¡Peligro! Salvados por la tecnología

¡Peligro! Salvados por la tecnología

¡Peligro! Salvados por la tecnología

Los inventos tecnológicos facilitan y mejoran  la vida de las personas pero también sirven para aprender de los errores o fallos, provocados por causas diversas.

Hoy el mundo digital supone grandes avances, sorprende con novedades casi diarias, ayuda a vivir en un mundo global pero también descubre sus zonas oscuras (que son muchas), tal como pasa con otros avances tecnológicos. La ciudadanía utiliza herramientas gratis que crean y ponen a su disposición determinadas empresas a cambio de recompensas como los datos, mientras las investigaciones militares, los hackers, algunos gobiernos y otros poderes que desconocemos van muy por delante, con innovaciones para finalidades que son una incógnita.

La población necesita conocer mecanismos, actitudes y estrategias para evitar errores o retrocesos cuando se producen disfunciones, accidentes o peligros. La prevención es otra asignatura a tener en cuenta, bien sea desde la educación o desde otras vías como los medios de comunicación y las redes sociales. En el campo de la tecnología ya hay bastantes exposiciones que aportan una mirada positiva, a partir de los peligros que ha habido en  múltiples situaciones producidas en diversas partes del mundo. En el ámbito digital, el mejor lugar para extraer conclusiones positivas  es en la red. Nuestra interacción con ella nos puede aportar pistas para descubrir el trasfondo de sistemas opacos, no siempre inocuos, pero también  aprender habilidades para prevenir atentados a la privacidad y evitar exposiciones públicas que nos perjudiquen.

Exposiciones

¡Peligro! Salvados por la tecnología es el título de una interesante exposición que se puede ver en el Museo Nacional de la Ciencia y la Técnica de Cataluña (mNATEC), con sede en Terrassa, Barcelona, fruto de la colaboración entre el Parque de las Ciencias de Granada (España), el Museo del Mundo del Trabajo DASA de Dortmund (Alemania) y el mNATEC, en el recinto de una antigua fábrica textil de estilo Modernista (de la época del arquitecto Antoni Gaudí), dentro de un edificio que es todo  un lujo y una demostración de cómo hay que salvar el patrimonio industrial y abrirlo para que el público pueda aprender de su interpretación y de los contenidos de sus exposiciones

 Este tipo de eventos sirven para fomentar la reflexión y favorecer la prevención; de los desastres se aprende mucho.  También, para entrar en museos de todo el mundo que son auténticas escuelas abiertas al público, espacios cada vez más activos e  interactivos, llenos de QR, con aplicaciones para dispositivos móviles y muchos de ellos con la posibilidad de visitarlos de forma virtual. La tecnología permite ver obras de arte y exposiciones gratis, sin necesidad de desplazarse. Hoy aprender está al alcance de quien quiera, de forma permanente y a lo largo de toda la vida.

Ámbitos

El inicio de la exposición le permite al visitante enfrentarse con el primer contenido de la zona: Hablemos del futuro. La innovación está presente en representaciones de un dron, impresoras en 3D, robots, artefactos para los desplazamientos con gran éxito de ventas hoy, como las bicicletas eléctricas y los patinetes. Estos y otros objetos simbolizan grandes oportunidades que van más allá de las modas, con repercusiones y regulaciones en marcha: el dron para grabar otra realidad pero también para vigilar o penetrar en zonas privadas. Las impresoras 3D para aplicar en el campo de la industria o de la medicina pero también para fines ilícitos. Los robots como facilitadores de trabajos repetitivos por su gran precisión y reducción de costos pero con incidencia en el mercado laboral. Las bicicletas y los patinetes eléctricos como oportunidades de movilidad no contaminante pero también como peligrosos invasores del espacio de los peatones y que hay que regular. Son ámbitos que, de entrada, cambian o inciden en la realidad y aportan argumentos para que el mundo educativo los tenga en cuenta.

La exposición se divide en apartados como el transporte, la industria, el fuego o los terremotos, con especial incidencia en el estudio de efectos que han tenido una gran repercusión en las personas y en analizar los riesgos y sus consecuencias  para mejorar el conocimiento, la respuesta tecnológica y la formación para que no vuelvan a ocurrir.

