Con la llegada de las redes sociales la Web cambió

Con la llegada de las redes sociales la Web cambió

Comunidades online que ponen en evidencia lo que nos afecta como ciudadanos, como individuos y como usuarios.

Facebook tiene más de 1.300 millones de internautas y está disponible en más de 70 idiomas. Twitter cuenta con más de 200 millones, Linkedin con al menos 300 millones y Google Plus registra 343 millones. Estas son las redes sociales más conocidas en la actualidad y a partir de ellas, han surgido otras plataformas que han alcanzado un mayor reconocimiento y popularidad entre los usuarios.

Es el caso de Instagram, Whatsapp, Pinterest, Line, Viber, Snapchat, entre otras. La particularidad de las primeras es que desde sus inicios fueron creadas con un fin netamente de entretenimiento, a diferencia de Linkedin que se presentó como la red social de los profesionales y búsqueda de empleo. Estas segundas han surgido a partir de la explosión de las aplicaciones móviles siendo adheridas a una doble etiquetación: son apps, pero también redes sociales.

Si hablamos del término 'red social', se refiere a la construcción de una serie de grupos y comunidades que se forman a través de intereses y características similares entre cada uno de sus miembros. Es básicamente la forma de asignar, de construir y de reflejar una estructura social, la cual puede constituirse desde el parentesco (es decir la familia) hasta estructuras organizacionales. Sin embargo si trasladamos tal significado al contexto actual, si bien se conservan ciertas características, las redes sociales digitales se definen como comunidades online y grupos de usuarios que encuentran en un espacio intangible y virtual una serie de particularidades en común, y mediante las cuales pueden compartir cualquier tipo de conocimiento y de contenido.

Es clara la enorme diferencia de conceptos cuando se habla del uno y del otro, porque los contextos cambian, aunque la esencia sea la misma: comunicar y expresar algo. La Web 2.0 se introdujo en la contemporaneidad como un gran carrete de hilo que a medida que se fue desenvolviendo, trajo consigo nuevos conceptos y modelos comunicaciones. Por un lado, reinventó la forma de acercar a los usuarios y por otra, modificó estructuralmente la navegación en las páginas online. Sin embargo, el gran hito fue y ha sido hasta entonces esa pequeña revolución en la forma de participar de los internautas a través de espacios abiertos, masivos y en línea. Se activó el "opinómetro" y se empezó a concebir la realidad digital como parte de la cotidianidad de los individuos.

 

¿Cómo están transformando las redes sociales las relaciones humanas?

La primera red social nació en 1932 en Londres y se llamó 'El notificador' (The Notifier). Este era un enorme aparato que les permitía a los londinenses dejar mensajes (número de caracteres limitados) en un tablero de notas. Luego en 1978 se creó 'Bulletin Board Systems' el primer foro en línea.

Entre 1989 y 1991 se empezaron a desarrollar nuevas tecnologías que dieron paso al nacimiento de la World Wide Web a manos de Tim Berners-Lee. En adelante se empieza a escribir una interesante línea cronológica evolutiva en la que Internet no solo se modifica a nivel técnico y de plataformas, sino que también produce un efecto de cambios generacionales en la sociedad moderna (Lea: El Internet del siglo XXI es otro). 

A los medios tradicionales les costó un poco más de dos década para llegar a las audiencias. Por ejemplo: la radio tardó 38 años, la televisión 13 años, pero Internet tardó solo cinco años para llegar a 50 millones de personas, lo que deja ver que éste ha sido en la historia de la humanidad la herramienta que mayor crecimiento a alcanzado en un período corto de tiempo. ¿En realidad somos conscientes de su poder e influencia?

{quote}

Quizás con las primeras redes sociales como Live Journal, Friendster.com y Myspace la magnitud y las predicciones en torno a la masificación de las comunidades online, ese 'poder' de alcance se quedaba solo en compartir fotografías y videos. Pero luego con la aparición de los blogs y otros formatos de contenidos, la cosa cambió en su totalidad. Lo hizo primero Facebook y después Twitter. Comunidades que si bien inicialmente ofrecieron novedad y versatilidad en la forma cómo se podían construir las relaciones humanas a través de la Web, posteriormente se fueron convirtiendo en espacios para el intercambio de opiniones, conocimiento y debate en torno a la política, la religión, el entretenimiento, el deporte, el arte, etc.

Actualmente, la red social de Mark Zuckerberg aunque se corona como la que mayor número de seguidores tiene, aquella matriz innovadora que la caracterizó durante sus inicios ha tendido a estancarse durante los últimos años. Los usuarios están perdiendo el interés en ella, a diferencia de Twitter que inició como una red de microblogging. Ésta rompió los esquemas desde sus comienzos: publicar un mensaje con 140 caracteres. A pesar de ser un limitante para el usuario, al tiempo lo obligaba a pensar qué era lo que buscaba transmitir. Era simple, se trataba de buscar un mensaje directo y certero.

Hoy se ha convertido en una plataforma que no solo genera debate, sino que también ha sido el canal de denuncia de los usuarios. Un medio de expresión contra el drama, las injusticias, los regímenes políticos totalitarios, el crimen, la politiquería y otras temáticas de coyuntura mundial.
Las redes sociales no solo modificaron las comunicaciones y relaciones entre los ciudadanos del siglo XXI, sino que también han tejido un enorme escenario colaborativo online para la divulgación de tendencias que diseñan los mismos usuarios a partir de sus propias realidades y contextos sociales. De ahí que la circulación de la información se alimente y actualice segundo a segundo por la misma comunidad. Es una nueva ecología mediática basada en intereses los cuales pueden ser banales o profundos.

 

Redes sociales o Social Media

Frente al auge de tales plataformas se ha desplegado el término Social Media, el cual hace igualmente referencia a los medios sociales, en este caso, las comunidades online. Ellas, además de haber introducido otro componente al proceso comunicativo tradicional obligaron a los medios a migrar hacia este tipo de formatos. Las grandes, medianas y pequeñas empresas periodísticas tienen cuenta en cualquier de las redes sociales, con la intención de llegar más rápido a sus usuarios, pero sobre todo por el poder de masificación y acceso a las mismas, desde cualquier lugar y en cualquier momento (Lea "Los nuevos medios digitales son depredadores de nuestra atención")

De esta manera, las organizaciones han empleado en sus campañas de marketing el término Social Media. Esto con el propósito de fidelizar a sus audiencias, de mantener una relación directa, personalizada y cercana con ellas, y compartir contenidos de interés que generen 'engagement'.
Las redes sociales son transversales a todos los campos y su alcance en pleno siglo XXI denota la posibilidad de comunicación que rompe fronteras, multiplicando los mensajes en cuestión de segundos en un clic, 'like', 'tuit' o compartido.

Ha sido una década de profundas transformaciones en la Web 2.0, que no pararán porque este Internet nos ha enseñado que toda cambia y se reinventa en un, dos, por tres. Porque él también trajo consigo lo efímero... eso que hoy es tendencia, mañana es olvidado por la masa de audiencia. 

 

e-max.it: your social media marketing partner
Read 10006 times
Eliana Álvarez

Asesora
Corporación Colombia Digital