Internet y la hipersexualización infantil

Internet y la hipersexualización infantil

Internet y la hipersexualización infantil

¿Ha pensado alguna vez en la imagen femenina que transmiten los videoclips musicales, la ropa, los juguetes, determinados programas de TV y muchas fotos colgadas en Instagram?

El foco, claro está, se centra en la proyección que hacen de la construcción icónica de la mujer (y del hombre), que se completa con la semántica de muchos anuncios publicitarios, donde la emoción y el mensaje explícito y subliminal conducen al deseo del producto, con la supuesta finalidad de entrar en esa otra dimensión.

 

Mundos utópicos, fantásticos, el glamour de formar parte de la tendencia de moda por imitación. Es el capitalismo en estado puro, donde todo tiene un precio y cualquier persona puede ser la imagen publicitaria de una marca de forma gratuita. Los logos de gran tamaño en la ropa y el espíritu de grupo por comprar el mismo icono son estrategias de la moderna socialización, que excluyen a quienes no tienen recursos económicos o son críticos con el consumismo que también ‘nos consume’ como personas. Otro de los múltiples efectos es modelar con cierto erotismo prematuro el mundo infantil.

 

Redes Sociales

 

Las niñas sobre todo y, en menor medida los niños, están sometidas a la presión de los continuos mensajes donde la hipersexualización está latente o presente y cada vez a edades más tempranas. El efecto imitación y el juego a la difusión de imágenes personales como si ya fueran jóvenes y atractivas es un fenómeno global.

 

Puede ocurrir en la esfera personal, familiar, en las fiestas y celebraciones donde la belleza y la autoestima van unidas, han de ser fotografiadas y colgadas en Internet.  Las redes sociales multiplican el impacto, con Instagram como protagonista; niñas y niños que lo usan habitualmente, aunque tengan muchos menos años que los 14 que marca esta red, igual que Facebook (o 13 años en el caso de Whatsapp), con o sin permisos paternos. Padres, madres y educadores: ganen la confianza de un grupo de niños o niñas (no hablemos ya de adolescentes) y pídanles que les enseñen las fotos que suben, las que ven o a quiénes siguen. Y pregúntenles cómo repercute en su ánimo cuando reciben muchos ‘likes’ o ninguno a esa foto personal que han difundido.

Analicen algunos componentes gráficos de la imagen y sus connotaciones: el deseo, la apariencia, la imitación, el juego, la postura, el maquillaje, la ropa, la insinuación. Seguro que muchas fotos carecen de estos elementos, pero quizá no todas. La educación también tiene que llegar hasta aquí y todos somos responsables, a menudo más por omisión que por acción. 

 

Influencias

 

La llamada Mercadotecnia Influyente (marketing), creó una figura basada en la credibilidad y en la asociación de marcas a personas que marcan tendencias para favorecer la difusión y venta de un producto, moda o estilo: el o la Influencer. Bajo el disfraz de la información se ocultan poderosas estrategias publicitarias que mueven grandes cantidades de dinero y consiguen la persuasión desde edades tempranas.  Pero también se ocultan otros mundos. Prueben a hablarles a sus hijos o alumnos sobre los motivos del suicidio de la prestigiosa influencer española Celia Fuentes.

 

En algunas clases con adolescentes la noticia fue objeto de un profundo debate, con enseñanzas fáciles de deducir, que se completaron con las interpretaciones de las explosivas declaraciones del juez de menores Emilio Calatayud sobre vestidos de niñas en las redes, fotos y efectos de la proyección de su imagen, (aunque después tuvo que matizarlas en su blog personal). Interesante y educativo fue también comentar  el artículo de Claudia Morales en 2015 en el diario El Espectador sobre este tema, cuando decía no estar segura de que nos preocupara que las niñas de ocho años usen bótox, concursos entre las de cuatro años para elegir a la más bonita, sexo desde los doce y anorexia a partir de los diez. Los efectos y consecuencias de la hipersexualización de las pequeñas ‘princesas’ ya se han descrito y son preocupantes.

