Él es un trotamundos digital que no está casado con las tecnologías

Él es un trotamundos digital que no está casado con las tecnologías

"No estoy casado con tecnologías, sino con funcionalidades".

Edison Monsalve es caleño y también un trotamundos digital. Se llama a sí mismo cacharrero y todo el tiempo está probando aquí y allá: ¿qué tal es Firefox OS?, ¿qué es eso de Google Glass?, ¿cuál es la innovación del iPhone 5?, en fin, no se queda quieto. Ha viajado por Colombia gracias al cuento de la revolución digital, hace 10 años llegó a Cartagena de Indias a dictar un curso sobre informática y se quedó a vivir en la ciudad de los contrastes.

Por un largo tiempo ha echado raíces en la Costa Caribe, pero ya empieza a buscar otros aires... "con ganas de encontrar otros horizontes para el próximo año", dice.

Desde los 11 años empezó a programar, quería ser un mago en esta área. "Yo quería modificar los videojuegos que tenía, meterles cosas nuevas, que los personajes tuvieran otras funciones... para mí eso era magia, yo quería ser ese tipo de mago". Y lo fue. Mientras estaba en 9°, 10° y 11° en la secundaria, estudió programación. Con tan solo 15 años, ya tenía un título como Tecnólogo. Pero eran otros tiempos y la gente tenía otra mentalidad, como dirían: "qué le creyeran a un pelao con esa edad, era bastante difícil".

Pero entonces, dadas las circunstancias, empezó a trabajar como digitador en entidades bancarias, aunque no pasó mucho tiempo para que lo promovieran al Departamento de Sistemas. Allí, cada cierto tiempo enseñaba algo nuevo a sus compañeros, simplemente se daban las ocasiones. Ese ímpetu por estar al tanto de las últimas actualizaciones y aprender por su cuenta lo llevó a transmitirle conocimientos al resto de las personas; entonces descubrió aquella habilidad que lo llevaría a otras tierras: dictar clases.

Antes, cuando no tenía ni el interés ni la pasión por la docencia, simplemente dictaba clases de informática y ofimática para ganar plata. Era un muchacho en edad de tener sus propias cosas y querer ser independiente, no pensaba en nada más. Vivía en Bogotá y fue cuando alguien le dijo que se dedicara a ser docente: "no todos saben (los docentes), y pueden trabajar hasta los 65". Esa irónica argumentación le quedó sonando y se embarcó en la tarea de estudiar pedagogía por su cuenta.

No fue a la universidad. Por casi ocho meses, todas las tardes se iba a la Biblioteca Luis Ángel Arango a tomar sus 'clases' de pedagogía: se leía todos los libros y documentos que encontraba, ese fue su método para aprender a ser docente. Si bien se encontraba con modelos que no podían aplicarse en Colombia, esas largas lecturas y meses de investigación le ayudaron a abrir su mente, a expandir enormemente sus conocimientos y multiplicarlos por cientos más. "No teníamos Internet, pero yo tenía a la Luis Ángel Arango".

Edison pertenece a la generación que sabe cómo se pide un libro, que tenía su propio currículo en la biblioteca, que atesoraba teorías, análisis y despejaba dudas a través de los estantes de la librería y numerosas bibliografías. En medio de todo aquel escenario de empirismo, este joven caleño se tropezó con gente que sí era académica, quien lo veía todas las tardes a la misma hora llegar y con quienes ocasionalmente se peleaba por un libro.

Pero entretanto, los tintos que se tomaba y las conversaciones que tenía con esos 'compañeros' de estudio, sin darse cuenta fueron los que le ayudaron a formarse como docente.

 

El viaje de la tecnología

No fue a la universidad ni hizo una carrera de pregrado para ser maestro. Todo fue cuestión de métodos e investigación; y también de certificación. Cuando descubrió el significado y la importancia de ese concepto, entendió que ese interés por cacharrear, comprarse las revistas de Microsoft, ver y guardar más de 300 disquetes, investigar sobre sistemas, software libre y todo lo relacionado con ese universo, podían ser llevados a otro nivel. A través de concursos y convocatorias alcanzó 32 exámenes de certificación.

