El país de la libertad prohíbe los celulares en las aulas

El país de la libertad prohíbe los celulares en las aulas

El país de la libertad prohíbe los celulares en las aulas

Educación con tecnología, es el reto de muchos educadores, sin embargo, prohibir dispositivos también se ha convertido en una opción en las políticas educativas ¿al final quién prevalecerá?

 

¿Podría usted enumerar los lugares en los que le prohíben o le inhabilitan el uso de su celular hoy? Quizá piense que la libertad con responsabilidad es la mejor forma para aprender a usar estos pequeños ordenadores, que casi todos llevamos en nuestros bolsillos, con enormes capacidades. O quizá cree que este reciente invento tecnológico solo entraña problemas personales o sociales y es fuente de negocios turbios e invasión de la privacidad de las personas. En fin, puede que comparta ambas posturas o ninguna. En medio de estas interpretaciones de la realidad, situemos a los niños y adolescentes, la mayoría con celulares, y pensemos en cómo les podemos educar para el futuro con esas modernas herramientas a las que tienen acceso, de las que apenas han descubierto sus capacidades educativas porque casi nadie se las ha enseñado, e incluso chocan con los recursos y formas  tradicionales para aprender. ¿Se prohíben durante las horas en que se educa o se educa con los celulares para que descubran otros usos y afiancen el respeto a los valores humanos?

 

Países

                    

Hablar de Francia es referirse al lema que preside la República: “Liberté, Égalité, Fraternité” (libertad, igualdad, fraternidad). Según se deprendió de los resultados de  las últimas elecciones presidenciales, una mayoría de franceses proclamaron al candidato socioliberal Emmanuel Macron como el actual presidente del país. En su programa electoral ya avanzó que prohibiría el uso de los celulares en los centros educativos de primaria y secundaria. Hace unos días el ministro de Educación adelantó que la promesa se haría realidad durante este año y alegó motivos de salud y distracción de los estudiantes. Con esta medida se piensa que los maestros se librarán de una “guerra interminable” en clase, por culpa de estos aparatos, pero perderán otras de gran valor para el futuro. El celular en 2018 volverá a ser el centro de atención en Europa y revitalizará un debate no cerrado en muchos países, con defensores y detractores.

 

También en Colombia el tema está presente. Ya en 2007, según la prensa,  la Corte Constitucional estableció que el uso de los celulares se debía reglamentar en los manuales de convivencia de los colegios, pero no se podían prohibir, pues se violaría el libre desarrollo de la personalidad. Quizá hoy los consejos cambiarían. En 2016 la Fundación Universitaria del Área Andina llegó a la conclusión de que los celulares afectaban al rendimiento de los estudiantes. Mientras, desde las páginas de educación de la revista SEMANA, expertos alentaban a los profesores a usarlos en las aulas y aportaban estrategias para utilizar las herramientas prohibidas en el salón de clase. También hay que escuchar a los docentes y conocer qué dicen que necesitan para usar la tecnología de forma efectiva. 

 

Víctimas

 

A lo largo de la historia,  bastantes inventos tecnológicos han estado acompañados por miedos, regulaciones y prohibiciones. Las novedades causan expectación, después adaptación y al final son objetos cotidianos, alabados por sus aspectos positivos que, al paso del tiempo, permitirán reflexionar sobre problemas, peligros o sometimientos de los que también se acompañan.

 

Los siglos XX y XXI han sido relevantes por los innumerables avances que han repercutido en las vidas de las personas. ¿Y en los centros educativos? Muchos profesionales de la enseñanza se han implicado en nuevas metodologías que pretenden educar al ritmo de los tiempos actuales con clases invertidas, entornos colaborativos, aprendizaje globalizado, educación basada en competencias y en entornos personales de aprendizaje, construcción activa del conocimiento, etc. Son sistemas que replican necesidades futuras que el alumnado podrá encontrar en  sus entornos laborales y en la sociedad globalizada.

