La curiosidad: caldo de cultivo para el ‘Grooming’

La curiosidad: caldo de cultivo para el ‘Grooming’

La curiosidad: caldo de cultivo para el ‘Grooming’

El entorno digital nos rodea.

Hoy tenemos la posibilidad de estar conectados prácticamente las 24 horas del día en cualquiera de nuestros dispositivos móviles, computadoras portátiles, en casa, en el trabajo y en los cibercafés. Gracias a esa conectividad además de encontrar nuevos contenidos noticiosos, académicos y sociales, se han gestado nuevas formas de relacionarnos y de generar amistades a través de Twitter, Instagram, WhastsApp y Facebook. Aquí se pueden intercambiar mensajes de todo tipo (opiniones, comentarios, fotos y videos). Es un océano virtual, donde todos quieren jugar el partido "social media" que nunca se agota.

Las oportunidades que brinda la Web 2.0 son muchas, pero también depende del uso que se le dé y de las prevenciones que tengamos en cuenta. Infortunadamente no todos los seres humanos nos apropiamos correctamente de las redes sociales, lo que ha generado pros y contras entre muchos usuarios, llevando a que niños, jóvenes y adultos caigan incautamente en las trampas que muchos criminales siembran en las redes con el fin de "cumplir" con propósitos no muy santos.

En algunas oportunidades nos sentimos relativamente protegidos porque estamos en un espacio físico desconocido (eso creemos) para nuestros interlocutores, y olvidamos que al interactuar con desconocidos en la red sin ningún tipo de protección de identidad digital, los datos personales y las de amigos y familiares, podrían estar expuestos a peligros como el grooming, sexting y cyberbullying.

En el caso del grooming es una modalidad cibercriminal que cobra a diario muchas víctimas con edades entre los 10 a 17 años; ya que los niños acceden a cualquier comunidad virtual donde no existe claridad sobre la identidad de las personas con quienes conversan o se relacionan. Esto se debe a que los dispositivos digitales se han transformado en el nuevo "chupo entretenedor" para canalizar la hiperactividad de los menores de edad, olvidando que en las redes sociales conviven sin muchas restricciones, posibles víctimas y victimarios, en las que se crea un ambiente propicio para la máscara digital y el caldo de cultivo para el encubrimiento de los abusadores.

El grooming es básicamente el ciberacoso de un adulto a un menor, que tiene ver con las acciones deliberadas por parte de este de cara a establecer lazos de amistad entre niñas o adolecentes, en la mayoría de los casos, a través de Internet. Por tanto está muy relacionado con la pederastia y la pornografía infantil, siendo un delito preparatorio de otro de carácter sexual más grave. Claro está que este delito cibernético también ha tomado fuerza en los adultos, que inocentemente caen en imágenes y actitudes eróticas con "amigos virtuales" a través de estos canales dejándose embaucar por gente que no era quien decía ser.

{quote}

Algunos estudios arrojan como resultado que muchos jóvenes entre 12 y 29 años en América Latina han sufrido algún tipo de ataque mientras navegaban por Internet. Las víctimas son convencidas para que se desnuden o se masturben delante de la webcam. En algunos casos los acosadores hacen parte de redes de delincuencia organizada que terminan grabando estas imágenes y de ahí empieza el chantaje. Este tipo de amenazas ha llevado a que muchas de las jóvenes víctimas de este delito no aguanten la presión y terminen suicidándose.

¿Alguna vez ha probado entrar en un chat para adolescentes con un nombre, una foto X e historial juvenil inventado? Es triste, pero es tal el desconocimiento de los niños y adolescentes, tan poca la claridad de reglas en estos sitios y tan poco el espacio para la verificación de la información, que al instante aparecen decenas de ventanitas de otros usuarios pidiendo conversación y compartiendo datos personales sin ningún tipo de tapujo. Muchos aseguran ser menores, narran historias increíbles y se insinúan con preguntas pesadas, donde la ingenuidad de la posible víctima facilita el ejercicio, ya que éste no es capaz de reconocer la adultez del acosador por la forma de expresarse ni escribir.

Según los expertos en este tema, como la INTERPOL que tienen un proyecto destinado a bloquear el acceso en línea a material relacionado con el abuso sexual de niños, en colaboración con proveedores de servicios de acceso a Internet, quienes hacen este tipo de propuestas obscenas responden a un perfil marcado.

Existen los acosadores online, quienes son poco peligrosos, lo único que quieren es sexo virtual con webcam, no suelen emplear el engaño, en la gran mayoría de casos son adultos, aunque también suele ser instrumento de menores de edad "curiosos". Si el interlocutor no tiene cámara, suele cortar la comunicación. Son fáciles de distinguir y sortear, ya que ellos solo están interesados en sexo.

Pero hay otro perfil, mucho más peligroso: los pedófilos seductores, que buscan llamar la atención comportándose como adolescentes: usan emoticonos, textos de colores y están empapados de las modas juveniles.…

Por fortuna este delito ha sido reconocido en varios países (Reino Unido, Argentina, Australia, Estados Unidos, Canadá y Alemania, entre otros), mientras que en Colombia ya está previsto en nuestro Código Penal, gracias a la Ley 679 de 2001, de lucha contra la explotación, la pornografía y el turismo sexual con menores, tomando cartas en el asunto, aunque no con carácter definitivo.

La Convención sobre la Protección de los Niños contra la Explotación Sexual y el Abuso Sexual 2007 es el primer documento internacional que señala como delitos penales las distintas formas de abuso sexual de menores, incluyendo el grooming y el turismo sexual.

Es por estos que los padres, los jóvenes y las instituciones educativas deben tomar conciencia de los peligros reales de las redes virtuales y que esta modalidad delictiva, que tiene particular asidero en las redes sociales, no constituye una moda pasajera la cual cada día crece e involucra a mucha más gente. Sin duda se ha consolidado como un negocio criminal que ha venido para quedarse.

e-max.it: your social media marketing partner
Read 7168 times
Álvaro Rodriguez Diaz

Consultor en temas de apropiación social y educativa de las TIC.  Docente de formación, autodidacta y explorador de las nuevas tecnologías. Crítico en temas de política, fútbol y educación.