Entre el verdadero desarrollo y el impulso a la economía digital

Entre el verdadero desarrollo y el impulso a la economía digital

Entre el verdadero desarrollo y el impulso a la economía digital

¿Se ha preguntado alguna vez qué pasa cuando un país se suma a la economía digital pero no todas las personas tienen acceso a Internet?

Entre todos los beneficios de la tecnología y el interés por avanzar hacia ellos, el Informe de Dividendos Digitales genera reflexiones sobre la verdadera 'rentabilidad' de la hiperconexión y sobre cómo alcanzar de manera efectiva las metas que vienen de la mano de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC).

"El mensaje principal del Informe sobre el Desarrollo Mundial: Dividendos Digitales 2016 es que las estrategias de desarrollo digital deben ser mucho más amplias que las estrategias del sector de las TIC. La 'conectividad para todos' sigue siendo un objetivo importante y un gran desafío. Empero, para producir los mayores beneficios posibles, los países también deben crear las condiciones adecuadas para la tecnología. Si faltan los complementos analógicos de las inversiones digitales, el impacto en el desarrollo con frecuencia será decepcionante. Sin embargo, si sientan bases analógicas sólidas, los países obtendrán grandes dividendos digitales en términos de mayor crecimiento, más empleo y mejores servicios".

Internet rompió con los paradigmas de relacionamiento, conocimiento e incluso generación de riqueza, pero lo que resulta bueno para quienes estamos conectados no necesariamente es lo más favorable para otros en un mundo desigual donde, gracias a Internet, podríamos estar haciendo aún más pobres a los ya inaceptablemente pobres.

"El Internet no ha cambiado la receta básica para el desarrollo, pero sí ha incrementado el costo de oportunidad de no hacer reformas y puede ser un acelerador del desarrollo si se impulsan los complementos analógicos", continúa la presentación del Informe por parte del Banco Mundial.

Los dividendos digitales se refieren a los beneficios más amplios en términos de desarrollo derivados de la utilización de las tecnologías, es decir, desde acceso a la información para mejorar los procesos educativos hasta generación de ingresos a partir del comercio electrónico. Pero si por un lado está la tecnología, por el otro aparecen los 'complementos analógicos' que integran los factores no digitales pero sí definitivos para la apropiación tecnológica: legislación, institucionalidad, inclusión social, habilidades digitales, etc.

Entre los beneficios de las tecnologías se encuentran la ampliación de la base de información, la reducción del costo de acceso a la misma, y la creación de bienes y servicios basados en ella. Pero lo que resulta alentador para algunos termina por convertirse en una nueva barrera por sortear para otros, en particular para quienes hoy están más distanciados del mundo que ningún otro, simplemente por no tener acceso a la web.

{quote}

"Si bien hay muchos casos de éxito, el impacto agregado de las tecnologías digitales hasta ahora ha sido menor de lo previsto. Las empresas están más conectadas que nunca, pero el crecimiento de la productividad mundial se ha desacelerado. Las tecnologías digitales están transformando el mundo del trabajo, pero los mercados laborales se han polarizado y la desigualdad dentro de cada país está en aumento. Y si bien Internet facilita el debate público amplio, algunos indicadores de gobernanza —como la proporción de elecciones libres y justas— están empeorando. Estas tendencias son preocupantes no por ser causadas por la difusión rápida de las tecnologías, sino porque han persistido a pesar de ellas. ¿A qué se debe esto? Los motivos son dos: Primero, la brecha digital sigue siendo grande. Casi el 60 % de la población mundial aún no tiene conexión a Internet y no puede participar plenamente en la economía digital. Segundo, algunos de los beneficios de las tecnologías digitales se ven contrarrestados por nuevos riesgos", continúa el Informe.

El listado de complementos analógicos que se convierten en obstáculos para generar verdadero desarrollo a través de la tecnología reúne: el nexo entre tecnología y regulación para generar un clima de negocios favorable; la relación entre tecnología y habilidades para aprovecharla que en últimas termina afectando la distribución de los ingresos; y el vínculo entre tecnología e instituciones para impulsar la gobernanza.

"Los países en vías de desarrollo deberían lograr que el Internet sea universal, accesible, abierto y seguro; fortalecer las bases análogas de la economía digital; y mejorar la cooperación global para resolver los problemas derivados de la brecha digital".

Según los análisis del Banco Mundial, Colombia y muchos de los países de la región estarían saliendo de la fase 'emergente' para entrar a la 'transición' hacia un economía digital, momento en el cual es definitiva la toma de decisiones coherentes con una visión amplia del desarrollo, donde no se trate de las tecnologías per se sino de lograr una visión sostenible que mida beneficios y riesgos en función de los distintos perfiles socio-económicos de su población.

"En el caso de los países en transición hacia una economía digital con un nivel bastante elevado de uso de tecnología, la tarea consiste en garantizar que las oportunidades estén abiertas a todos. Para que la competencia sea eficaz, los países deben formular regulaciones que abran los sectores protegidos y fortalecer la aplicación de las leyes. En lo que respecta a las habilidades, es necesario centrarse en la enseñanza de aptitudes cognitivas y socioemocionales avanzadas —preparación para carreras y no para empleos específicos—, puesto que se prevé que menos de la mitad de los escolares de hoy trabajarán en una ocupación existente en la actualidad. Y los gobiernos pueden introducir o reforzar las herramientas de gobierno electrónico como las tarjetas de identificación digital, los sistemas de gestión financiera y los servicios electrónicos para los ciudadanos y las empresas, y al mismo tiempo cambiar los incentivos para los proveedores y aumentar la transparencia", concluye el Informe.

Visto 3100 veces
Adriana Molano

@amolanor

Directora de contenidos
Corporación Colombia Digital

Especialista en Comunicación y Cultura de FLACSO; estratega de comunicación para proyectos de apropiación tecnológica en áreas empresariales, sociales y culturales. Es Asesora de Comunicaciones y Contenidos para distintos proyectos de la Corporación Colombia Digital.