La revolución educativa de hoy para mañana

La revolución educativa de hoy para mañana

La revolución educativa de hoy para mañana

Si usted tiene hijos en edad escolar, o piensa tenerlos, en más de una ocasión se habrá planteado saber hacia dónde va la educación hoy.

Vivimos en una etapa muy interesante, con realidades y perspectivas que a veces son difíciles de encajar en el marco en el que nos movemos. Las diferencias de clase, la pobreza, la injusticia, la falta de igualdad de oportunidades, de inversiones y de apuestas reales por el cambio exigen acciones políticas urgentes para poder pasar al siguiente escalón y plantearse el futuro con optimismo. Un futuro esperanzador para todos, no solo para las clases pudientes.

Es más fácil plantear utopías que cambiar realidades. Somos conscientes de ello. Por otro lado, el aluvión de cifras e interpretaciones de resultados de pruebas tipo PISA puede desconcertar, sobre todo cuando se comparan situaciones distintas con estadísticas uniformizadas. Según el Ministerio de Educación Nacional, las cifras en Colombia muestran una destacada mejora en las tres áreas evaluadas: lectura, ciencias y matemática. Un éxito que se debe comprobar en la realidad de las aulas. No obstante, tener una visión amplia es imprescindible para saber a dónde tenemos que llegar, de acuerdo a las demandas de la sociedad. Estamos inmersos en un proceso de cambio educativo, más lento en algunos sitios y más rápido o experimental en otros. ¿Cambio o revolución y para qué? Y, ¿quién define la línea del horizonte que nos oriente desde hoy para el mañana?

Quienes nos dedicamos a la enseñanza vemos la realidad educativa y levantamos la vista. PISA es un buen referente pero no olvidemos que detrás está un organismo económico, la OCDE, y un potente grupo editorial que diseña las pruebas, el grupo Pearson. Críticas a PISA no faltan. Una prueba, por cierto, pasada este año a los alumnos de 15 años usando computadoras, un detalle muy significativo que ha pasado desapercibido pero que demuestra la importancia que le da la OCDE al uso de la tecnología en la educación.

{quote}

El Gobierno de Colombia publicita los programas educativos en sus webs y redes sociales. Desde fuera, parecen muy acertados, ilusionantes y bien direccionados hacia ese futuro. El impacto en las próximas generaciones favorecerá el cambio deseado y, sobre todo, en paz. Hay muchas señales: reconocimientos a la excelencia de colegios y maestros, intensos programas de lectura con apertura de salas para leer, los resultados de PISA, el impacto del merecido Premio Nobel de la Paz 2016 al presidente Juan Manuel Santos (extensible a todo el país) y su trascendencia para afianzar la paz con la educación. El Servicio de Innovación Educativa del Ministerio de Educación Nacional, las publicaciones especializadas y portales como Eduteka demuestran que la innovación educativa en Colombia va por buen camino y la introducción y el uso de las TIC son una realidad, aunque a velocidades distintas. Dificultades como el abuso infantil, la violencia de todo tipo, la atención prioritaria de las necesidades básicas, las discriminaciones sociales o económicas necesitan soluciones prioritarias y urgentes.


Colegios y futuro

¿Qué le pediría al colegio de sus hijos para que les eduquen hoy para mañana? Trasladamos esta pregunta a los alumnos del Máster Internacional de Comunicación y Educación del Gabinete de Comunicación y Educación de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Son periodistas y profesores, en su mayoría procedentes de países latinoamericanos (algunos de Colombia) que completan sus estudios en Barcelona y vuelven a sus lugares de origen. Conocen la realidad de su país y, al mismo tiempo, están en contacto con la innovación educativa europea.

