Tecnología para el control del agua no contabilizada

Tecnología para el control del agua no contabilizada

Tecnología para el control del agua no contabilizada

Las empresas con herramientas tecnológicas pueden obtener capacidades analíticas para controlar su operación y tomar decisiones para mitigar las pérdidas y garantizar sus ingresos

En un esfuerzo por aumentar los ingresos y lograr una mayor rentabilidad, las empresas de agua y alcantarillado deben afrontar la crítica tarea de reducir los niveles de agua no contabilizada, que puede ser causada por varios factores, como fugas, imprecisión en la medición o incluso casos de conexiones fraudulentas. Por esta razón, para Open International es imperativo que las empresas tengan herramientas tecnológicas que proporcionen las capacidades analíticas para controlar su operación y tomar decisiones oportunas con el objetivo de mitigar las pérdidas y garantizar sus ingresos.

Con el fin de proporcionar un marco estándar para analizar esta importante situación de impacto mundial, la International Water Association (IWA), autoridad encargada de normalizar los conceptos y procesos del sistema de abastecimiento de agua, diseñó un modelo de balance hídrico como herramienta para categorizar y cuantificar los diferentes tipos de pérdidas de agua y obtener una perspectiva general sobre los costos en los que incurren los proveedores del servicio de acueducto y alcantarillado como resultado del agua no contabilizada (ANC).

De acuerdo con este modelo reconocido a nivel mundial, los niveles de ANC corresponden a la diferencia entre la cantidad de agua inyectada al sistema de suministro y la cantidad real de agua facturada a los clientes, dado como resultado de las pérdidas reales de agua por fugas o daños, o por pérdidas aparentes, debidas a inexactitudes en la medición, consumo no autorizado y consumo autorizado no facturado. Las fugas se presentan generalmente en las conexiones del servicio en el punto de medición del cliente, por filtraciones o desbordamientos en los tanques de almacenamiento de servicios públicos o por daños en las tuberías de transmisión y distribución.

byte aguanocontabilizada

Haciendo un análisis a gran escala, el ANC representa un problema crítico para las empresas de Acueducto y Alcantarillado en todo el mundo, debido a que afecta seriamente su viabilidad financiera por las pérdidas de ingresos y el aumento de los costos operacionales. Según un estudio del Banco Mundial, “el costo total para las empresas de servicios de agua causado por ANC en todo el mundo, puede estimarse de forma conservadora en USD $141 billones de dólares al año, dos tercios ocurren en el mundo desarrollado. De acuerdo con los datos de este informe, al menos 90 millones de metros cúbicos se pierden diariamente a través de fugas de agua, lo que equivale aproximadamente a USD $6 billones de dólares, lo que sería suficiente para proporcionar agua a más de 300 millones de personas”.

Un análisis realizado a las empresas de Acueducto y Alcantarillado municipales de Estados Unidos, publicado por AWWA (American Water Works Association), indica que las pérdidas de ingresos por concepto de ANC, típicamente oscilan entre el 5 % y el 15 % de los costos totales de operación de la compañía y para algunas empresas puede superar el 25 %. En este informe se tomó una muestra de 21 empresas proveedoras de agua y se determinó que el costo promedio de ANC fue de USD $5,6 millones de dólares anuales, variando el costo según la escala de operación de la empresa. La mayoría de los costos de ANC reportados en este estudio, se debieron a pérdidas aparentes, con un promedio del 74 %, revelando también que las empresas más grandes tienen una mayor proporción de ANC causada por pérdidas aparentes que las compañías más pequeñas.

La clave para desarrollar una estrategia eficiente para reducir los niveles de ANC es conocer e identificar las condiciones y componentes que producen las pérdidas de agua. Con dicha información, se desarrollan técnicas y procedimientos ceñidos a la realidad de la empresa con el objetivo de mitigar cada uno de los riesgos. El primer paso para poner en marcha una óptima estrategia es contar con herramientas tecnológicas que faciliten el diagnóstico de los factores que generan las pérdidas y que proporcione el apoyo analítico para impulsar las operaciones de control.

Fuente: Open International

Visto 495 veces
Corporación Colombia Digital

@colombiadigital

La Corporación Colombia Digital (CCD) es una organización dedicada a promover el uso y apropiación de las tecnologías de información y las comunicaciones, en beneficio del desarrollo social y económico.