Cultura en ciberseguridad

Cultura en ciberseguridad

Cultura en ciberseguridad

La seguridad digital está apoyada por las entidades públicas; pero los ciudadanos deben vincularse y conocer las iniciativas que los protejan en la red

Con la generación de los documentos CONPES 3701 de 2011 y CONPES 3854 de 2016 las entidades públicas, específicamente los sectores de defensa (militares y policías) se encuentran protegidos de ciberataques. Esta protección ha llegado a los ciudadanos que pueden acceder a la oficina de delitos informáticos de la Policía Nacional para hacer sus denuncias.

Esta política de Seguridad Digital, convierte a Colombia en uno de los países pioneros en apropiar e incorporar las recomendaciones en seguridad digital emitidas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El CONPES 3854 señala que “desafortunadamente, el incremento en la participación digital de los ciudadanos, trae consigo nuevas y más sofisticadas formas para atentar contra su seguridad y la del Estado. Situación que debe ser atendida, tanto brindando protección en el ciberespacio para atender estas amenazas, como reduciendo la probabilidad de que estas sean efectivas, fortaleciendo las capacidades de los posibles afectados para identificar y gestionar este riesgo. El primer enfoque corresponde al adoptado por el Documento CONPES 3701 ‘Lineamientos de política para ciberseguridad y ciberdefensa’ para contrarrestar las amenazas cibernéticas en el entorno digital. Política que enmarca los esfuerzos que ha adelantado el Gobierno nacional en el tema, y que logró (i) implementar en el país la institucionalidad existente en cuanto a seguridad y defensa digital; así como (ii) posicionar a Colombia a nivel internacional como uno de los líderes en ciberseguridad y ciberdefensa”.

Maximillian Kon, director de Wise Plant WiseCourses y WiseSecurity, señala que, en países como Colombia, al no tener conocimientos suficientes y profesionales en esta materia puede generar que los recursos queden mal invertidos al gastarse en sistemas no adecuados para cada caso lo cual genera como consecuencia unas brechas de seguridad y los problemas que se desencadenan de ello.

Sin embargo, Colombia al contar con medidas generadas desde el Gobierno y a través de documentos emitidos por la Dirección de Planeación Nacional, tiene mecanismos de protección para las entidades públicas y la infraestructura crítica del país. Sin embargo la tarea en seguridad digital debe ser trabajada en conjunto por parte de todos los actores involucrados: gobierno, ciudadanos y organizaciones privadas.

De acuerdo con el Ministerio TIC, el Conpes de Seguridad Digital integra los objetivos de defensa del país en relación con la lucha contra el crimen y la delincuencia en Internet. Para ello se hace un énfasis especial en la implementación de cinco frentes de acción específicos:

• Establecer un marco institucional claro en torno a la seguridad digital, basado en la gestión de riesgos.

• Crear las condiciones para que las múltiples partes interesadas gestionen el riesgo de seguridad digital en sus actividades socioeconómicas y se genere confianza en el uso del entorno digital.

• Fortalecer la seguridad de los individuos y del Estado en el entorno digital, a nivel nacional y transnacional, con un enfoque de gestión de riesgos.

• Fortalecer la defensa y soberanía nacional en el entorno digital con un enfoque de gestión de riesgos.

• Impulsar la cooperación, colaboración y asistencia en materia de seguridad digital, a nivel nacional e internacional.

Diego Zuluaga, especialista en Seguridad en Información, señala que la ausencia de sistemas de protección serios en el sector privado se debe a una falta de cultura general sobre el tema de ciberseguridad. “Hace falta que la gente entienda que es un asunto de protección personal y empresarial, una necesidad de primer nivel que ha dejado de ser algo lejano o de lujo”.

Read 697 times
Corporación Colombia Digital

@colombiadigital

La Corporación Colombia Digital (CCD) es una organización dedicada a promover el uso y apropiación de las tecnologías de información y las comunicaciones, en beneficio del desarrollo social y económico.