Impactos de la estrategia TI: entidades y ciudadanos

Impactos de la estrategia TI: entidades y ciudadanos

Impactos de la estrategia TI: entidades y ciudadanos

Las iniciativas estatales en materia de TI, optimizan las acciones al interior de las entidades y facilitan la entrega de servicios eficaces para la sociedad

En el momento en que la tecnología se encamina hacia lo gubernamental, su papel se torna determinante en la entrega de servicios públicos a un costo más reducido. Esto ocurre, porque las mismas entidades entienden los beneficios de reutilizar, optimizar, compartir y modernizar la tecnología, para que la productividad y la eficiencia mejoren, disminuyendo las probabilidades de fracaso al momento de emprender un plan estratégico de TI.

El impacto de la tecnología en el ámbito público tiene a dos protagonistas. Por una parte están las mismas entidades que encuentran la transformación de los procesos y de sus proyectos misionales, al incluir la tecnología para el desarrollo de los mismos. Y por otra parte, se encuentran los ciudadanos, quien son lo directos beneficiados de las soluciones y acciones ejecutadas por parte del Estado.

Y esto es así, ya que al crear un mapa de ruta donde la tecnología es una herramienta de apoyo, se mejora la prestación de servicios públicos mediante la optimización de las operaciones internas del gobierno, se brinda mayor apoyo a los servicios online y offline, y se construyen canales para colaborar y debatir las políticas.

De esta manera, dentro de las apuestas de la planeación estratégica de TI para el Estado, se destacan:

• Lograr la generación de valor público
• Habilitar las capacidades y servicios de tecnología

Estos grandes objetivos, que se alinean a distintas visiones internacionales, tienen como propósito romper los paradigmas tradicionales de cómo se ejecutan las acciones dentro del Estado, mejorando de forma radical el panorama tecnológico para crear una fuerza laboral más productiva y flexible que proporcione servicios públicos de una manera mucho más eficiente, rentable y de mayor calidad a través de todos los canales de servicio al ciudadano.

Históricamente las organizaciones estatales han establecido y administrado su propia infraestructura y servicios de TI para llevar adelante sus respectivos mandatos. Sin embargo, en los últimos años, los mismos gobiernos han cambiado esta lógica, incluyendo el Estado colombiano de la mano del Ministerio TIC. Los cambios ejecutados, han incluido iniciativas para transformar las estrategias sectoriales e institucionales, creación de sistemas de información para apoyar los servicios prestados a los empleados, tales como recursos humanos, servicios financieros y gestión de información.

De igual manera, gobiernos como el de Canadá ven la planeación estratégica de TI, como un recurso que se basa en los resultados y aprendizajes de estas iniciativas; lo que da como resultado, un gobierno abierto y transparente que busca cumplir con las expectativas de la sociedad, a través de sus entidades.

Es por esto que lograr el equilibrio entre entidades eficientes y servicios óptimos para las ciudadanos, necesita que los funcionarios públicos cuenten con estrategias tecnológicas claras y herramientas efectivas para su trabajo diario. Junto con estos aspectos, la constante evolución de la tecnología, la demanda de servicios de TI y la necesidad de proteger información de las amenazas cibernéticas malintencionadas, hacen necesaria la renovación de los sistemas críticos de TI y de infraestructura.

Teniendo en cuenta estos y muchos otros factores, se podría decir que las metas de los gobierno se centran en servicio, seguridad, valor, neutralidad y agilidad para establecer la dirección de la estrategia.

estructura peti

Imagen: MinTIC

Colombia Digital, en su interés por promover la transformación digital para la generación de competitividad y valor público, le ayuda a avanzar en su proceso de PETIC.

 

 

Read 2013 times
Corporación Colombia Digital

@colombiadigital

La Corporación Colombia Digital (CCD) es una organización dedicada a promover el uso y apropiación de las tecnologías de información y las comunicaciones, en beneficio del desarrollo social y económico.