Desde hace algunos años, antes de la clase hemos recogido sus puntos de vista con algunas preguntas de respuesta muy breve: qué tres aspectos comunicativos y educativos le pedirían a la escuela de sus hijos y en qué debería mejorar la educación de su país. Una vez acabada mi intervención de tres horas, les sugiero que añadan algún otro aspecto si lo consideran procedente. A continuación figura un resumen:

Desde el punto de vista comunicativo:
- La importancia de la comunicación en cualquier momento. Que la institución educativa desarrolle competencias mediáticas para introducir al alumno en la era digital.
- Un centro que ayude a mi hijo a cuestionar el orden establecido. Desarrollo de habilidades de independencia.
- Capacidad para que creen contenidos digitales y expresen sus ideas crítica y analíticamente.
- Uso de las redes sociales en clase para favorecer el aprendizaje.
- Escuela con acceso a muchas herramientas digitales para fortalecer el aprendizaje de los alumnos.
- Que los profesores entiendan que los alumnos estarán conectados y que les enseñen con aprendizajes significativos utilizando las TIC.
- Visibilizar el trabajo del estudiante en Internet.

Desde el punto de vista educativo:
- Buenas herramientas y recursos didácticos actualizados para conseguir ese aprendizaje significativo, con buenas infraestructuras.
- Profesores apasionados por su labor, bien preparados, con actualizaciones metodológicas constantes, enfoques educativos en la vanguardia tecnológica. Uno de los fallos importantes del sistema está en la formación del profesorado.
- Favorecer el desarrollo de los talentos y las cualidades de cada alumno.
- Formar ciudadanos críticos. El currículo ha de dar cuenta del contexto.
- Centros con espacios al aire libre que conecten con la naturaleza viva.
- Una escuela capaz de convertir en autodidactas a los alumnos, impulsarles para el desarrollo de sus proyectos, capaces para innovar en el futuro.
- Que se tome en cuenta el estudio de caso y la clase invertida para desarrollar nuevas estrategias educativas.
- Que los grupos indígenas sean educados de igual manera a los de las ciudades, integrándolos en la era digital.

En algunas webs ya se habla de 2017 como el año de la revolución pedagógica. Creamos o no en las predicciones, la realidad es que el cambio educativo siempre ha existido, en mayor o menos escala, pero ahora se acrecienta debido a interesantes planteamientos aportados por la neurociencia, la educación emocional, las inteligencias múltiples, la neuroeducación, la educación personalizada, la resiliencia, el uso de las TIC y la fuerza de los estudios centrados en programas educativos de éxito de países como Finlandia. Se ofrecen manuales para imitarlo, secretos del milagro educativo, libros, conferencias y publicaciones sin parar, aunque se hable menos de la composición social y económica del país o de las razones de por qué tiene una tasa tan elevada de alcoholismo, violencia de género o de suicidios. Algo debe fallar en el modelo de éxito educativo. Otros países de referencia, como Singapur, con su lema “Enseña menos, aprende más” y con su escuela del futuro, centran la atención internacional.

También podemos citar experiencias como el entorno de aprendizaje auto-organizado SOLE del experto hindú Sugata Mitra centrado en las preguntas, el modelo de Escuelas Changemaker de la red internacional de emprendedores sociales Ashoka o la escuela de prototipado disruptivo Outliers School. En España, Cataluña también vive un momento de eclosión de innovación educativa, con interesantes proyectos como Escola Nova 21 o el de Horizonte 2020. También se reflexiona sobre la innovación y su relación con la segregación escolar y las desigualdades y, por encima de todo, sobre la necesidad actual de transformar la educación, tal como apunta el director del Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB José Manuel Pérez Tornero.

Si usted tiene hijos en edad escolar, siga pensando en qué educación elige para ellos. Las orientaciones anteriores le pueden ayudar pero la última palabra la tiene usted. Si lo cree conveniente, exija cambios pero implíquese para conseguirlos. Las revoluciones también son personales.

Visto 1650 veces
Evaristo González Prieto

Profesor y periodista, licenciado en Ciencias de la Comunicación, profesor de español, director y gestor del proyecto TIC de la Institución Educativa pública Torre del Palau, de Terrassa (Barcelona – España). Investigador en comunicación y educación, conferencista, formador en TIC y educación, colaborador con universidades y en estudios internacionales sobre educación y TIC. Blog: http://cibercomunicacioneducativa.blogspot.com.es/

@EvaristoG