En cada ámbito el visitante puede conocer los peligros del siniestro en aquella área, ejemplos de accidentes concretos de diversos lugares del mundo que han tenido gran  impacto mediático y con qué tecnología se pueden evitar o minimizar sus efectos. En la exposición hay objetos reales, simuladores, maquetas y muestras interactivas para que cada persona pueda experimentar los mecanismos de prevención: simulador de terremotos, giroscopio de entrenamiento para pilotos y astronautas, una reproducción exacta de la Cápsula Fénix 2 utilizada para el rescate de los 33 mineros que quedaron atrapados durante 69 días a 720 metros de profundidad  en la mina San José  de Chile, un perro robot para el rescate, etc.

Ejemplos

Cada uno de los ámbitos que se tratan se componen de contenidos, muestra de casos reales, nuevas tecnologías aplicadas y experimentación de los visitantes.

El ámbito de los desastres naturales se centra en los terremotos, los volcanes, los tsunamis y los ciclones tropicales. El caso de la tragedia de Armero (Colombia) debido a la erupción del volcán Nevado del Ruiz el 13 de noviembre de 1985 está presente en la exposición.

En el ámbito de los incendios se mencionan los fuegos forestales, urbanos, industriales, de interfase urbanoforestal y técnicas y equipos de extinción.

En el ámbito del factor humano, la seguridad y la salud de las personas centran los esfuerzos: previsión y protección, prevención individual, pánico colectivo y  el comportamiento heroico de personas anónimas (El héroe que cada persona llevamos dentro, se titula) como por ejemplo los héroes de Fukushima o la activista pakistaní  Malala Yousafzai, entre otros.

Respecto a los desastres industriales, la ciencia y la tecnología están presentes, con sus aspectos buenos y malos dependiendo de lo que hagamos con ellas. La industria extractiva, la química y la nuclear, con apuntes interesantes relacionados con la deslocalización del riesgo o con la búsqueda de precios muy bajos en la producción: llevar la fabricación de la industria más peligrosa y el almacenamiento de contaminantes a países subdesarrollados. El ejemplo del vertedero tecnológico del primer mundo situado en Agbogbloshie, suburbio africano  de Accra (Ghana), o el derrumbe de un edificio de ocho plantas situado en Savar, distrito de Daca, capital de Bangladesh, donde se producía ropa para grandes marcas occidentales, con la muerte de más de 1.100 personas.

En cuanto al transporte, se centra en la circulación de mercancías, los viajes y desplazamientos y la facilidad para envíos e interconexiones. La rapidez, la interconectividad y la globalización desafían las leyes físicas, con los consiguientes peligros. El hundimiento del Titanic en 1912, los accidentes aéreos y los ferroviarios descubren enseñanzas a partir de las causas para llegar a la mejora de la tecnología y evitar que vuelvan a ocurrir.

 

Aprendizajes

El mNATEC, como muchos otros museos del mundo, ofrecen visitas guiadas, actividades educativas para alumnos y muchos otros recursos para aprender. No cabe duda que el ámbito digital y  la tecnología van juntos  y que sus repercusiones son inmensas en nuestra vida. El portal COLOMBIA DIGITAL se preocupa de ofrecer informaciones sobre   campos tan diversos como la salud, el hogar, el entretenimiento, la educación, la tecnología y sus influencias en la humanidad. También los Ministerios de países como Colombia tienen en cuenta la formación y  prevención de los riesgos digitales en los colegios, con la propuesta de herramientas en concreto. Organismos diversos centran sus atenciones en las TIC y las escuelas del futuro, o en las posibilidades que ofrecen para la alfabetización.

Las oportunidades y los peligros están ahí. Pero también la formación y la educación. La prevención es imprescindible,  exige preparación y estar atentos a realidades como la que se deduce de una frase destacada en la exposición,  un pensamiento contenido en la cita de Alvin Toffler, escritor y experto en el impacto social de las nuevas tecnologías: “Nuestros poderes tecnológicos aumentan, pero los efectos secundarios y posibles riesgos también aumentan”. Tomemos medidas.

Evaristo González Prieto

19/12/2018

Read 2330 times
Evaristo González Prieto

Profesor y periodista, licenciado en Ciencias de la Comunicación, profesor de español, director y gestor del proyecto TIC de la Institución Educativa pública Torre del Palau, de Terrassa (Barcelona – España). Investigador en comunicación y educación, conferencista, formador en TIC y educación, colaborador con universidades y en estudios internacionales sobre educación y TIC. Blog: http://cibercomunicacioneducativa.blogspot.com.es/

@EvaristoG