Generación AA: la generación de las TIC

Generación AA: la generación de las TIC

Generación AA: la generación de las TIC

El comediante Andrés López, famoso por el stand up comedy: "La pelota de letras", dentro de la clasificación que hizo acerca de las generaciones, identificó dos clases en particular a las cuales me quiero referir a continuación. 'La generación de la guayaba', correspondiente a las personas nacidas entre 1969 – 1974, a la que pertenezco; y 'la generación AA' última en el escalafón (por llamarlo de alguna manera), que va desde el 11 de septiembre de 2001 a la fecha, donde están incluidos todos los niños menores de 11 años.

Hago énfasis en la generación de la guayaba porque a partir de ella puedo hacer un paralelo entre la realidad que me tocó vivir y la que actualmente viven los niños de la generación actual. En la década de los 70 cursaba mis primeros años de educación en una escuela del Valle y no recuerdo la presencia de ningún computador en el proceso de aprendizaje (creo que para esa época en nuestro país no existían, y si así lo fue, eran muy contados), los docentes usaban tiza y tablero en sus clases magistrales y todo se aprendía de memoria. De hecho los exámenes que realizaban mis profesores tenían más nota en cuanto más literal se respondieran las preguntas. Pocos docentes, es más, creo que solo una maestra valoraba más, que respondiéramos lo que habíamos entendido de algún concepto, a que lo recitáramos literalmente. La única 'herramienta tecnológica' que recuerdo de esa época era la máquina de escribir, que iba evolucionado con el tiempo y nos enseñaban a manejar durante una clase semanal. 

tecnologia-epocasEsta generación se caracterizó por una ausencia casi total de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, TIC. El siguiente párrafo, extractado de 'Notas sueltas de Buntaro Akisaura' resume cómo era la generación de la guayaba, sin la presencia de las TIC: no teníamos Playstations, ni Nintendos 64, ni Xboxes, ni Juegos de video, ni 99 canales de televisión en cable, ni videograbadoras, DVD, ni sonido surround, ni celulares personales, ni computadoras, ni fax y mucho menos Internet. Sólo teníamos amigos.

Contrario a esta situación, la generación AA en unos años no entenderá cómo nuestra generación logró vivir sin internet, sin fax, sin celular, sin videojuegos, sin Facebook, sin tantas cosas. Estoy casi segura que sentirán pesar por nosotros, porque pensarán que en nuestra época la pasamos muy aburrido. Pero qué equivocados estarán; quienes como yo pertenecemos a esa generación me darán la razón cuando digo que fuimos realmente felices, que tuvimos grandes amigos, que se rumbeó, se estudió, se soñó, se viajó; que sin todas esas herramientas salimos a flote y en el mundo de hoy hemos sido capaces de acoplarnos a la nueva realidad, quizás no con la misma naturalidad que lo hacen nuestros niños, ni tampoco al mismo ritmo, pero lo hemos hecho.

En este proceso es innegable que somos una generación abierta al cambio y que contrario a lo que nuestros padres pensaban de nosotros cuando éramos niños (al menos así lo viví), es mucho lo que día a día aprendemos de nuestros hijos, nuestros sobrinos, y los amigos de nuestros hijos en esta temática. Muchas veces tratamos de absorber como esponjas todo ese conocimiento que nuestros pequeños tienen sobre las TIC para no quedarnos atrás y aplicarlo en nuestro diario vivir, sobre todo para entender esta realidad tan cambiante que viven a diario nuestros niños.

En el proceso pedagógico, hoy los colegios cuentan con salas de sistemas, en las que los menores pueden aprender a manejar computadores y en muchos casos tienen acceso a internet. En sus hogares, también tienen la misma posibilidad, lo cual hace que para ellos estas herramientas hagan parte de su cotidianidad; asimismo, el aprendizaje lo realizan los docentes a partir de la comprensión y no de la memoria, como nos tocó a nosotros.

Pero volviendo al tema de nuestra generación vs la generación de nuestros niños, es imperante que como padres y educadores tratemos al máximo de hacer que ellos entiendan la importancia que tiene lo simple para disfrutar realmente de la vida, que no necesariamente dependemos de las TIC para relacionarnos con los demás y que podemos ser realmente felices como lo fue nuestra generación, sin las nuevas tecnologías, solo dependiendo de nuestra imaginación.

Hace días el papá de un compañerito de mi hijo me decía que no le iba a comprar a su hijo un Nintendo DS hasta cuando cumpla por lo menos 10 años, que por ahora contaba con un parque al pie de su casa del que podía disfrutar todos los días. Pensando un poco en el fondo sobre este comentario, no puedo más que darle la razón. No soy educadora ni experta en el tema, pero el sentido común me dice que como padres de familia tenemos una gran responsabilidad en decidir qué tan pronto queremos que nuestros hijos tengan contacto con las TIC, si lo hacemos temprano o retrazamos el proceso, buscando que primero aprendan a disfrutar de lo que el entorno les ofrece, de vivir al máximo una etapa que es fundamental en sus vidas como el juego, el cual no requiere de las TIC para vivirlo.

Hoy día veo niños que desde los 6 años ya cuentan con Blackberry, videojuegos y no sé que más cosas,  que usan sin mucho control y tristemente, veo padres ocupados en su quehacer diario felices porque sus hijos no los "molestan" pidiéndoles que jueguen con ellos o preguntándoles el por qué de cada cosa.

No quiero con esta columna decir que las TIC son negativas en el proceso de formación de nuestros niños. Todo lo contrario, pretendo que como padres tengamos conciencia frente a un tema que debemos manejar con mucha responsabilidad, en el que es necesario que nuestros hijos disfruten cada etapa de su vida entendiendo que las herramientas digitales son un medio para lograr cosas, más no el fin en sí mismas. Debemos tener claro que la generación AA, la de nuestros niños, es la generación de las TIC y es responsabilidad nuestra y de los docentes hacer que vivan esta realidad en su justa medida.

 

María Eugenia Montes
Asesora de educación
Corporación Colombia Digital
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Read 12194 times
Conexión

Columnista
Corporación Colombia Digital