Viajó a Cartagena a dictar un curso y se quedó trabajando como docente en la Universidad Tecnológica de Bolívar. No tenía ningún título en pregrado, pero en cambio sí conocimientos en sistemas, informática y diseño gráfico. Allí se abrió una baraja de oportunidades para él: empezó a producir contenidos digitales, blogs, videos, escribir e-books, participar en conferencias y además la Universidad le dio la posibilidad de estudiar para ser Técnico Profesional y luego Tecnólogo en Desarrollo de Software. Actualmente es candidato a Especialista en Sistematización y Gestión de datos.

Actualmente dicta clases en los programas de Comunicación Social, Tecnología en Sistemas, y en cursos eventuales de la Escuela de Verano de la Universidad... "dicto lo que tengo certificado, si no tengo el pregrado, al menos tengo la certificación internacional que tiene igual o mayor validez".

"Mi mayor aporte como docente en la institución, además de los que ha hecho a proyectos en los que ha trabajado, ha sido romper un poco los paradigmas que se tenían sobre la certificación. "Ha sido una lucha entre la academia clásica y la certificación. He buscado concientizar un poco sobre ese asunto, no solo se trata de academia, también se pueden mezclar ambas cosas: un ingeniero también puede producir artículos o si un periodista está interesado en aprender sobre programación también lo puede hacer; y la certificación es una vía para lograrlo", al menos, esas son sus percepciones.

Dice que en teoría se ha dedicado 20 años a la docencia, aunque durante los primeros cinco años no tuvo la religiosidad necesaria, por eso solo le atribuye a su experiencia unos 15 años.

El verbo "cacharrear" es infaltable en sus clases. La dinámica siempre varía y la idea es que sus estudiantes siempre prueben herramientas diferentes y lo retroalimenten sobre sus experiencias de aprendizaje: "construir conocimiento colaborativo es lo mas enriquecedor de la docencia hoy en día, si uno no se sube a eso no solo está por fuera, sino que además se está perdiéndose de algo muy interesante", construir nuevas redes.

No es el tradicional maestro 'acartonado', que llega con algún libro debajo del brazo a llenar el puesto. Es de esos que a simple vista se reconoce por su pinta de conversador, activo, vivaz, en fin, no es ni 'cuchilla' ni le gusta 'rajar', es más bien alguien que está para sus estudiantes como un guía. Tampoco llega a sus clases con alguna metodología que parezca una receta de cocina: "haga clic aquí, haga clic allá... No les doy (a los alumnos) el paso a paso, se trata de que ellos mismos lo descubran, lo prueben".

 

Y además de la docencia, ¿qué?

También estuvo trabajando en el proyecto colaborativo 'Cartagena 3D' que busca crear un modelo en tres dimensiones de toda la ciudad y colocar esos objetos en la capa de datos de Google Maps. Sin embargo por falta de recursos e inversión, y problemas de desconexión entre distintas instancias de la Administración Distrital, el proyecto está varado.

Cuando se presentó la iniciativa hace un par de año en Campus Party, a partir de allí surgieron otras propuestas similares como Medellín 3D, Bogotá 3D, Cúcuta 3D "son granitos de arena, pero no esperas que crezcan tanto".

Edison Monsalve es un trotamundos digital con mente abierta, todo lo prueba, lo explora, lo cacharrea, lo aplica y luego le cuenta a la gente sus opiniones. "Ser un trotamundos digital es tener la capacidad de probar todos los estados y tendencias posibles... tomar lo que más me gusta y reestructurarlo con mis propias ideas".

Él no tiene problema en llevar su mundo en una mochila y mirar qué sale. No le importa probarlo. No está interesado en casarse con marcas, tecnologías o software "se trata de funcionalidades, conocimientos y de la práctica que se implementa", porque ellas cambian todo el tiempo, lo que hoy es nuevo ya mañana está desactualizado.

De resto solo le queda una reflexión para sus pares: "meta a las tecnologías en sus clases, para eso están... Cuando la persona sabe que tiene que hacerlo y descubre el 'cómo' hacerlo, eso lo ayuda a adaptarse, a alimentar sus conocimientos y descubrir nuevas formas de aprender y enseñar".

e-max.it: your social media marketing partner
Read 5202 times
Eliana Álvarez

Asesora
Corporación Colombia Digital