Pagos Online: confianza, seguridad y experiencia

Pagos Online: confianza, seguridad y experiencia

Pagos Online: confianza, seguridad y experiencia

Los aprendizajes del primer gerente de la empresa líder en pagos virtuales en Colombia.

Una idea simple con una ejecución más compleja de lo esperado, pero que con dedicación por garantizar la seguridad de sus transacciones se ha convertido en un negocio no solo rentable para los clientes y usuarios, sino fructífero para sus creadores.

Pagos Online es la plataforma de pagos líder en Colombia que ahora se proyecta como la más grande en América Latina al convertirse en PayU. Su experiencia refleja cómo es posible pasar de 16 clientes a un millón de transacciones en un mes.

Diez años atrás, en pleno boom de las .com era en paralelo innovador y desafiante hablar de crear una plataforma de intermediación para gestionar transacciones económicas entre proveedores y compradores.

Julio Mario Camacho, socio fundador y primer gerente de Pagos Online, señala que “queríamos crear un sistema de pagos por Internet para que la gente no tuviera que consignar dinero”. Y lo consiguieron. Este ingeniero industrial y matemático de la Universidad de los Andes logró ganarse la confianza no solo de sus socios sino de cientos de miles de colombianos que con el paso de los años han usado su plataforma de pagos.

“Es un proceso largo y duro, nos tocó trabajar sin sueldo, creyendo en una idea y convencidos de que se podía hacer realidad”, afirma Camacho.

El funcionamiento de Pagos Online es sencillo. Quien ofrece un producto o servicio se registra en el sistema y empieza a brindar a sus clientes la opción de realizar pagos de forma virtual, usando Pagos Online. La plataforma se encarga de garantizar la seguridad de la transacción y asegura que no se trate de un fraude (cuestión de minutos). Una vez validada, tanto comprador como vendedor reciben un correo notificando el resultado exitoso de la transacción, de modo que el oferente dispone desde ese momento del dinero recibido y así gestiona el envío del producto.

 

Video tomado de: http://www.youtube.com/watch?v=csFGXP7b1g0

 

Las ganancias de Pagos Online provienen de una comisión por cada transacción realizada. En el caso colombiano las tarifas hoy van desde 3.49% sobre la transacción más algunos costos administrativos, pero en 2004 el panorama era distinto y los altos costos de comisión bancaria obligaron a la plataforma a empezar con tarifas de aproximadamente 6.8%, como recuerda Camacho.

“Para entrar al mundo de Internet hay que trabajar mucho, pero no se necesita demasiado capital para empezar. Lo que se necesita es tener una buena idea y sacarla al aire pronto, probar con los clientes y ver cómo resulta”. Y así lo hizo el equipo de Pagos Online, convencido de que su meta era posible y con una escala de desafíos similar a la de muchos otros emprendimientos: “primero subsistir, luego crecer e invertir, para finalmente rentar, pero sin dejar de invertir nunca”, aclara el exgerente de la compañía que hoy hace parte del PayU Group.

Pero mientras las transacciones aumentaban desde los 16 clientes que tenían al cerrar el primer año, el reto para este negocio en línea era equilibrar y hacer más eficiente el trabajo ‘off line’. “Tener un negocio en Internet también requiere de procesos físicos”, como la contabilidad, la gestión de clientes y algunos trámites de verificación de cuentas.

Además, este negocio estaba cimentándose en un terreno donde cometer un error es perder dinero y perder clientes. Al ser una plataforma de pagos y tratar directamente con el capital de las personas, es apenas comprensible que el negocio acepta muy pocos errores.

“Para 2004 teníamos una tasa de fraude cercana al 0.21%, pero en 2013 esa tasa se ha reducido hasta el 0.08%”, aclara Camacho, que aunque ya no está vinculado con la organización, sigue al tanto de los resultados de su gran emprendimiento.

Conocer a fondo la legislación vigente en cada país y ajustar la plataforma para que cumpla con los requisitos necesarios no solo en materia financiera sino en tratamiento y seguridad de la información es la base de este negocio que sigue creciendo, al punto que hoy ya hace parte de uno de los grupos de pagos en línea más importantes del mundo.

Pero detrás del empresario que puede ver hacia el pasado y contar una historia de éxito a partir de la idea de ahorrarle a la gente el hacer filas bancarias, está uno de los mayores aprendizajes que un emprendedor digital puede tener:

“Uno no elige un camino de éxito o de fracaso; el camino es de fracasos, pero si se aprende de ellos se llega al éxito”, concluye Julio Mario Camacho con toda la tranquilidad del camino recorrido y disfrutado.

 

 

***

Esta experiencia se produjo a partir del webinar de ‘Historia de Pagos On line’ organizado por el equipo del Diplomado de Nuevas Estrategias de Comercio Electrónico de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico y la Universidad Javeriana.

 

Video tomado: http://www.youtube.com/watch?v=i6pljIbDRgM

 

 

Sitio web: Pagos Online

 

*La información publicada por Colombia Digital corresponde a la suministrada por las fuentes primarias y se pone en conocimiento del público con el objetivo de promover el uso y apropiación de las TIC en el país

Read 5843 times