Conversaciones de Whatsapp podrían no servir como prueba judicial

Conversaciones de Whatsapp podrían no servir como prueba judicial

La manipulación del historial de conversaciones podría acabar con su validez jurídica.

Expertos en seguridad informática aseguran que es controversial la legitimidad de la mensajería de Whatsapp y, más aún, si se espera usar dichas conversaciones como prueba en un juicio.

Whatsapp es el sistema de mensajería instantánea con más de mil millones usuarios activos. El alto flujo de mensajes entre personas y grupos a través de la aplicación ha convertido a los historiales de conversación en pruebas de delitos antes los tribunales. Sin embargo, los expertos de seguridad informática de Adalid han encontrado que es posible manipular las conversaciones y que se encuentran en línea otras aplicaciones y tutoriales para para manipular la información contenida en Whatsapp, mensajes de texto y otros similares.

Una de las técnicas que permiten este tipo de manipulaciones se llama ‘Rootear’ que consiste en modificar el sistema operativo del dispositivo para ser controlado por el usuario y sobrepasar las limitaciones del fabricante. “Rootear un teléfono móvil es muy fácil, en Google se puede escribir la palabra root y la marca de su celular e inmediatamente obtendrá los pasos para hacerlo. Esta operación le permitirá, además, guardar una copia de toda la información del dispositivo en una tarjeta SD”, aseguró Andrés Guzmán, CEO de Adalid Corporation.

03282016 not01


De igual manera, las conversaciones que la aplicación guarda no están cifradas y se guardan como texto, por eso es relativamente fácil modificarlas conectando el aparato al ordenador y ejecutando algunos comandos que dan el control sobre el smartphone y las conversaciones guardadas en este.

Adicional a esto, existen ciertas claves para no dejar rastro de dichas acciones. No obstante, expertos en el tema, como Guzmán, aseguran que “aunque puede ser difícil saber si un mensaje de Whatsapp fue modificado, existen pruebas como el análisis en laboratorios de informática forense de los equipos, que nos pueden confirmar o dar pistas de acciones fraudulentas”.

Manipular mensajes de Whatsapps y SMS a través de un virus o de forma manual también es posible. Estas son algunas de las aplicaciones con las que se pueden llevar a cabo dichas acciones: WhatsApp Toolbox, Fake SMS Sender, SQLite Editor, entre otras. En vista de lo anterior, la pregunta que surge es: ¿podrían las Cortes no considerar las conversaciones de Whatsapp como pruebas en un juicio?

En relación a los mensajes de Whatsapp, Adalid menciona que existen varios requisitos para que estos sean tenidos en cuenta como pruebas en un juicio:

• Primero, debe existir un informe emitido por un perito informático certificado que asegure la autenticidad del contenido de la conversación.

• El dispositivo móvil en cuestión debe quedar a disposición total del caso y debe ser llevado al juicio como prueba, junto con material impreso que soporte el mismo contenido de las conversaciones presentes en el teléfono celular.

“No es tan sencillo como la gente se imagina usar conversaciones de Whatsapp como pruebas en un caso. Por ejemplo, la contraparte puede alegar suplantación de identidad o simplemente borrar las conversaciones que lo puedan incriminar”, concluye Andrés Guzmán.

Frente al tema, en la legislación colombiana aún no se tienen regulaciones específicas, aunque el nuevo Código General del Proceso y la Ley 527 de 1999, regulan todo lo relacionado con la presentación de documentos digitales en procesos judiciales.

e-max.it: your social media marketing partner
Read 11104 times
Corporación Colombia Digital

@colombiadigital

La Corporación Colombia Digital (CCD) es una organización dedicada a promover el uso y apropiación de las tecnologías de información y las comunicaciones, en beneficio del desarrollo social y económico.