Crecimiento económico, equidad y rendimiento académico

Crecimiento económico, equidad y rendimiento académico

¿Puede un país ser rico sin contar con ciudadanos educados?, ¿qué tanto aporta la educación a la superación de las desigualdades sociales?, ¿puedan las tecnologías de la información jugar un papel en la creación equitativa de riqueza?

Los países ricos, de clase media y los pobres... y las desigualdades

Las diferencias entre naciones en materia de calidad de vida son dramáticas. Mientras el ingreso per cápita de países como Noruega puede bordear los USD$100.000 al año, en naciones subsaharianas africanas como Burundi, o asiáticas como Bangladesh, no pasa de USD$200. Entre los extremos se encuentran países latinoamericanos como Chile, Perú o Colombia, que podrían clasificarse de "clase media" en el planeta, cuyos ingresos per cápita pueden ubicarse entre USD$15.000 y USD$6.500. No pertenecen ni al club de los ricos, ni tampoco están en la categoría de los países pobres.

Sin embargo, más allá del indicador del ingreso per cápita vale la pena examinar la distribución del ingreso. ¿Qué tanto del ingreso total queda en manos del 10% más pobre de la población?, ¿qué tanto en el decil más rico?

{quote}

Mientras que en países como los escandinavos se puede hablar de clases medias poderosas, con amplio poder de consumo, en el caso de otros, como Colombia, las noticias no son buenas. El índice de Gini (utilizado como medida del grado de inequidad en una sociedad) indica que el 10% más pobre de los colombianos percibe el 1% del ingreso total, mientras que el 10% más pudiente accede al 45%.

Un ejercicio sencillo puede ilustrarnos cómo, en un mismo país conviven personas con ingreso de corte europeo con otras que tienen ingreso de país subsahariano africano.

El ingreso total en Colombia (equivalente al PIB) asciende a USD$366.000 millones. Veamos qué tanto percibe el 10% más pobre de los colombianos:

• 4.6 millones de personas reciben el 1% del ingreso total, es decir USD$3.660 millones (el 1% del total del PIB).

• Cada individuo, en promedio, recibe USD$ 779 al año (aproximadamente $1.500.000 pesos col, es decir, alrededor de $ 125.000 pesos col al mes).

 

¿Qué ocurre en el decil más pudiente?

• 4.6 millones de colombianos de alto ingreso reciben, en conjunto, el 45% del PIB total, es decir, USD$164.700 anualmente.

• Cada individuo del decil de mayores ingresos recibe un ingreso promedio de USD $35.800, es decir, unos $ 70 millones anuales per cápita. ¡La diferencia con el decil más pobre es de 46 a 1!

Cuando se analizan los indicadores de inequidad en la distribución del ingreso y se los relaciona con el ingreso per cápita pueden extraerse algunas conclusiones:

• Los países ricos suelen tener, en conjunto, menos desigualdad social que los demás.

• Aunque se pueden encontrar países de clase media que pueden clasificarse de "emergentes", como es el caso de Colombia y Brasil, puede afirmarse que su economía ha crecido a tasas atractivas, aunque ello no se asocia con mayor equidad. Los indicadores de distribución del ingreso en tales naciones señalan altas desigualdades: pocos reciben mucho, muchos reciben poco. ¿Puede la educación contribuir a reducirla?

 

¿Países más ricos = países más educados?

La respuesta es sí: a mayor ingreso per cápita de un país, los indicadores asociados a la cobertura y calidad de la educación en todos sus segmentos (básica, secundaria y terciaria) tienden a ser mejores.

 

tabla variables korea colombia bangladesh

Fuente http://info.worldbank.org/etools/kam2/KAM_page4.asp 

A partir de información de la base de datos KAM (Banco Mundial ) se buscó cotejar información de tres países pertenecientes a tres niveles diferentes de ingreso (Corea del Sur, ingreso per cápita US$27.100; Colombia, per cápita de USD$ 8.959; Bangladesh, USD$ 1.416).

 

Es evidente que el país de mayor ingreso, Corea del Sur, cuenta con los mejores indicadores educativos:

• Un adulto coreano tiene, en promedio cerca de 12 años de escolaridad (frente a 7.7 años en Colombia y 5.8 años en Bangladesh).

• En relación con la calidad en la educación en ciencias y matemáticas, es evidente la ventaja de Corea del Sur, así como en los resultados PISA (2009).

En conclusión: la posibilidad de mejorar la calidad de vida de la población y de pertenecer al club de las economías avanzadas guarda estrecha relación con el nivel de escolaridad de los habitantes de un país y, por supuesto, con el rendimiento académico de niños, jóvenes y ciudadanía en general.

Los resultados de las pruebas PISA para Colombia han sido desalentadores. Mientras que pequeñas variaciones negativas entre resultados de una prueba a otra en países como Finlandia han desatado verdaderas tormentas políticas, en América Latina la problemática dista de ser una prioridad de las élites políticas y empresariales (con las excepciones del caso).

 

¿Por qué se relaciona el rendimiento académico con el desarrollo económico?

Sencillamente porque la relación de las economías avanzadas con el mundo están sustentadas en el conocimiento. Bienes y servicios producidos y exportados por los países de la OECD, el club de 27 países ricos, por ejemplo, son intensivos en tecnología y, por ende, en conocimiento. En contraste, para examinar, a manera de ejemplo, las exportaciones colombianas de bienes, el 80% del valor total se refiere a "commodities": petróleo, carbón, café, oro, níquel, banano y flores.

Ejercicio similar puede extenderse a otras economías latinoamericanas. Parecería que el "éxito" basado en las exportaciones primarias diera la sensación de comodidad, sin necesidad de convertir en prioritarias políticas públicas orientadas al mejoramiento de la calidad de la educación.
¿Pueden las tecnologías de la información contribuir a mejorar el rendimiento académico?

Las tecnologías de la información (TI) son una poderosa herramienta que puede contribuir a mejorar la calidad de la educación, siempre y cuando los actores de la educación (estudiantes, profesores, padres de familia, tomadores de decisiones, diseñadores de políticas públicas, empresarios). Aunque las formas en que las TI pueden aportar, revisten cierta complejidad, puede decirse que su aporte se basa en algunos de los aspectos siguientes:

• Las TI permiten el acceso a fuentes de conocimiento que trascienden los materiales de texto disponibles y el ámbito del aula. La posibilidad de comunicarse cómo, dónde y cuándo, es decir, la facultad de la ubicuidad en virtud del uso de las TI, ofrece inmensas posibilidades a los actores básicos de la educación: estudiantes y profesores.

• El estudio "residencial" permite el acceso de los estudiantes (y profesores) a información de primera mano que puede reforzar la calidad de las clases presenciales. Las posibilidades de que los individuos adquieran el hábito de auto-aprendizaje alrededor de temas y destrezas específicas está al alcance de la mano.

• Las TI fomentan el trabajo en equipo, uno de los aspectos que están revolucionando los modelos educativos tradicionales (resumibles en el cotejo del maestro sabio que sabe y los estudiantes ignorantes que aprenden de él). "Crowd-sourcing", conocimiento de todos, versus información de profesores.

• Las TI son el medio clave para la administración del sistema educativo, para el monitoreo de proyectos de calidad de la educación, de dotación de infraestructura y sistemas de información educativos.

e-max.it: your social media marketing partner
Read 7066 times
Rafael Orduz

Doctor en Ciencias Económicas de la Universidad de Gottingen en Alemania Federal. Académico y analista económico y de tendencias digitales, se ha desempeñado como Presiente de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá y Viceministro de Educación. Fue Director Ejecutivo de la Corporación Colombia Digital.