Un día como observador de un local de Internet

Un día como observador de un local de Internet

No cumplo algunos de los requisitos fundamentales para ser el encargado de un negocio como lo es un café Internet: Simpatía y belleza al 100%, disposición a estar encerrado más de 12 horas (en algunos casos es así),  manejo de caja menores y sobre todo paciencia. No tener problemas en la espalda: tengo una hernia cervical. Por esas cosas de la vida sufro de claustrofobia ya que detesto sentirme encerrado en cualquier espacio que no sea el mío, soy muy desorganizado y la simpatía me dura hasta cuando me siento perturbado al extremo, además de ser miembro del club de la ciclotimia.
Durante algunos días, por aquello de un cambio de operador de servicio de telefonía e Internet, visite uno de estos sitios para poder estar conectado (confieso que pago un servicio móvil pero en los últimos meses es más lo que falla que los beneficios que encuentro). El sitio en mención es un pequeño garaje, donde una gran reja separa la “sección” de llamadas con los cinco computadores que hacen parte de este negocio familiar. La sala es administrada por un pareja muy joven de recién casados, con muy buena vibra, buena atención y sobre todo con conocimientos básicos y disposición de colaboración a los usuarios que por x o y razón presentan alguna dificultad a la hora de accesar a la Web.

Es importante recordar que a partir de su popularización, hacia finales de la década de los noventa, los café Internet y las cabinas telefónicas se han convertido en una característica esencial y primordial en muchas zonas urbanas, municipales y rurales del territorio nacional, convirtiéndose en un espacio privilegiado para cerrar la brecha digital y dar el acceso, por lo menos primario a esa infinidad de personas, que por una u otra razón no tienen esta posibilidad.

cafe-internetEn este negocio ofrecen servicios variados como: minutos de Internet, telefonía fija local o Nacional, minutos a celular, fotocopias, escáner, impresión, servicio de fax, fotografía digital y en algunos casos videojuegos, a un costo relativamente económico. Si el usuario lo necesita también brindan servicios complementarios como la asesoría en el uso del Internet o alguna herramienta, quemado de cds y dvd, así como valores agregados como la preparación de trabajos escolares y universitarios, la solicitud de la cita o la expedición del pasado judicial en el DAS, la denuncia de pérdida de documentos, el pago de servicios públicos y la redacción de cartas, entre otros.

En el día la infinidad de personas que usan estos locales comerciales es alta, desde la señora que gasta su llamada al ex marido para reclamarle por el no envió del dinero correspondiente a la mensualidad de los 'chinos, conversación amena y calamidad familiar que por simples razones todos los que se encuentren ahí tendrán que escuchar, por más audífonos que tengan puesto y por más intención de no ser chismoso (aunque no se quiera, uno termina volteando sutilmente a observar a la victimaria y agradecerle al del más allá por no ser el interlocutor de tan agresiva llamada). Por otra parte hay que soportar al “cantante”  casual que viendo un vídeo en youtube se emociona y seguramente creyendo que nadie lo está escuchando, se pega su cantada a todo timbal y con las más desafinadas notas que logran afectar a un oído de artillero como el mío.

Les confieso que en esos momentos uno se pregunta qué hace ahí, se cuestiona sobre la conducta humana y me siento como la versión loba de Nureyev, el bailarín. Por algunos instantes fijo la mirada en los bellos ojos de la administradora y empieza a notarse el fastidio que en determinado punto puede generar esta misma rutina. Recuerdo por algunos minutos los ejercicios de respiración tántrica que enseñan en ciertos canales de salud, me concentro como si estuviera en una sesión de yoga, hago ejercicios para no tropezarme, trato de concentrarme en lo que estoy haciendo y doy salticos para no desesperarme.

Me llama la atención la cantidad de niños de primaria (solos) que llegan buscando ayuda para hacer una tarea. Por investigarles la tarea e imprimirles les cobran $1000 (de acuerdo al número de hojas o colores de imágenes). Aunque no es la finalidad, lamentablemente un interesante ejercicio pedagógico termina siendo un buscar, cortar, pegar e imprimir y listo. De otra parte no se imaginan las tareas: llegó una niña de tercero de primaria de unos nueve años, hija única y su mamá trabaja, razón por la que no la acompaña a investigar, necesitaba la biografía de Samuel Moreno Rojas y las razones de su destitución. Por media hora le explique los motivos, le conté sobre el personaje y le ayude a construir su tarea….ella me miraba asombrada (creo que asustada por cuanto le iba a cobrar), pero al final fue satisfactorio verla irse contenta. Un par de días después me contaron que había vuelto para preguntarme y ver si le podía ayudar con algo de matemáticas, de la que se salvó la muchachita.

La cantidad de personas que chatean, ingresan al facebook (curiosamente vi muy pocos en twitter), buscan trabajo y envían hojas de vida, piratean películas y simplemente pasan el tiempo. Yo solo no hubiera podido ser capaz de encargarme de toda esa gente, ni con el mejor disfraz hubiera durado una semana. Ese día me enteré que existe un gremio para este sector: Adecintel Colombia.

La verdad es muy interesante el servicio que prestan estos sitios, algunos cumplen con unos protocolos estrictos y promueven un buen uso de las TIC, aunque aún falta mucho por dar y sobre todo por explorar. Ojalá los que somos usuarios de estos sitios entendemos sus beneficios y sobretodo protejamos estas herramientas que de una u otra forma ayudan a cerrar la brecha digital, porque gente dañina es lo que abunda e infortunadamente mucho amigo de lo ajeno.

Adjunto un documento interesante sobre el sector.
http://www.crcom.gov.co/images/stories/crt-documents/ActividadRegulatoria/AgendaRegulatoria/AR2010/DocumentoAnalisisIndustria.pdf
e-max.it: your social media marketing partner
Read 10653 times
Álvaro Rodríguez

@LosCuernos

Consultor en temas de apropiación social y educativa de las TIC.  Docente de formación, autodidacta y explorador de las nuevas tecnologías. Crítico en temas de política, fútbol y educación.