 

Acciones

 

A veces los extremismos y la simplicidad de los calificativos llevan a condenar a Internet como si la red fuera la culpable de casi todo, o a proponer prohibiciones tajantes que, desde nuestro punto de vista, no conducen a nada positivo. Algunos organismos internacionales sugieren medidas que regulen los contenidos, los accesos y los marcos legales de las estrategias comunicativas y publicitarias, pensando sobre todo en su influencia en los menores de edad. El juego de intereses económicos es muy decisivo a la hora de consensuar normativas y criterios de actuación. Internet está en el centro del debate, con opiniones como la de la socióloga estadounidense Amber Case . Hace unos días afirmó en Madrid que la tecnología nos está desconectando y esclavizando.

Reflexionemos.

Desde el punto de vista educativo se ha de partir de una concientización real para tratar el tema de forma crítica, programarlo en el aula con el fin de conseguir actuaciones y potenciar valores. Lo repetimos: las niñas, más que los niños, son las grandes víctimas de esta hipersexualización. Hoy el machismo imperante y el trato a la mujer como un objeto están tan presentes que, si no se superan, costará conseguir la igualdad de género y evitar violencias de todo tipo. En un texto anterior publicado aquí ya se hablaba sobre educar con perspectiva de género en la sociedad digital. Educar afecta a todas las personas que rodean a los más pequeños.

 

He aquí algunas propuestas que se han experimentado en instituciones educativas y familias:

  • Estar atentos a las manifestaciones comunicativas más cercanas a los niños, tanto las que perciben de forma pasiva como aquellas con las que ya interactúan utilizando el celular, la computadora o el tablet.
  • Informarles sobre los medios y las redes en general, pros y contras, y aconsejarles aquellos mejores para su edad.
  • Educar en comunicación, una asignatura fundamental hoy para niños y adultos, que incluye la publicidad, los medios de comunicación, las redes sociales y las estrategias de persuasión de masas.
  • Conocer el trasfondo de los diversos lenguajes que nos rodean, con mensajes continuos que inciden en comportamientos y afectan a una persona en edad de formación.
  • La intuición en el manejo de los aparatos necesita de acompañamiento en los contenidos y en el establecimiento de normas.
  • Dejar hablar a los niños y adolescentes para conocer su entorno, preocupaciones, percepciones y, así, poder guiarles con criterios y pautas de comportamiento.
  • Educar en la igualdad de género, con especial atención a las manifestaciones más cercanas y a aquellas que transmiten los medios.
  • Aportar criterios y valores humanos sólidos, no solo desde la teoría sino con la credibilidad del ejemplo personal. Padres, madres, educadores y resto de la sociedad, he ahí la clave para la construcción de mejores ciudadanos.

 

La imagen femenina, más que la masculina, está a merced de un poderoso mercado controlado por hombres pero también por mujeres. En nuestras manos está favorecer cambios positivos con otros criterios de compra, cambio de costumbres y pensamientos, con la elaboración de otros mensajes en televisión e Internet y, sobre todo, con la mejor estrategia: la educación. Dejemos que  las niñas y los niños crezcan en un ambiente saludable, propio de su edad. Para ser mayores, ya tendrán tiempo.

 

Colaboración en alianza con Colombia Digital:

Evaristo González Prieto

 

 

Lea también en Colombia Digital ____________________________________

 

Cómo la transformación digital puede enriquecer su trabajo y su organización

Transformación digital con capacidad de impactar resultados y fortalecer los negocios.

 

¿Cómo construimos una Colombia Digital?

9 líneas de proyectos que facilitan la planeación, diseño y ejecución de estrategias de uso y apropiación de TIC en las organizaciones del país.

 

Read 4257 times
Evaristo González Prieto

Profesor y periodista, licenciado en Ciencias de la Comunicación, profesor de español, director y gestor del proyecto TIC de la Institución Educativa pública Torre del Palau, de Terrassa (Barcelona – España). Investigador en comunicación y educación, conferencista, formador en TIC y educación, colaborador con universidades y en estudios internacionales sobre educación y TIC. Blog: http://cibercomunicacioneducativa.blogspot.com.es/

@EvaristoG