Interactividad, educación y redes sociales

Interactividad, educación y redes sociales

Instagram, Twitter y Facebook: puertas para la interacción con los estudiantes.

Cada día las transformaciones que ocurren por acción de las Tecnologías de la Información y las Comunicación (TIC) son inmensurables y podría decirse que empieza a ser un poco difícil precisar cuáles son los cambios que a diario ocurren en diversos sectores productivos del mundo por el dinamismo que generan las aplicaciones. Sin embargo, uno de los sectores que ya se está transformando por la presencia de las tecnologías es el educativo. Ya no solo la forma cómo el profesor enseña tiene impacto sino que los canales digitales que se utilizan para mantener una comunicación interactiva con los estudiantes también tienen significado.

Los jóvenes actuales, que según su edad serán Millennials o de la Generación Z, son estudiantes con características particulares que utilizan como herramienta principal el teléfono móvil para realizar cualquier consulta académica o mantener comunicación permanente con sus amigos, además de estar en contacto con sus hobbies preferidos y de utilizar las redes sociales como medio para divulgar sus inquietudes, expresar ideas y transmitir información que consideran relevante.

En este sentido, las redes sociales para ellos pasan a ser herramientas de interacción permanente que pueden ser utilizadas como canales informativos para suministrarles contenido de interés durante el tiempo que dure el proceso de formación académica. Pero el poco uso que se observa de estas en las aulas, invita a que los docentes y las instituciones educativas a reflexionar sobre el rol que las redes sociales virtuales pueden tener en el aula. Inclusive, puede converger la comunicación institución-estudiante en el sentido que el centro educativo no solamente las utilice para suministrar información de importancia sino que los docentes puedan extender el servicio educativo para dar una información más amplia en un medio familiar como lo es ya la web.

Por supuesto que podría presentarse resistencia de parte de algunos de los actores principales de este proceso, como los docentes, alegando que son herramientas abiertas donde la interacción con una comunidad es muy amplia y esto pondría en riesgo la transmisión de conocimiento. Aun cuando no deja de ser cierto, existen estrategias que pueden utilizarse para que un docente pueda ir construyendo una comunidad de conocimiento más amplia y que pase a ser referente (‘influencer’) dentro de estos escenarios.

A continuación se detallan algunas estrategias para vincular redes sociales a la interacción en las aulas de clase:

1. Un docente puede crear un canal de YouTube, colgar una serie de videos relacionados con un área de conocimiento específico y compartirlo con sus estudiantes, para luego desarrollar un foro con comentarios sobre un tema en particular.

2. A través de una cuenta de Instagram se pueden realizar aportes valiosos sobre todo en el desarrollo de trabajos relacionados con el campo de la Geografía y la Historia, por medio de publicaciones que pueden ser compartidas con una comunidad de seguidores. Por ejemplo, si se realiza una investigación sobre Egipto, los estudiantes pueden compartir allí información sobre costumbres, idioma, zonas turísticas, clima, gastronomía, entre otros. Además pueden compartirse videos elaborados por los mismos estudiantes relacionados con la temática.

3. En el caso de Twitter, los docentes tienen una excelente oportunidad para publicar consejos, sugerencias e inclusive direccionar al estudiante para acceder a blogs o sitios web donde haya contenido de relevancia referente a la asignatura que pueda estar cursando en ese momento.

4. En Facebook puede aprovecharse la potencia de esta red para publicar, igualmente, información de índole social y realizar prácticas educativas relacionadas con la asignatura. Por ejemplo, en psicología se pueden realizar prácticas de estudio de posturas corporales, en semiótica se podría hacer un análisis de los mensajes publicados, entre otros. También puede utilizarse Facebook para organizar eventos, enviarles calendarios recordatorios de actividades en línea y un sinfín de actividades que ya están disponibles dentro de la red para ser utilizadas en educación.

Estos sencillos casos demuestran que es posible hacer un uso creativo de las redes sociales para llegar de forma más amplia a los estudiantes, logrando que se potencie el conocimiento mediante la incorporación de nuevas aplicaciones que hagan de la educación una experiencia más significativa para el mundo de hoy.

e-max.it: your social media marketing partner
Read 4933 times
Tibisay Hernández

Gerente General de Congeca (Venezuela), firma de asesoría para la transformación tecnológica de empresas, orientada hacia la sostenibilidad en el tiempo. Ingeniera en Computación, Magister en Gerencia de Proyectos, Doctora en Ciencias Gerenciales, Postdoctorado en Gerencia de las Organizaciones.

www.conexiongerencial.com