Print this page

La educación va más allá de tabletas y ordenadores

¿Cómo el uso de las TIC en el ámbito escolar favorece el aprendizaje y la generación de conocimiento y competencias que demanda la sociedad de hoy?

En la actualidad, los avances tecnológicos se aceleran e incursionan más en nuestras rutinas diarias, en particular los relacionados con las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), lo cual conduce a transformaciones profundas y definitivas de nuestra vida y entorno. Así, la denominada 'Sociedad de la Información y el Conocimiento' es el paradigma actual que exige un entendimiento, apropiación y uso de las TIC para soportar las actividades que generan el desarrollo económico y social necesario para el bienestar de los ciudadanos del mundo. Sin embargo, la incursión en este modelo de sociedad, en especial en los países como el nuestro, con poca tradición en el desarrollo científico y tecnológico, requiere de una visión de política pública que oriente el uso y aprovechamiento de estos desarrollos de las TIC de una forma estratégica, sustentable en el tiempo, y de hecho sostenible también en relación con la naturaleza, en todos los sectores de la sociedad pero en especial, en el sector educativo.

Y es que precisamente, la educación que nuestros estudiantes están recibiendo no está contribuyendo a que adquieran estas habilidades y competencias del siglo XXI, como lo demuestran los recientes resultados del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de la OCDE 2012 (PISA, por sus siglas en inglés), según los cuales Colombia se posicionó entre 65 países evaluados, en los puestos 53, 58 y 56 en las áreas de Lectura, Matemáticas y Ciencias, respectivamente.

Ahora, respecto a la política pública de apropiación de las TIC del gobierno actual, liderada por el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, conocida como el Plan Vive Digital, ha estado orientada a lograr la conectividad digital del país, la masificación del uso de la Internet y el desarrollo de un tecnosistema en infraestructura, servicios, aplicaciones y usuarios, que potencie el uso de las TIC como factor generador de empleo y de reducción de la pobreza. Según la Unión Internacional de Telecomunicaciones, Colombia ocupó en el 2012, el puesto 77 (de 157 países medidos) respecto al Índice de Desarrollo de las TIC (IDT), con un valor de 4.20, es decir, 2.6 puntos por debajo del índice promedio de los países industrializados y 0.8 puntos por encima del índice promedio de los países no industrializados.

Los indicadores de las TIC en la educación según el informe de indicadores sectoriales presentado por la Comisión de Regulación de Comunicaciones en noviembre de 2013, son halagadores respecto al acceso a la Internet que se ha logrado en las escuelas, donde se llega al 70% de estudiantes con acceso y la capacitación en TIC que los docentes han recibido, con un 22.2% de maestros capacitados. Es claro que en materia de sensibilización en uso de la tecnología en las escuelas y colegios se está avanzando, pero contrasta con el pobre desempeño obtenido por nuestros estudiantes en las pruebas PISA 2012.

Así las cosas, el panorama pone sobre la mesa un interrogante: ¿cómo el uso de las TIC en el ámbito escolar favorece el aprendizaje y la generación de conocimiento y competencias que demanda la sociedad de hoy? Podemos pensar que el hecho de que los estudiantes y maestros cuenten con el acceso a Internet y posean todo tipo de terminales (computadores, tabletas, teléfonos inteligentes, etc.) dentro del aula de clase, es garantía para generar procesos de apropiación del conocimiento en todas las áreas, pero realmente no es así.

En efecto, las TIC son el medio, la herramienta, pero no el fin. Lo que se requiere es que las instituciones educativas implementen ambientes de aprendizajes tecnológicos versátiles, lúdicos y reales, que sumados a la aplicación de enfoques pedagógicos como el Constructivismo y el Construccionismo, faciliten la realización de proyectos educativos motivadores para los estudiantes, que integran distintas áreas del saber para adquirir conocimientos y competencias no solo en el uso y apropiación de las TIC, sino también, sobre conceptos y principios de las Matemáticas, las Ciencias Naturales y Sociales, y habilidades para el Pensamiento Lógico (Programación) y la solución de problemas (Pensamiento Computacional).

Asimismo, brindar la posibilidad de que los docentes enfoquen el aprendizaje de sus educandos en la exploración y la experimentación de fenómenos y situaciones de carácter tecno-científico que los lleven por la senda del método científico, la innovación y el emprendimiento. Entonces, es la aplicación de las teorías del aprendizaje basadas en el "Aprender Haciendo" y en la integración de la Ciencia, la Ingeniería, las Matemáticas y de las TIC en el aula de clase las que pueden verdaderamente generar apropiación de conocimiento significativo en los estudiantes.

Es imperativo, si queremos tener estudiantes competitivos para el desarrollo económico y social equitativo, que las escuelas aprovechen la infraestructura tecnológica con la que cuentan hoy en día: computadores, dispositivos móviles, la Internet, impresoras 3D, entre otros y desarrollen estos procesos de enseñanza-aprendizaje basadas en el hacer, el cacharreo y la ingeniería. Una alternativa al alcance de las instituciones educativas es la implementación de la Robótica Pedagógica en el aula de clase, estos es, que los estudiantes conciban, diseñen, construyan, programen y operen robots o artefactos educativos, con el fin de darle solución a algún problema o situación cotidiana y que en ese proceso apliquen de forma práctica o induzcan experimentalmente los principios y leyes de las Matemáticas y las Ciencias Naturales.

Por ejemplo, los estudiantes pueden experimentar con los diversos tipos de movimientos de los cuerpos (rectilíneo uniforme, uniformemente acelerado, etc.) construyendo un robot móvil, al cual le miden su posición en el tiempo y mediante una interfaz logren registrar los datos en un computador o tableta. A continuación, pueden procesar la información, tabularla y graficarla para obtener la velocidad y aceleración del robot, determinar el tipo de movimiento al cual corresponde e inducir o deducir las leyes que lo rigen.

De esta forma, la Robótica Pedagógica en el aula de clase es una forma eficaz e innovadora de incorporar las TIC en la educación, y de esta manera facilitar las condiciones para la construcción de conocimientos; permitiendo que los estudiantes se inicien desde muy jóvenes en el estudio y aplicación de las ciencias y la tecnología.

 

Ángel Eduardo Camacho
Director de Desarrollo e Innovación 
Gai@ - Tecnología Sostenible SAS 

e-max.it: your social media marketing partner
Read 6386 times
Artífice Innovación

Columnista
Corporación Colombia Digital