Retos y oportunidades del fomento al Teletrabajo

Retos y oportunidades del fomento al Teletrabajo

Luego de la firma del decreto 0884 de 2012, el cual reglamenta la Ley 1221 de 2008 sobre el Teletrabajo, se dio lugar a la discusión en la opinión pública por diferentes medios de comunicación sobre las expectativas, dudas y demás, de esta nueva modalidad laboral en el país. Para las grandes ciudades colombianas el fomento del Teletrabajo puede significar un aumento en la calidad de vida de sus habitantes, en tanto que pueda ser un facilitador de la movilidad en la ciudad y disminución de la contaminación ambiental. O en el caso de poblaciones lejanas, permitir una mayor inclusión laboral, de esta manera, vale la pena preguntarse: ¿cuáles son algunos de los retos y oportunidades que las mujeres tienen frente a esta modalidad laboral?

En principio, dentro de los retos que se pueden identificar se encuentran:

La brecha digital.

La banda ancha constituye uno de los principales motores del Teletrabajo, ya que facilita  la conectividad constante del teletrabajador con su oficina, equipo de trabajo y con la plataforma virtual de almacenamiento de información. En Colombia, la penetración de Internet se da especialmente en las grandes, medianas y pequeñas empresas con un porcentaje del 100%, 99% y 79% respectivamente, pero en las microempresas que representan un 96% del total del universo, solo el 7% tienen acceso a la Web, según cifras presentadas en el 'Plan Vivo Vive Digital' durante el 2011.

Este es el panorama en el caso de las empresas, pero si hablamos de Teletrabajo, es necesario tener en cuenta la penetración de banda ancha en los hogares, siendo estos espacios los 


principales lugares donde se desarrolla la modalidad. De acuerdo a este mismo documento (Plan Vivo Vive Digital), la mayor penetración de Internet se da en los estratos 4, 5 y 6 con un 56% frente al 83%; en los (estratos) 2 y 3 la cobertura es del 8% y 26 % respectivamente; mientras que en el (estrato)1 es tan solo del 2%. De igual forma, si se revisa la brecha de penetración en los departamentos del país, según las cifras publicadas en el cuarto boletín trimestral de 2011 del MinTIC (Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones), el Distrito Capital tiene mayor penetración de banda ancha con un porcentaje del 13,93 frente a un 0% de los departamentos de Guainía, Vichada y Guaviare.

teltrabajo 1

Con esta perspectiva nacional, se hace necesario la mención del aparte del decreto 2 en el cual se incluye al Ministerio TIC como actor relevante en la promoción del uso y apropiación de las TIC, así como del fomento del Teletrabajo en el territorio colombiano.

Estas cifras, en conclusión revelan que aún hay un gran reto en dicha materia, la cual no solo necesita de acciones de política nacional, sino interés y gestión de los entes territoriales en cuanto a inversión en tecnología que permitan que tanto en las grandes ciudades como en los municipios apartados, el Teletrabajo sea una opción de contratación y promueva la disminución del desempleo y aumento de la ocupación laboral por medios formales.


Las barreras culturales.

Otro de los retos importantes para reflexionar son las barreras culturales, en especial si hablamos de la cultura laboral colombiana que incluye ciertos parámetros de comportamientos en el clima organizacional, los cuales impiden o dificultan que los empresarios vean el Teletrabajo como una oportunidad y no como un desafío. El tema de la confianza organizacional, es un aspecto difícil de abordar al interior de una organización. La preocupación por cómo controlar a los empleados fuera de sus oficinas implica en primera instancia, una sensación de inseguridad para los empleadores, traduciéndose a un temor en cuanto a que la productividad o calidad del trabajo disminuya.

Sin embargo, ante esos obstáculos es necesario esbozar alternativas tangibles que permitan a los empleadores y empleados establecer las obligaciones y derechos para ambas partes. Más allá de cualquier discurso, lo importante para derribar estas limitaciones sería la negociación, ya que al interior de cada empresa se desarrollan dinámicas diferentes según su tamaño, actividad económica, relación con proveedores y clientes; por ello, la negociación es una herramienta que permite a los empresarios innovar y generar transformaciones en su organización acordes con las actuales facilidades tecnológicas.

Pero de igual forma, como existen retos para todos los actores influyentes en tal práctica laboral (instituciones estatales, empresarios y teletrabajadores), existen distintas oportunidades, y a continuación se mencionarán algunas:


Conciliación de la vida familiar y la laboral.

Aunque por mucho tiempo las labores del hogar han sido subestimadas socialmente, lo cierto es que este tipo de actividades resultan ser una de las bases del bienestar social. Es decir, en nuestro desarrollo personal todos necesitamos fortalecer lazos afectivos y uno de los centros donde se establecen en su mayoría estas relaciones, es en la familia.

Desde la salida de los dos padres al campo laboral, el soporte emocional y la crianza de los hijos ha pasado a manos de particulares u otros familiares, dificultando el desarrollo de la paternidad y maternidad de los adultos en edad productiva. El Teletrabajo aunque no pretende ser la solución a los problemas que puedan existir al interior del núcleo familiar, si es una opción para las personas cuyo cargo y aptitudes son aptas para teletrabajar, a fin de lograr una mayor participación y atención de su entorno familiar sin descuidar sus áreas profesionales e intelectuales.


Eficiencia del uso del tiempo.

El Teletrabajo en sí puede traer efectos positivos a un tema tan álgido como el manejo del tiempo. En las principales ciudades de Colombia, el tema de movilidad y altos índices de accidentalidad parece estar a la orden del día, en tanto que cada año aumenta el parque automotor, como el número de accidentes que colapsan las principales vías de transito diariamente, convirtiendo los desplazamientos en una carga para los ciudadanos.

La calidad de vida de los habitantes, se ve reflejada en sus relaciones personales y laborales, de esa manera, el estrés, enfermedad que padecen la mayoría de los ciudadanos de las grandes urbes, produce menor productividad y disfrute de las actividades diarias. Por ello, resulta una gran oportunidad de apelar a la construcción de la cultura ciudadana, donde el Teletrabajo sea una herramienta de mejora en las condiciones de vida de la población, como un beneficio para el individuo, quien podría tener una mejor administración de su tiempo y conciliación entre su vida familiar y laboral. Y de otro lado, como un provecho colectivo a partir de la autorregulación social, que disminuiría el número de personas movilizándose cada día, aportando así en la descongestión de las vías.

Para el 2010, en el informe 'Cómo vamos Bogotá', el promedio en tiempo de desplazamiento por trayecto en ese año llegó a 71,6 minutos, sumado a tener la malla vial con un 40% en mal estado y 23 % en estado regular. Es evidente, que a la vez que se identifica un problema existen entre muchas, una alternativa de solución si se toma como una oportunidad para aprovechar, que al ser una de las urbes con mayor índice de penetración de banda ancha, pueda ser una de las pioneras en implementar el Teletrabajo de manera masiva y organizada.

 


Lina Santamaría
Asesora
Proyecto Teletrabajo

e-max.it: your social media marketing partner
Read 6216 times
Corporación Colombia Digital

@colombiadigital

La Corporación Colombia Digital (CCD) es una organización dedicada a promover el uso y apropiación de las tecnologías de información y las comunicaciones, en beneficio del desarrollo social y económico.