Libros jurídicos, en la transición del papel a lo digital

Libros jurídicos, en la transición del papel a lo digital

Libros jurídicos, en la transición del papel a lo digital

¿Cuánto ha cambiado el ejercicio del Derecho con la llegada de los eBooks?

En el siglo XIX los libros ya eran valiosas herramientas de difusión de ideas para la humanidad, pero su impresión ocasionaba que nos viéramos inmersos en grandes bibliotecas y que el abogado, particularmente a la hora de asistir a una audiencia, tuviera que escoger cuáles publicaciones o cuáles códigos eran imprescindibles para llevarlos y sustentar mejor su defensa, limitando su portabilidad.

Con el aumento de producción de información jurídica en materia legislativa, judicial y doctrina en general, ha surgido la necesidad de contar con un espacio cada vez más amplio para su almacenamiento y una actualización inmediata de la información como resultado del llamado proceso de globalización o internacionalización del conocimiento. Estos factores han presionado el tránsito de las publicaciones hacia nuevos formatos, como los eBooks o libros digitales, que han permitido una distribución inmediata de la información y el conocimiento, reducir los costos al dejar de lado la impresión, aumentar la flexibilidad y accesibilidad.

Con la entrada en vigencia del Código General del Proceso y el sistema de oralidad ya aplicado en el ámbito penal y administrativo, entre otros modelos jurídicos, es importante que el abogado de hoy tenga fácil acceso a las publicaciones electrónicas para hacer anotaciones o subrayados, en cualquier momento y a cualquier hora, sin importar el rol o sector en que trabaje.

{quote}

El profesional de Derecho, en el día a día, requiere de libros y códigos digitales para mejorar su consulta, además de portabilidad, almacenamiento, acceso inmediato a la información, calidad y bajos costos. Es por esto que la tendencia del mercado se está encaminando hacia producir publicaciones digitales mucho más acertadas, robustas e independientes, cuyos cambios no solo se reflejan en su visualización, sino también en su estructura, planeación y estrategia, apoyados en las bondades y características que las nuevas tecnologías ofrecen para diseñar la información.

Resulta claro que la era digital abre un gran escenario a las publicaciones electrónicas, no solo jurídicas sino de temas de interés general, pero no por ello tendremos la certeza de que el formato impreso será sustituido por el digital, ni tampoco sobre el tiempo que tomarán las nuevas tecnologías de la información para asentarse y ser apropiadas por los diferentes niveles de la vida social.

Los libros digitales constituyen un instrumento muy importante para el abogado que debe enfrentarse con escenarios en los que la rapidez en la difusión, así como la distribución y la inclusión de la información multimedia, de sonido y video, y las facilidades para su manipulación, son esenciales para su desempeño en el litigio, asesoría y/o consultoría.


Erick Rincón Cárdenas
Gerente General Legis Editores

Visto 1231 veces