 

Prohibir los celulares en las aulas parece ser que aporta tranquilidad en la disciplina, concentración en las clases y una mejor salud al alumnado francés, con profesorado más seguro porque ya no ha de luchar contra el “enemigo móvil”. Se supone que el mundo entrará en las aulas francesas por medio de otras tecnologías, presentes de forma habitual: computadoras y tablets e Internet al servicio del alumnado. ¿O tampoco tendrán estos medios? ¿Los celulares son víctimas o causantes? ¿O algo tienen que ver los profesores que no los usan para enseñar y aprender porque nadie les ha formado, les cuesta adaptarse a estas tecnologías que ya no son nuevas, mientras nadie le descubre a los alumnos tantas posibilidades informativas y educativas como tienen? Por otra parte, aún no se sabe qué opinarán del tema algunas empresas multinacionales francesas, con grandes negocios en la telefonía y en la tecnología móvil, autoras de importantes estudios a través de sus Fundaciones.

 

Realidades

 

Desde este portal y desde otros medios hemos insistido en por qué los celulares han de entrar en las aulas, con normas que fomenten la responsabilidad personal, un objetivo básico en educación. Se puede consultar documentación basada en prácticas educativas con alumnos: Los celulares también sirven para educar y aprender en claseEl celular como centro de recursos educativos, El celular a pie de aula: de la dependencia a la independencia. Hoy son fundamentales para el funcionamiento del mundo, con la tecnología como pilar básico. Nuestros alumnos y nuestros hijos viven en la sociedad digital y verán avances a los que contribuirán a mejorar. ¿Prohibirlos educa?

 

Hay experiencias negativas con los celulares en las aulas, sobre todo en aquellos centros que tampoco usan las computadoras como metodología habitual y los introducen sin una programación o trabajo previos. Pero, afortunadamente, hay muchas positivas y en centros de todo tipo. Estudios de caso muy cercanos demuestran que la apuesta por la tecnología para educar desde hace más de veinte años, la permisividad responsable y las facilidades para el uso de dispositivos móviles, con wifi gratuita en todo el centro, hace que disminuyan los casos de ciberbullying, siempre que haya programas educativos específicos, profesores implicados y se confíe en la colaboración del alumnado. Esto se da en un entorno de barrios de las afueras de una ciudad industrial española, en un centro educativo público  con población de clase media y baja.

 

Hoy educar sin tecnología sigue siendo real y posible pero no es recomendable. No cabe duda de que la innovación tecnológica tiene efectos negativos que deben ser conocidos. Grandes compañías como Apple reciben informaciones de accionistas preocupados por el impacto de los celulares en la salud de los niños. Son estudios necesarios para mejorar el uso y adquirir buenos hábitos   No obstante, los efectos positivos también están ahí. Basta reflexionar sobre cómo estos aparatos nos influyen y nos ayudan cada día en nuestra forma de vida.

 

No privemos a las futuras generaciones de una educación acorde con los tiempos en los que vivirán. El porvenir es una incógnita pero seguro que la tecnología seguirá siendo uno de sus ejes fundamentales.

 

 

Colaboración en alianza con Colombia Digital:


Evaristo González Prieto

Profesor y periodista, licenciado en Ciencias de la Comunicación, profesor de español, director y gestor del proyecto TIC de la Institución Educativa pública Torre del Palau, de Terrassa (Barcelona – España).

 

Lea también en Colombia Digital ____________________________________

 

Cómo la transformación digital puede enriquecer su trabajo y su organización

Transformación digital con capacidad de impactar resultados y fortalecer los negocios.

 

¿Cómo construimos una Colombia Digital?

9 líneas de proyectos que facilitan la planeación, diseño y ejecución de estrategias de uso y apropiación de TIC en las organizaciones del país. 

Read 2954 times
Evaristo González Prieto

Profesor y periodista, licenciado en Ciencias de la Comunicación, profesor de español, director y gestor del proyecto TIC de la Institución Educativa pública Torre del Palau, de Terrassa (Barcelona – España). Investigador en comunicación y educación, conferencista, formador en TIC y educación, colaborador con universidades y en estudios internacionales sobre educación y TIC. Blog: http://cibercomunicacioneducativa.blogspot.com.es/

@EvaristoG