Print this page

¿Qué es y cómo implementar el voto digital en Colombia?

“Cualquier sistema de representación democrática es susceptible de poner en marcha un sistema de estas características, con la condición fundamental que su legislación electoral lo permita”

Uno de los mayores desafíos al momento de definir los alcances de un gobierno electrónico radica en considerar nuevas y mejores maneras en que la ciudadanía pueda ejercer sus derechos de una forma más digital; así pues, el ejercicio del voto es reflejo del poder ciudadano y en consecuencia es uno de los grandes puntos a resolver cuando se trata de adopción tecnológica.

A propósito de los alcances del voto electrónico y los requerimientos para su implementación, conversamos con Julio José Espiña Dapena, Director Desarrollo de Negocio Sector Público de Tecnocom, multinacional española de consultoría en tecnología de la información, a partir de su experiencia con sector gobierno:

¿Qué es el voto digital y cómo puede aplicarse en un sistema democrático como el de Colombia?

El voto digital es el sistema más avanzado dentro de los sistemas de democracia electrónica, ya que es 100% digital, desde la autenticación del ciudadano hasta la emisión del sufragio. Previamente a la implantación de un proceso de estas características es probable que existan sistemas de escrutinio y censo digital, los cuales utilizan una aplicación informática que a través de dispositivos electrónicos (tabletas, teléfonos inteligentes, ordenadores portátiles, etc.), transmiten los datos a un Centro de Proceso y Consolidación de Datos donde se realizan los cálculos y se asignan los elementos representativos con base en la normativa electoral vigente.

¿Qué ventajas tiene el voto digital sobre el voto tradicional en urna?

Las ventajas del voto electrónico son claras y contundentes si hablamos de rapidez en los escrutinios, ahorro de costes para la administración y comodidad para el elector. En principio no podemos hablar de desventajas, al menos que no se utilicen correctamente los métodos, técnicas y herramientas al implantar el sistema, en cuyo caso se podrían provocar problemas en la seguridad y el manejo de la información electrónica generada.

¿Qué riesgos y dificultades se identifican en la implementación del voto digital?

Es fundamental la aplicación de medidas de seguridad que minimicen los riesgos de un sistema con estas características. La configuración de las medidas de seguridad se realiza sobre distintas capas:

En primer lugar la red local que incluye las instalaciones en el ‘Centro de Recepción, Cálculo y Consolidación de la Información’ se organizan en redes virtuales en función de los servicios a los que tendrán acceso y que serán filtrados por los elementos de seguridad, que incluye los equipos que proporcionan servicios locales de protección frente a ataques o intentos de intrusión: filtrado de tráfico (Firewall de próxima generación, NGFW), detección y prevención de intrusiones (IPS), balanceo de tráfico (LB), firewall de Aplicación (WAF, Web Application firewall).

Adicionalmente, el operador puede ofrecer un servicio complementario de protección frente a ataques de denegación de servicio distribuidos (DDoS), de forma que este tipo de amenazas sean detenidas antes de poder consumir ancho de banda de la conexión entre el CPD y la red pública.

{quote}

Las medidas de seguridad también afectan a la distribución de contenidos web accesibles desde Internet (portal de resultados, servicios de consulta de resultados para las aplicaciones móviles, aplicación para consulta y grabación de datos desde dispositivos móviles y aplicación para gestión y seguimiento del proceso electoral), que se despliegan en una red de distribución de contenidos (CDN – Content Distribution Network) con un doble objetivo: liberar de tráfico la conexión entre el CPD y la red pública y añadir una capa de aislamiento adicional entre los usuarios, posibles atacantes y los contenidos.

Por último, se debe hacer uso de técnicas criptográficas tanto para el cifrado y descifrado del sufragio, donde a través de un sistema de clave pública-privada se permita por una parte encriptar el voto, y por otra proteger mediante secreto compartido la clave privada, así como para proteger la identificación de extremo a extremo, utilizando conexiones cifradas SSL basada en certificados digitales.

¿Cómo Tecnocom puede apoyar con su tecnología para impulsar el desarrollo de un gobierno más electrónico en el país?

En la actualidad, prácticamente la totalidad de los países avanzados del mundo utilizan sistemas de información para escrutinio digital en sus procesos electorales; sin embargo, la implantación del voto electrónico es mucho más complejo. En el contexto internacional, solo siete países permiten el voto electrónico (vinculante y con validez legal) para la elección de sus representantes: Bélgica, Estonia, EEUU, Brasil, Filipinas, India y Venezuela. Otros cinco países lo han prohibido expresamente: Alemania, Finlandia, Holanda, Irlanda y Reino Unido, mientras que en otros muchos esta opción se encuentra aún en fase de estudio. Lo que sí es cierto es que a la hora de elegir un sistema de votación es importante conocer los distintos tipos e implantar el que mejor se adecúe a las circunstancias del país.

e-max.it: your social media marketing partner
Read 2523 times