No todo lo que brilla es oro

No todo lo que brilla es oro

La Comisión Europea ha pedido al sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) productos "más seguros" que no pongan en riesgo al menor que navega en Internet y se ha comprometido a "intensificar sus conversaciones" con esta industria y con las organizaciones de la infancia para lograrlo.

Un debate interesante que se presenta constantemente sobre la eficiencia y la buena apropiación de los recursos que nos brindan las tecnologías. Ahora, si bien el tema de apropiación ha cobrado importancia en lo relacionado con lo empresarial y lo educativo. ¿Sucede lo mismo en relación con la buena apropiación en lo cotidiano?, entendido esto, como las acciones y medidas adoptadas con el fin de proteger la integridad e intimidad de las personas que por una u otra razón usan o está cerca (aunque no utilicen) herramientas TIC.

El fin de la semana pasado, la red se vio invadida en sus diferentes redes sociales por un vídeo bastante particular de una mujer que sufre de un ataque de nervios al desplazarse en el Metro Cable de la ciudad de Medellín. La situación aparte de ser grotesca, hasta cierto punto dramática y totalmente burda por el lenguaje, dichos y expresiones que la protagonista utiliza durante el dramático trayecto, que curiosamente fue grabado y colgado en Youtube, deja en el ambiente un interrogante bastante marcado sobre la intimidad y privacidad de las personas en las diferentes situaciones que se presentan en el quehacer diario de nuestra cotidianidad.

Es relevante mencionar que la cantidad de visitas al inusual vídeo (divido en 2 partes) llevó a que medios de comunicación hicieran referencia, en Twitter fuera Treding Topic (son las palabras clave más usadas en un momento dado) durante tres días, se creerán cuentas en Facebook y loque_brillaen Twitter sobre la señora, subtitularon al inglés las expresiones traducibles, además de ser calificados por algunos comentaristas: el fenómeno Doña Gloria.

Ahora bien, aparte del chiste, preocupa que la privacidad y la intimidad de las personas sean ventiladas en una red social, en muchos casos sin autorización, simplemente con el derecho que da la mala voluntad en algunos casos. Es bien complicado que dejarse fotografiar o grabar en algunas situaciones íntimas, sean subidas a escondidas, simplemente porque sí, transformando de cierta manera a la pobre humanidad en carne de cañón para la mano de desocupados e ingeniosos que navegan a diario en la red, que aprovechan estos “papayazos” digitales para distorsionar las cosas.

Claro está, que es importante tener presente que no solo se puede afirmar el mal es exclusivo de Facebook o Twitter, la televisión, la telefonía móvil y la radio (recursos TIC tradicionales) también han aprovechado y explotado el morbo de la sociedad frente a cierto temas. Simplemente es recordad la transmisión de la Guerra del Golfo por CNN (casi que nos faltaban las palomitas de maíz) que al mejor estilo de un final del Super Bowl juegan con las imágenes, la descontextualización y las emociones de los usuarios de su servicio.

Una Twittera me escribió hace un par de días, diciéndome que le preocupaba que nosotros solo habláramos sobre las “bellezas” de la tecnología y que dejábamos a un segundo plano los peligros y derechos que se vulneran por el mal o exagerado uso de estas. Pensando sobre lo que me dijo, es claro que el marco normativo de regulación de contenidos en el mundo y mucho menos en Colombia no existe, que al contrario, al parecer esto queda a la discreción de quien emite y quien observa, que supone una elección y restricción del usuario más no de una normatividad clara.

Queda la reflexión abierta y la invitación a la autorregulación y la toma de decisiones claras frente a lo que se usa o se hace con las TIC, ya que finalmente, es de usted de quien depende hacer su estadía en la Red y en la órbita digital mucho más placentera, responsable y menos riesgosa, ya que todo lo que brilla no es oro.

e-max.it: your social media marketing partner
Read 13411 times
Álvaro Rodríguez

@LosCuernos

Consultor en temas de apropiación social y educativa de las TIC.  Docente de formación, autodidacta y explorador de las nuevas tecnologías. Crítico en temas de política, fútbol y educación.