transacción que acabo de realizar.

Para mi sorpresa, más me tardo en terminar la operación que en recibir el mensaje vía telefónica, hecho que me ha llamado fuertemente la atención en varios sentidos. Por una parte, me parece interesante que el sector financiero evolucione en el uso de plataformas tecnológicas para mantener informados a sus clientes, pero por otro me pregunto si en caso de suplantación o robo de mi tarjeta Davivienda la entidad me va a responder por el dinero sacado sin mi autorización, o si por el contrario se ‘lavará las manos’ diciéndome que para eso se envía el mensaje y que no hay nada que ellos puedan hacer.

Lo que más me preocupa es que hace mucho tiempo que Davivienda dejó de pedir clave para las compras en el comercio, pues desde que haya dinero en la cuenta la transacción se aprueba con sólo pasar la banda magnética por el datafono, sin ningún otro tipo de control.

 

Es claro que las corporaciones están incrementando la inversión en tecnología para ‘sorprender’ cada vez más a los clientes: avanzan en el desarrollo de tarjetas con chip para brindar mayor seguridad y están en la búsqueda de plataformas que permitan el acceso rápido y fácil al dinero, ya sea a través del plástico o simplemente con digitar una clave. Sin embargo, nadie está exento de que le clonen la tarjeta o le copien la clave para sacar el dinero y en este caso no habrá mensaje que valga para recuperarlo.

Más allá de mejorar las comunicaciones y fortalecer las herramientas tecnológicas, el reto de la banca está en prepararse para enfrentar los nuevos desafíos en materia económica y tecnológica, de manera que pueda ofrecer mayores beneficios a los clientes, sin que esto les represente un costo mayor al que ya paga el cliente por el uso de los servicios financieros.

Banca Móvil

La banca móvil es uno de esos desafíos. Colombia fue el primer país en Latinoamérica en implementar de manera masiva y exitosa el servicio de Banca Móvil y se ha convertido en referente para que países como México, Chile y Venezuela se ‘monten’ en esta nueva realidad. Se estima que desde su lanzamiento en el país se han realizado más de 9 millones de transacciones a través de la Banca Móvil  y que mensualmente se están incorporando nuevos usuarios al sistema.

De acuerdo con un estudio de ABI Research, en el 2012 la banca móvil podría suponer un negocio de 8.000 millones de dólares en todo el mundo, lo cual podría generar grandes cambios sociales, en los que el mensaje de texto al celular cobrará un papel mucho más protagónico. Sin embargo, no será suficiente para garantizar la seguridad que requieren los clientes.

¿Cómo se prepara el sector financiero?

Los encargados de tecnología en el sector financiero coinciden en afirmar que la banca moderniza permanentemente su infraestructura tecnológica e invierte en seguridad informática con el ánimo de garantizar servicios más seguros y eficientes.

Por ejemplo, el Banco de Colombia anunció para este año inversiones superiores a US$200 millones en seguridad informática, el Banco de Bogotá invirtió el año pasado  US$30 millones y para este año cuenta con un porcentaje similar; el Banco AV Villas invirtió cerca de US$8 millones para la migración de tarjetas chip y en general todas las entidades tienen un presupuesto para el tema.

La coincidencia en el sector es que “el futuro de la Banca está en la tecnogogía” no sólo por la agilidad en los trámites sino por la reducción en los costos de cada transacción.

Consideran que el servicio de notificaciones y alertas al celular es un primer paso para avanzar en el desarrollo de estructuras cada vez más sólidas y eficientes para mantener a los clientes informados acerca de lo que pasa con el dinero y que seguramente surgirán nuevas iniciativas y también exigencias para garantizar mejores servicios.

Es evidente que en la medida que se masifique el uso de las TIC para el manejo del dinero será necesario buscar nuevas alternativas que brinden mayor tranquilidad y permitan un mayor uso del Internet y de los sistemas móviles para hacer pagos, compras y demás movimientos financieros sin necesidad de desplazarse hasta el banco. Las notificaciones y alertas pueden ser un buen paso pero el camino es largo y aún hay mucho por recorrer.

e-max.it: your social media marketing partner
Read 61327 times
Temas:
Adriana Camargo Gantiva

Asesora
Corporación Colombia Digital