De la regulación al conocimiento de la red

De la regulación al conocimiento de la red

Día a día, la conciencia sobre poner límites en la red, se hace más visible. Con el pasar del tiempo, pero ante todo con la importancia que esta ha cobrado en nuestras vidas y ante todo en los pequeños, nos hemos puesto a la tarea de poner reglas en el uso y acceso a esta. Y, si asemejamos la red a nuestra casa, sería como decidir con qué amigos juegan nuestros hijos, quién entra a visitarlos y quién no, y con quién salen.

En esta medida, proyectos como Internet Sano del Ministerio las Tecnologías de las Información y las Comunicaciones – TIC, Educared, Protegesles.com, Red Papaz, entre muchos otros, hacen cada vez más presencia y cobran una mayor importancia a la hora de la navegación de los nativos digitales[1]. No obstante, y con gran sorpresa, en medio de un conversatorio para presentar el estudio realizado por la Fundación Telefónica, “Generaciones Interactivas”, maestros y padres de familia, solicitaban expresamente más controles para proteger a sus estudiantes y a sus hijos en la Web.

seguridad_nnCreánme que no los juzgo, pero aún sigo preguntándome si esos controles tendrían lugar o si por el contrario, los emigrantes digitales[2] debemos conocer las necesidades de los nativos y así tomar las disposiciones adecuadas. Siempre he creído que cuando las reglas surgen por imposición, sin posibilidad de concertar o siquiera discutir, en cada momento se está pensando en la manera de sobrepasarlas, y creo que en cuestiones de la Web sucede lo mismo. Cuando se está imponiendo continuamente que a esta página no se puede entrar, lo que se está generando es más y más curiosidad para que ellos, en los momentos de descuido, logren ingresar.

En esa medida, propongo una solución, que puede no sea maravillosa pero que si puede aportar un conocimiento sobre las nuevas generaciones, y es: démonos a la tarea de ponernos en sintonía con ellos, cómo funcionan, qué les gusta, qué nos diferencia de ellos. Esto podría dejar la eterna pelea en contra de un nativo que cada vez que está frente a un computador debe conectarse a redes sociales como Facebook y a chats como Messenger o Skype. ¿Por qué no intentamos ver que hay en esas redes y en esos chats que los atraen tanto? ¿Por qué no intentamos hacer parte de la Web 2.0 y nos acercamos a ellos? Pero, claro está, sin perder el foco del propósito que tenemos, sea de estudio o de responsabilidad para con ellos en tanto padres de familia.

Para mi mayor agrado, me topé con un proyecto educativo puesto en marcha en Argentina, en la Universidad de Buenos Aires – UBA, el Proyecto Facebook. En este, se estableció un modelo educativo donde los estudiantes se volvieron no solo receptores sino protagonistas en la construcción del conocimiento. El proceso de enseñanza – aprendizaje dejó de ser impartido por docentes omnisapientes, sino por el contrario dispuestos a aprender, a construir en conjunto, de manera colaborativa, tal y como sucede en la Web 2.0, los conocimientos a impartir en el salón de clase. Los resultados están disponibles y recomiendo a todos consultarlos para que no impongamos más controles, sino que entendamos las nuevas dinámicas y así la autorregulación o la facilidad de control estén a la orden del día.



María Juliana Tobón

Asesora Proyectos Especiales

Corporación Colombia Digital

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



[1] Se consideran nativos digitales a todos aquellos que nacen en medio de la tecnología, que han estado rodeada por ella en las diferentes tareas que cumplen en su día, desde siempre.

[2] Los inmigrantes digitales son aquellos que ingresan a la tecnología después de haber vivido sin ella, que empiezan a hacer uso de ella en el momento en que empieza a existir, pero que no siempre han estado acompañados por la tecnología en la realización de sus funciones diarias.

e-max.it: your social media marketing partner
Read 9437 times
Temas:
Juliana Tobón

Asesora
Corporación Colombia Digital